Toxo y Méndez ven posible un acuerdo, pero sin "intoxicaciones ni propuestas desconocidas"

Las posiciones están "muy alejadas" pero hay voluntad acuerdo

Valoran el acercamiento de los nuevos dirigentes de CEOE

Rubalcaba lamenta "polémica disparatada" de las centrales nucleares

Zapatero y Rubalcaba se reunen este sábado con los barones del PSOE para tratar el pacto social

nacional

| 21.01.2011 - 13:40 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y UGT, Cándido Méndez, han asegurado este viernes que es "posible y necesario" alcanzar un acuerdo con el Gobierno en materia de pensiones y reforma laboral, aunque han pedido que no haya "intoxicaciones, filtraciones" ni propuestas "desconocidas", como la nueva ayuda de 350 euros que se anuncia para los parados que no cobran prestación ni subsidios, toda vez que el día 25 de enero, fecha límite para la negociación, "está cerca y es momento de concretar posturas" entre las partes.

En rueda de prensa en Sevilla previa a una asamblea con delegados de CCOO y UGT, Fernández Toxo y Méndez han reconocido que actualmente las posturas de las centrales sindicales y el Gobierno en la negociación para la reforma de las pensiones están "muy alejadas", pero existe por su parte una "voluntad de acuerdo hasta el final".

Los sindicatos han valorado el "acercamiento" de los nuevos dirigentes de la CEOE, que "no tienen un actitud tan alejada como el Gobierno" en materia de negociación colectiva.

A su juicio, el Gobierno "debe dar un paso" adelante para propiciar el acuerdo que pasa por reconstruir el Pacto de Toledo y un cambio de actitud en relación con la negociación colectiva y con las pensiones.

Toxo ha aclarado que el Ejecutivo no ha puesto sobre la mesa de la negociación la propuesta de que sean necesarios 39 años de cotización para jubilarse a los 65 años ni la posibilidad de restablecer la ayuda para parados que hayan agotado las prestaciones con un importe de 350 euros, dos medidas con las que no estarían de acuerdo.

Méndez ha apuntado que la reforma laboral en sus meses de aplicación "ha hecho aumentar la temporalidad y se ha producido una situación interna de contratos indefinidos por temporales, además de abaratar los despidos", a lo que se suma "la incertidumbre que se mantiene en los mercados financieros".

Por su parte, el secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, ha lamentado que conozcan nuevos datos "a través de los medios", por lo que ha pedido "no se confunda ni intente confundir a la opinión, especialmente en temas sensibles que afectan a mucha gente". "Ya no estamos en el tiempo de la intoxicación pública sino de defender con claridad las posiciones de cada una de las partes", ha aseverado Toxo, para el que el acuerdo "debemos hacerlo posible porque es necesario", un acuerdo "amplio, que contemple cambios en los aspectos más groseros sobre las pensiones y la negociación colectiva", de forma que "la regulación de los derechos laborales, más allá de la ley, se establezca a través del convenio colectivo, pero la tendencia hasta ahora del Gobierno, que se ha retirado, era la individualización de las relaciones laborales, y eso era un disparate".

"El Gobierno sólo ve la reformas de las pensiones desde los resultados que les dan la hoja de cálculo, por lo que debe tener voluntad política, alejarse de los mercados y acercarse a sus ciudadanos", ha aseverado Toxo, quien ha mostrado su voluntad de acuerdo "hasta el final".

RUBALCABA: ACUERDO POSIBLE PERO NO CERCANO

El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, dijo hoy que es "posible" el acuerdo con los agentes sociales para alcanzar un gran pacto laboral y social, pero precisó que no lo ve "cerca", porque son "muchas las cosas que nos separan y las restricciones de unos y otros son importantes".

En relación a la polémica surgida por la propuesta de retrasar el cierre de centrales nucleares a cambio de que los sindicatos aceptaran el retraso en la edad de jubilación, el vicepresidente y portavoz del Ejecutivo, Alfredo Pérez Rubalcaba lamentó lo que calificó de "polémica disparatada". "No hemos hablado de política energética" señaló y reconoció que el Gobierno no ha sabido atajarlo a tiempo.

Rubalcaba reconoció que no ve más que ventajas al acuerdo, por lo que indicó que lograrlo beneficiará a la economía del país y a la fortaleza institucional. Sin embargo, advirtió de que, el próximo viernes 28 de enero es el día que el Gobierno se ha fijado para aprobar su anteproyecto de ley de reforma de las pensiones.

Respecto al contenido de ese pacto laboral y social, recordó que el objetivo es que incluya materias como las pensiones, el mercado laboral, los expedientes de regulación de empleo, la negociación colectiva y las políticas activas de empleo. Además, a petición de los sindicatos, se han incluido en la agenda de negociación las políticas industriales, energéticas y de I+D+i, precisó Rubalcaba.

Preguntado por la polémica generada por una información referida a que los sindicatos aceptaban la jubilación a los 67 años a cambio de prorrogar el cierre de la central nuclear de Garoña, Rubalcaba dijo que la lamentaba y no quiso culpar a nadie de ella. Para Rubalcaba, es una polémica "disparatada, que el Gobierno lamenta no haber podido cortar a tiempo".

Ante las reiteradas preguntas sobre el asunto, el vicepresidente insistió en que en un proceso de negociación "complejo" como el que hay abierto, con tanta gente y tantas mesas abiertas, surgen noticias "que, a veces, no ayudan". El Gobierno quiere el acuerdo y "lo mejor" para Rubalcaba es negociarlo con "discreción", porque, en su opinión, "da libertad a las partes para buscar salidas".

ZAPATERO Y RUBALCABA TRATARÁN ESTE SABADO CON LOS BARONES DEL PSOE LAS REFORMAS DEL PACTO SOCIAL

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el vicepresdente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, se reunirán este sábado, en la sede del PSOE en Ferraz con los secretarios generales de las federaciones socialistas y sus candidatos a las próximas elecciones autonómicas, para abordar las reformas que el Gobierno quiere consensuar en un pacto social.

Según informó el PSOE, el encuentro, que comenzará a las 10.00 horas, contará también con la participación del ministro de Trabajo, Valeriano Gómez; el vicesecretario general del partido y ministro de Fomento, José Blanco; el secretario de Organización y presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, y el vicepresidente tercero del Gobierno y presidente del PSOE, Manuel Chaves.

A la reunión han sido convocados el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán; el de Baleares, Francesc Antich; el de Castilla-La Mancha, José María Barreda; el de Extremadura, Guillermo Fernández-Vara; y el lehendakari del Gobierno vasco, Patxi López, así como el expresidente de la Generalitat de Catalunya, José Montilla.

Entre los secretarios generales y/o candidatos a las elecciones autonóicas, se espera la asistencia del asturiano Javier Fernández, la aragonesa Eva Almunia, la cántabra Dolores Gorostiaga, el canario José Miguel Pérez, el castellano-leonés Óscar López, el valenciano Jorge Alarte, el gallego Patxi Vázquez, el riojano Francisco Martínez Aldama, el madrileño Tomás Gómez, el navarro Roberto Jiménez, el ceutí José Antonio Carracao y el melillense Dionisio Muñoz. De Murcia acudirán tanto el secretario general, Pedro Saura, como la candidata Begoña García Retegui.