CCOO y UGT convocarán manifestaciones masivas para el 15 y el 18 de diciembre

Justifican las movilizaciones por la necesidad de instar a la patronal a desbloquear los convenios

Presentan el documento 'Alternativas sindicales a la política económica y social del Gobierno'

Toxo: "Vamos a ver si a base de guiños, el Gobierno se queda bizco"

Méndez: "Si uno guiña con dos ojos, no ve la realidad"

nacional

| 27.10.2010 - 11:51 h
REDACCIÓN

Los sindicatos CC.OO. y UGT han anunciado paros, huelgas y manifestaciones en los centros de trabajo "desde ya" y hasta el 15 de diciembre, que culminarán con manifestaciones "masivas" en las capitales de provincia el próximo 18 de diciembre. Así lo han puesto de manifiesto los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, durante la presentación en rueda de prensa del documento 'Alternativas sindicales a la política económica y social del Gobierno'.

DESBLOQUEAR LOS CONVENIOS

Las centrales sindicales justifican las movilizaciones por la necesidad de instar a la patronal a desbloquear los convenios colectivos, ya que sólo se han firmado el 11% de los que deberían haberse renovado, y de volver a pedir al Gobierno que modifique su política social y económica, la reforma laboral y sus propuestas en la reforma de las pensiones, tendentes a alargar la edad legal de jubilación a los 67 años. "No vamos a renunciar al diálogo social, pero un escenario de foto ahora no es el conveniente", ha indicado Toxo, para después señalar que "si el Gobierno se mantiene como ahora, el proceso de conflicto sigue abierto".

Los sindicatos calentarán durante noviembre y los primeros quince días de diciembre la segunda jornada de protesta a escala europea que las centrales de la UE preparan en rechazo al ajuste presupuestario que se impone desde Bruselas. "Hay otra alternativa para reconducir el déficit público", han remarcado, al urgir a "incentivar" los ingresos.

Toxo y Méndez han querido diferenciar la reedición del bloqueo en la renovación de los convenios durante este año, pues han recordado que patronal y sindicatos suscribieron el pasado 9 de febrero un acuerdo sobre negociación colectiva que, a juicio de Méndez, ya planteaba una "fortísima" moderación salarial.

En este sentido, el secretario general de UGT ha emplazado a la CEOE a no "recaer en la tentación" de levantarse de la mesa de negociación antes de materializar un pacto. "La CEOE no debería recaer en la tentación de después del ajuste presupuestario de mayo", ha precisado, sin dejar pasar la oportunidad para rechazar la propuesta de la patronal de "descuelgue general" de los convenios. "Queremos flexibilidad sí, pero fortaleciendo la negociación colectiva", ha apostillado.

PRIMER PASO DE LA CEOE PARA NEGOCIAR

Al respecto, Toxo ha admitido que la CEOE ya ha dado "un primer paso" para reformar la negociación colectiva, si bien se ha apresurado a desvincularlo de la petición pública del vicepresidente primero y portavoz del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, al tiempo que ha reiterado a la CEOE que fije su "compromiso" con el Acuerdo Interconfederal de febrero.

Para el líder de CC.OO., el diálogo a dos bandas con los empresarios pasa por "recuperar la confianza" con el desbloqueo de los convenios que aún están pendientes de renovar, en tanto que ha afeado al Gobierno por imponer la reforma de la negociación colectiva en un plazo de seis meses de plazo, tal y como recoge la reforma laboral. "(El plazo) sólo genera tensión, crispación y desincentiva la negociación", ha afirmado, y sí que lo ha vinculado al 29-S. "Es una invitación a un clima de conflicto social abierto".

Sobre la remodelación del Gobierno, Méndez ha dicho que "por muy bien que el Gobierno explique aquello que no está bien, no va a poder dar la vuelta al rechazo (a sus políticas)". "Que el Gobierno no crea que con el cambio en la agenda de comunicación amortigua el impacto del 29-S", ha añadido.

REMODELACION POR EL 29-S

Así pues, Méndez se ha felicitado del "éxito" de la huelga general, pues considera que la crisis de Gobierno sólo estuvo precedida de un "único acontecimiento relevante", en alusión al 29-S. "Primero decían que sólo cambiaría a Corbacho (ministro de trabajo saliente), pero luego ha hecho una crisis de tomo y lomo", ha recordado, para más tarde ironizar sobre qué motivo llevó al Gobierno a acometer esta remodelación. "Lo mismo la hizo en prevención por la visita del Papa a Cataluña", ha ironizado.

Los dos líderes sindicales han insistido en que el "cambio de caras" será "insuficiente" si no viene acompañado de una rectificación de la política económica, de una "reversión" de la reforma laboral y de la retirada de la propuesta de alargar la jubilación.

ESPERAN LA LLAMADA DEL GOBIERNO

Preguntados sobre si han mantenido contacto con el nuevo ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, tanto Toxo como Méndez han reconocido "conversaciones telefónica", pero han asegurado que no han mantenido aún ninguna reunión. Entre tanto, se han mostrado "expectantes" para fijar una cita en la próxima semana. Eso sí, Toxo ha dejado claro que es el Gobierno quien "está obligado" a llamar a las centrales.

Sobre Gómez, ambos han bromeado con la posibilidad de que su nombramiento significara un 'guiño' del Ejecutivo hacia los sindicatos. "Vamos a ver si a base de guiños, el Gobierno se queda bizco", ha dicho Toxo, a lo que Méndez ha agregado: "Si uno guiña con dos ojos, no ve la realidad".

Con todo, los sindicatos han presentado un documento, bajo el título 'Recuperar derechos y defender el Estado social y que consta de 22 páginas, como alternativa a la política que desarrolla el Ejecutivo. Entre las principales propuestas, destacan una reconversión fiscal, que se recupere el Impuesto de Patrimonio y Sucesiones, y varias tasas que graven al sector financiero, así como "acomodar" la fiscalidad de los beneficios empresariales.