Teddy Bautista en libertad sin fianza y con cargos

SGAE convencida de que se despejará cualquier duda sobre su comportamiento

nacional

| 03.07.2011 - 11:28 h
REDACCIÓN

El presidente de la Sociedad General de Autores y Editores, Teddy Bautista, así como el director general y el director financiero de la institución, Enrique Loras y Ricardo Azcoaga, respectivamente, han quedado en libertad "con cargos y sin fianza".

Según consta en el auto dictado por el juez Pablo Ruz de la Audiencia Nacional, los tres están imputados de "un delito de apropiación indebida de especial gravedad atendiendo al valor de la defraudación", que puede ser penado con hasta seis años de prisión.

Asimismo, de "administración fraudulenta", por el que la ley contempla hasta cuatro años de cárcel.

Y, en el caso de Bautista, se le imputa también "un delito societario por negativa o impedimento a los socios del ejercicio de los derechos de asociación y participación", según señala el auto, y precisa que la pena puede llegar hasta los doce meses de multa.

Tras permanecer en la Audiencia desde primera hora de la mañana para prestar declaración, los tres directivos de la SGAE han abandonado la sede judicial en un coche con las lunas tintadas y sin hacer declaración alguna a los periodistas que esperaban a la puerta de la Audiencia.

La libertad provisional y sin fianza decretada por el magistrado está justifica por las "particulares circunstancias de arraigo en España" de los tres imputados, por lo que existe escasa probabilidad de que se sustraigan a la acción de la Justicia.

No obstante, el juez ha decretado la prohibición de salida del territorio nacional y la retirada de pasaportes a los tres responsables de la SGAE.

Junto a Bautista, Loras y Azcoaga, el viernes fue detenido el director general de la filial digital de la SGAE -la Sociedad Digital de Autores y Editores (sDae)-, José Neri, a quien los investigadores sitúan como máximo responsable de la trama delictiva.

También a otras cinco personas relacionados con la empresa Microgénesis, vinculada a Neri y que, según su página web, realiza trabajos de consultoría y tiene entre sus clientes a la propia SGAE.

Se trata de Antonia García y Elena Vázquez, esposa y cuñada de Neri, respectivamente, así como de Eva García, Rafael Ramos y Celedonio Martín.

Dos de ellos, Eva García y Celedonio Martín, continúan a esta hora prestando declaración en la Audiencia Nacional, mientras que los otros cuatro detenidos no pasarán a disposición judicial hasta mañana.

SGAE convencida de que se despejará cualquier duda sobre su comportamiento

La SGAE está convencida de que, una vez que el juez Pablo Ruz de la Audiencia Nacional haya analizado toda la información de que dispone, "se despejará cualquier duda sobre el comportamiento de la sociedad de autores".

En un comunicado facilitado tras la puesta en libertad del presidente de la SGAE, Teddy Bautista, la entidad ha querido reiterar que desde el primer momento "ha puesto todo su empeño en colaborar activamente con la Justicia para el rápido esclarecimiento de los hechos".

Y ha señalado que, "en el caso de que se demuestre que la entidad ha sufrido algún perjuicio por parte de los proveedores contratados por el área de informática, adoptará las medidas legales oportunas y reclamará daños y perjuicios de aquellos".

Una declaración que llega poco después de que Bautista, el director general de la SGAE, Enrique Loras, y el director financiero, Ricardo Azcoaga, quedarán en libertad sin fianza tras ser imputados de apropiación indebida y administración fraudulenta.

Los tres fueron detenidos el viernes junto a otras cinco personas, entre las que está el director general de la filial digital de la SGAE -la Sociedad Digital de Autores y Editores (sDae)-, José Neri, a quien los investigadores sitúan como máximo responsable de la trama delictiva.

Tras prestar declaración desde primera hora de hoy en la Audiencia Nacional, los tres responsables de la SGAE han abandonado la sede judicial en un automóvil para dirigirse a sus casas.

Los autores y editores han querido, en el comunicado, expresar su solidaridad con las familias del presidente y de los directores que ya han sido puestos en libertad.

Y piden que se respete, como un derecho constitucional, la presunción de inocencia.

La SGAE "abrirá sus puertas mañana lunes 4 de julio y ofrecerá a sus socios y clientes, con completa garantía, los servicios que presta habitualmente", agrega la nota.