Toxo dice que la huelga será un éxito y Méndez defiende que es una inversión

Otros sindicatos como CSIF, ATA, ANPE, SATSE o la Gremial del Taxi no participarán en el paro

nacional

| 13.11.2012 - 14:55 h
REDACCIÓN

El secretario general de CC.OO, Ignacio Fernández Toxo, ha afirmado este martes, en relación la huelga sindical, que "quien se juega las cosas de verdad es la sociedad" en su conjunto y no tanto los sindicatos, dado que una movilización masiva frente a las políticas de recorte es una "inversión" para garantizar el futuro del país y del Estado del Bienestar. Otros sindicatos, como CSIF, ATA, ANPE, SATSE o la Gremial del Taxi, hana anunciado que no participarán en el paro.

Toxo, tras asistir en Madrid a una asamblea de trabajadores de Metro, ha afirmado que el éxito de participación en esta convocatoria "está garantizado" y que no se pondrá en duda al día siguiente. A su juicio, existe una "indignación pasiva" de la sociedad ante las actuales políticas nacionales y comunitarias que se transformará este miércoles en "participación activa" y en "exigencia" de "cambio" y otra "alternativa" para salir de la crisis.

El líder de CC.OO ha destacado también que una de las exigencias de la huelga general, en caso de que persistan las actuales políticas de ajuste, es que el Gobierno central convoque un referéndum para conocer si la ciudadanía está conforme o no con su "deriva" económica. Además, ha remarcado que el Gobierno aún no ha presentado "todo lo que tiene preparado" en materia de ajustes y ha expresado su temor a que después de las elecciones autonómicas de Cataluña se comience a aplicar las medidas del rescate. "Se está preparando un escenario a espaldas de los españoles", ha ahondado Toxo para recortar que en Grecia la población es un 40 por ciento más pobre tras el rescate.

"LA AUSTERIDAD NO ES LA SALIDA"

En su intervención en la asamblea de trabajadores, Toxo ha afirmado que con las políticas de austeridad "no hay salida" a la crisis y el único camino al que conducen es a "más recesión y más paro", apuntando en que en Europa alcanza los 25 millones de desempleados y el paro va en aumento.

"Hay seis millones de parados que no pueden hacer huelga aunque quieran, hay nueve millones de pensionistas que no pueden hacer huelga aunque quieran", ha recalcado Toxo, para recalcar que participar en la convocatoria de este miércoles es una "inversión" para intentar lograr una alternativa a las políticas de austeridad y mantener para las generaciones futuras el Estado de Bienestar.

Además, ha enfatizado en los esfuerzos que se están desplegando para vencer el miedo de los trabajadores que tienen más dificultades para secundarla porque tienen sobre sí "el piquete empresarial antihuelga". Por ello, ha hecho un lanzamiento a la ciudadanía para que mañana no consuman y pospongan sus compras al día después y apoyen esta movilización.

Preguntado por los medios de comunicación sobre si la huelga suponía un deterioro de la imagen de España en el exterior, Toxo ha replicado que quien merma la confianza sobre España es la actual política económica del Gobierno.

MENDEZ LLAMA A LA CIUDADANÍA A PLANTAR CARA

Por su parte, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha defendido que la huelga general convocada para mañana, 14 de noviembre, contra el proyecto de Presupuestos para el próximo año y las políticas de recortes "no es un gasto, sino una inversión".

"Estamos perdiendo a chorros millones de euros todos los días con los jóvenes ingenieros o enfermeros que se marchan a buscar trabajo a Alemania porque aquí no encuentran", ha subrayado Méndez, quien destaca que los sindicatos están acostumbrados a que "pasado mañana, se digan las pérdidas que ha causado la huelga y que ha sido un fracaso".

Así lo ha señalado el líder de UGT en una rueda de prensa que ha ofrecido este martes en la localidad navarra de Burlada antes de participar en una asamblea con delegados y afiliados al sindicato para explicar los motivos del paro general.

Méndez ha llamado a la ciudadanía a "plantar cara" y a "ejercer el derecho constitucional" a la huelga general para que "cambie el rumbo de las políticas de recortes" y "defender la protección social". También ha emplazado a la sociedad a "salir a las calles" y a realizar "una huelga de consumo, un gesto efectivo que iría más allá de lo simbólico", ha dicho.