Susana Díaz, sin apoyos para la investidura

Podemos y Ciudadanos condicionan su posición a la expulsión de Chaves y Griñán

nacional

| 07.04.2015 - Actualizado: 16:22 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los tres partidos que podrían facilitar la investidura de la socialista Susana Díaz como presidenta de la Junta (PP, Podemos y Ciudadanos) mantienen su posición y las condiciones que le trasladaron hace más de una semana a la espera de la nueva ronda de contactos.

A diez días de la sesión constitutiva del nuevo Parlamento andaluz (16 de abril), la presidenta en funciones del Ejecutivo regional, Susana Díaz, ha subrayadoy la "necesidad" de que la comunidad tenga un gobierno "cuanto antes" y ha asegurado que "el tacticismo y los intereses de los partidos no pueden estar por encima de los intereses de los andaluces".

"Andalucía no puede perder ni un minuto, tiene que ganarlo, y cuanto antes todos tenemos que ejercer con responsabilidad lo que los ciudadanos han dicho en las urnas, y darle a Andalucía ese gobierno que agilice y acelere la recuperación y que contribuya a que la sientan las personas", ha sentenciado.

Ha manifestado que ahora son los partidos los que "tienen que iniciar entre ellos" las reuniones para constituir la Cámara y permitirle "esa estabilidad" y ha mostrado su confianza en que "todas las fuerzas políticas entiendan también qué han dicho los andaluces en las urnas".

La dirigente socialista ha pedido "responsabilidad" al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y le ha acusado de "boicotear que Andalucía tenga estabilidad" después de que los andaluces "hayan dicho con claridad quienes y cómo quieren que les gobierne", línea que también ha seguido el número dos del PSOE, Juan Cornejo.

Por su parte, el jefe del Gobierno ha garantizado hoy que el PP "no va a intentar formar Gobierno con nadie" en Andalucía y ha subrayado que es a Díaz a quien corresponde la iniciativa para llamar a los grupos y explicar su programa y objetivos.

Desde Podemos, su líder a nivel nacional, Pablo Iglesias, ha advertido a Díaz de que "no hay nada que hablar" mientras "no responda afirmativamente" a las peticiones planteadas por su formación, puesto que éstas "no son negociables".

"Es una manera de manifestar nuestra voluntad hacia el diálogo, pero no son negociables. No va a haber un mercado persa", ha dejado claro Iglesias, quien ha subrayado que la oferta planteada por la candidata de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, es "muy clara y de sentido común", por lo que no da margen para la discusión.

Ha hecho hincapié en que se trata de "líneas rojas, no de tres propuestas negociables", en referencia a la dimisión de los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán, a que no se ejecuten desahucios y a que se reduzca el número de altos cargos y asesores para así contratar a médicos y profesores.

La otra formación que podría facilitar la investidura a Díaz con su apoyo en primera votación o abstención en posteriores votaciones, Ciudadanos, ha insistido también en que su abstención está condicionada a la aceptación de medidas contra la corrupción y ha avisado de que "no cambiará" su decisión por "sillones" o pactos en las municipales y autonómicas.

Entre las propuestas "inamovibles" para sentarse a negociar, Ciudadanos plantea que no haya imputados en las instituciones, en referencia a Chaves y Griñán, la tipificación como delito de la financiación ilegal de los partidos, la democratización interna mediante elecciones primarias o la reducción de altos cargos.

Rivera dice que Sánchez y Díaz no han cumplido su palabra al no expulsar a Griñán y Chaves. El presidente de Ciudadanos (C's), Albert Rivera, ha acusado al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, de no cumplir su palabra al no expulsar de su formación a los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán.

En este sentido, ha insinuado que esto podría deberse a que los expresidentes fueron sus "jefes" y "facilitaron los avales para la secretaría a Sánchez" y "pusieron a Díaz de recambio" en Andalucía.

Susana Díaz, acompañada de Chaves y Griñán en Parlamento Andaluz, solo tiene los insuficientes 47 votos del PSOE para su investidura. 62 votos en contra. Díaz necesitaría quitarse a Chaves y Griñán, para tener, por ejemplo la abstención de Ciudadanos, que tampoco sería suficiente. Seguirían siendo más los del no. Tampoco sería suficiente con la abstención solo de Podemos, porque entonces el Sí y el No empatarían a 47.

Susana Díaz necesita la abstención de Ciudadanos y Podemos juntos, el más difícil todavía sí de uno de ellos, lo abstención del PP. En ese caso Susana Díaz si podría renovar su presidencia.