Zapatero sobre su futuro: "Está pensado. Sé cómo hacer las cosas y cuándo"

Tensión en el PSOE, en espera de la decisión de Zapatero sobre su futuro

Rubalcaba mantiene el 'suspense' sobre el Comité Federal del PSOE y sólo dice que él no está nervioso

El PSOE desea evitar la división interna sea cual sea la decisión de Zapatero

Gómez aconseja no gastar tiempo en hablar de otra cosa que no sea 22M

nacional

| 01.04.2011 - 13:36 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Silencio en el partido y máxima expectacion política ante el Comité Federal que el PSOE celebra este sábado. La incógnita es si Zapatero aclarará el enigma sobre su futuro político. El motivo de la reunión, para eso ha sido convocada, es aprobar los programas marcos para las próximas elecciones, pero el debate ya está desatado. Zapatero en una entrevista que mañana publican varios diarios asegura sobre su futuro: "Está pensado. Sé cómo hacer las cosas y cuándo".

El presidente del Gobierno y líder del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, ya tiene pensada una decisión sobre su futuro, según revela en una entrevista que este sábado publicarán varios diarios, en la que asegura: "Está pensado. Sé cómo tengo que hacer las cosas y cuándo". "Tengo un apoyo impresionante de mi partido", sostiene Zapatero en un adelanto de la entrevista que hoy publica "El País" y que mañana recogerán también los diarios "Le Monde", "Der Spiegel", "Gazeta Wyborcza" y "The Guardian".

"Sé la responsabilidad que tengo. Sé que mi responsabilidad es hacer lo mejor para España y para el PSOE. Y como pienso que en esa tarea de contribuir al mejor resultado para el partido tengo una cierta hoja de servicios, con toda modestia lo digo, sé cómo tengo que hacer las cosas y cuándo", recalca.

Zapatero reflexiona sobre la importancia de la estabilidad política e institucional y destaca la tarea que hay por delante en el ámbito económico. "Ese trabajo lo estoy haciendo", indica, para garantizar a continuación que el Gobierno "va a cumplir y agotar la legislatura", y que va a tener el respaldo parlamentario "suficiente", algo que considera "una muy buena noticia económica".

El líder socialista recuerda que siempre ha procurado contribuir al proyecto de un partido que tiene 132 años de historia, que ha gobernado dos tercios del periodo democrático moderno y que es "una gran fuerza social". Después de rememorar que ha ganado dos elecciones generales, reconoce que, "como es natural, en política se tienen momentos mejores y peores".

REUNIÓN CLAVE DEL COMITE FEDERAL

El Comité Federal del día 2 de abril fue señalado semanas atrás por dirigentes territoriales del PSOE como el momento para que Rodríguez Zapatero desvelara su decisión de no optar a un tercer mandato y abrir con ello el proceso de selección de su sucesor. Eran varios los secretarios generales que presionaban en ese sentido con el argumento de que ese era el mensaje que les había llegado del entorno más cercano al presidente como algo "hecho", en referencia a la decisión de anunciarlo, aunque quedaría por definir la gestión del día después.

Sin embargo, ese mismo entorno difundía después la idea de que nada habría de extraordinario en una reunión, se subrayaba con énfasis, "ordinaria" del Comité Federal para aprobar el programa marco para las elecciones del 22 de mayo.

El principal encargado de desinflar la expectación ante el Comité Federal fue el secretario de Organización, Marcelino Iglesias, después de que Rodríguez Zapatero dejara claro a puerta cerrada que su prioridad seguía siendo sacar a España de la crisis, y nada más.

Apenas unas horas antes de que se celebre esa reunión del Comité Federal la expectación sigue disparada, y también la total incertidumbre de los dirigentes socialistas, que únicamente cuentan con sus propios deseos para vislumbrar lo que puede ocurrir.

Siguen siendo los mismos los que creen que el presidente tiene que anunciar su marcha antes de las elecciones del 22 de mayo porque sólo así se enviará un mensaje de alivio al electorado socialista. Al frente de esa opinión, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, decía públicamente que incluso el sábado "ya es tarde" para eso.

Mientras, el principal señalado como relevo en caso de que Rodríguez Zapatero confirme su intención de no optar a un nuevo mandato, Alfredo Pérez Rubalcaba, se resiste a soltar prenda y a desvelar siquiera si espera algo de la reunión del Comité Federal. "Mañana lo sabrán ustedes, no es éste el sitio, ya saben"; "mañana en la sede del partido (Zapatero) dirá lo que tenga que decir", han sido sus respuestas.

Siguen siendo también los mismos, aunque más movilizados en los últimos días, quienes creen que lo mejor para el partido, y desde luego para el país, es que el presidente no anuncie nada aún sea cual sea su decisión, y se centre en agotar la legislatura para culminar las reformas económicas pendientes. En esa tesis se mantienen la mayoría de quienes le auparon a la Secretaría General en el 35 Congreso Federal, entre ellos varios ministros y ex ministros, y también cuadros jóvenes que se sienten herederos de la gestión del presidente.

El secretario general del PSM y candidato a Presidencia de la Comunidad de Madrid, Tomás Gómez, ha recomendado este viernes a los presidentes autonómicos y aspirantes del PSOE a las próximas elecciones que "no gasten un solo segundo" en hablar de otra cosa que no sea el 22-M. "No voy a gastar un solo segundo en algo que no sea hablar de lo que se juegan los madrileños el 22 de mayo. Ni recomiendo a ningún presidente autonómico ni candidato del PSOE que gaste ni un solo segundo", ha manifestado tras ser preguntado por si el Comité Federal que celebra el PSOE este fin de semana

Quienes así opinan son una parte importante de los diputados y senadores, y miembros de la Comisión Ejecutiva, especialmente molestos al comprobar que el debate interno sigue copando las reflexiones de muchos dirigentes y cabeceras de medios de comunicación mientras las prioridades de los ciudadanos, alertan, nada tienen que ver con eso.

Subrayan que España tiene aún importantes reformas pendientes que aplicar, que acaba de enviar tropas a Libia, que el escenario dentro y fuera de España es extraordinariamente complejo y delicado, y el Gobierno, con el presidente a la cabeza, tiene que estar centrado en eso, y con el partido detrás. Tal es la preocupación con la que perciben determinados movimientos y reflexiones, que han comenzado a moverse para defender algo que consideran fundamental, y es que el partido no puede permitirse un escenario de división interna.

Creen que, sea cual sea la decisión de Rodríguez Zapatero y, en su caso, sea cual sea su sucesor, debe encarnar la suma de sensibilidades internas que el actual secretario general ha consolidado en sus equipos, y contar con el respaldo de toda la organización.

La ministra de Sanidad, Leire Pajín, confesaba que no sabe lo que ocurrirá, pero se ha mostrado "muy tranquila" porque confía "plenamente" en Rodríguez Zapatero. Según Pajín, Zapatero "siempre ha demostrado que tome la decisión que tome y la tome cuando la tome lo va a hacer pensando en los intereses del país y el partido, por ese orden".

Pero, por el momento, creen que un anuncio del presidente no zanjaría el debate sino que volcaría la campaña del 22 de mayo en Rodríguez Zapatero y su sucesión, y que entorpecería considerablemente la gestión del Gobierno. Ellos son quienes más están presionando en los últimos días y quienes han conseguido en gran medida desactivar la convicción de que el día 2 habría anuncio, pero unos y otros reconocen que saber, parece que nadie sabe nada.