Toxo y Méndez avisan de que habrá "un huelgón" porque crece la indignación

Advierten al Gobierno de que "debe tomar nota" del éxito de la huelga general en Francia

nacional

| 08.09.2010 - Actualizado: 14:15 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

CC.OO. y UGT aseguran que el paro general convocado para el próximo 29 de septiembre "va a ser un huelgón" porque está creciendo la "indignación" entre los ciudadanos a medida que se están dando a conocer las razones de su convocatoria. Así lo expresaron las centrales sindicales en el Nueva Economía Fórum, en palabras del secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, quien compartió tribuna con su homólogo en

Méndez aseguró que la convocatoria se justifica por el giro de las políticas del Gobierno desde el mes de mayo, que, en su opinión, se ha convertido "un aluvión de medidas injustas, injustificadas y que justifican más que de sobra una huelga general", como la celebrada en Francia, de la que dijo que "el Gobierno debería tomar nota".

Y es que, según Toxo, los sindicatos no contemplan un escenario de fracaso de la huelga. Más aún, Méndez puso de manifiesto que, según las estadísticas, el 60% de los españoles cree que la huelga es justa. "Estamos abocados a la huelga", sentenció Toxo, quien puso la nota esperanzadora al decir que "después del 29 de septiembre está el 30", con lo que "aún no todo está perdido" y todavía hay margen para lograr un Pacto de Estado para implementar medidas que eviten que España siga quedándose atrás en la recuperación económica.

LOS SINDICATOS AUGURA MAS PARO

Por otro lado, ambos líderes sindicales coincidieron en que, de no revertir la política de ajustes del Gobierno, la salida de la crisis será más lenta y, como señaló Méndez, España se situará "en el vagón de cola" de la misma. Para Toxo, lo más preocupante de esta circunstancia es el paro que se avecina. Según aseguró, retirar de forma precipitada los 15.000 millones de euros que supone el último plan de ajuste sólo puede provocar mayor estancamiento y un aumento del paro.

"Ojala me equivoque, pero septiembre, octubre, noviembre, diciembre y probablemente gran parte del año próximo serán meses de crecimiento del paro", añadió antes de apostillar que estamos a las puertas de entrar en una situación de paro estructural superior al 20%."Esto del 0,3% (la previsión de caída del PIB del Gobierno para este año) puede ser sobrepasado por los hechos y esto lo vamos a pagar en 2010, 2011 y en años siguientes, porque puede suponer una instalación en una etapa estructural de paro superior al 20%", llegó a decir.

Más aún, alertó del peligro de suprimir la ayuda de 426 euros a partir del mes de febrero. Y es que, según dijo, hasta 744.000 personas dejarán de cotizar a la Seguridad Social este año por el agotamiento de las prestaciones contributivas, lo que supondrá una pérdida de 3.500 millones para las arcas públicas.

Por otro lado, los sindicatos pusieron el acento en lo que consideran otras las grandes razones para convocar una huelga general, la elevación de la edad de jubilación hasta los 67 años.

Para Toxo, esta medida supone "la demolición del Pacto de Toledo" ante la cual es preciso recuperar el consenso. En esta misma línea, Méndez acusó al Gobierno de asestar un duro golpe a dicho pacto. "No sabemos si mortal", apostilló.

CONFRONTACION EN LA NEGOCIACION COLECTIVA

En cuanto a la marcha de la reforma de la negociación colectiva, Méndez afirmó que la intromisión de la reforma laboral en la misma supone "una amenaza" para una negociación que ya estaba comprometida con anterioridad.

"Sinceramente creo que entorpece las negociaciones", indicó para añadir que, más aún, la nueva normativa de regulación del mercado laboral también facilita el descuelgue, con lo que la negociación bilateral ya está "malamente tocada".

Por su parte, Toxo recordó que las centrales sindicales ya han remitido un documento de propuestas de reforma de la negociación colectiva sin haber recibido algún ninguna respuesta por parte de la CEOE. "El problema es que los empresarios no saben lo que quieren", añadió.

PRESUPUESTOS Y UNIDAD DE CAJA

Por último, preguntados por si creen que el Gobierno cederá a las peticiones del PNV para sacar adelante los Presupuestos para 2011 y acometerá la ruptura de la unidad de caja, ambos líderes se mostraron discretos.

Méndez confió en que el Gobierno "no ceda y no admita ningún tipo de subterfugio", mientras que Toxo indicó que "es compatible el cumplimiento del estatuto de autonomía vasco con las transferencias sin ruptura de la caja de la Seguridad Social", y consideró un error "introducirse por ese territorio".