Sánchez y López ofrecen "utopía" y Díaz guarda silencio sobre su decisión

nacional

| 26.02.2017 - 13:30 h
Más sobre: PSOESuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

Los dos únicos aspirantes de momento a liderar el PSOE, Pedro Sánchez y Patxi López, han coincidido hoy en ofrecer utopía frente a la resignación, a la espera de que la presidenta andaluza, Susana Díaz, despeje las dudas sobre su candidatura. "No tengan duda de que hablaré", ha prometido.

Y es que hoy no era el momento, según Díaz, de hablar de los procesos internos del partido, ya que su jornada estaba centrada en reunirse en Valencia con el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, antes de asistir en la localidad de Mislata a la celebración del Día de Andalucía.

"Habrá momento de hablar de quién", ha dicho al ser preguntada por los medios de comunicación sobre las primarias. "No tengan duda de que hablaré", ha indicado, antes de insistir en que, por respeto a su tierra y a todos los andaluces, hoy no iba a hablar de su partido.

"Me parecería feo por mi parte que yo aprovechara el Día de Andalucía para hablar de mí, no lo vería lógico", ha aseverado la dirigente socialista, que ha destacado además que el PSOE está "en pleno debate" sobre cuestiones como las tratadas en la conferencia económica de ayer y ya después se hablará del quién.

Una idea en la que ha coincidido el presidente de la Generalitat y secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, en cuya opinión ya habrá tiempo de hablar sobre las primarias del partido. Cuando eso ocurra, "como decía Gramsci, la vida es tomar partido", ha agregado.

Sobre el foro de ayer, en el que se debatió un primer borrador para la ponencia económica del congreso federal de junio, Díaz ha indicado que la economía de la igualdad y de las personas es la que recorre el programa económico del PSOE, un partido que aspira a que los ciudadanos vivan mejor, sin prometer "recetas mágicas", sino con planteamientos "realistas".

Mientras tanto, Sánchez se ha desplazado a Aldeanueva de Ebro (La Rioja) para continuar con sus actos multitudinarios con militantes, y López se ha desplazado a Burgos, con un auditorio más discreto. Curiosamente, ambos han apelado al mismo término para sustentar sus respectivos proyectos, la utopía.

"Eso de la izquierda posible suena a izquierda resignada. No renunciemos a la utopía. Gracias a ella el socialismo hizo posible lo imposible", ha dicho Sánchez en respuesta a las palabras de ayer del portavoz de la gestora, Mario Jiménez, en un foro económico.

López, por su parte, ha asegurado en Burgos que él se presentaba "para construir una nueva utopía socialista que una a todas las personas progresistas" del país. "Me presento para levantar de nuevo la cabeza con orgullo y decir: 'Yo soy socialista'", ha agregado.

SÁNCHEZ EXPLICA QUE SU PRETENSIÓN ES RECUPERAR A UN PSOE "AUTÓNOMO"

Pedro Sánchez, quien ha explicado que su pretensión es recuperar a un PSOE "autónomo", que haga "una oposición útil y responsable", ha dicho ver al PP "nervioso" ante la posibilidad de que gane él las primarias de su partido.

Aunque ha aludido en su intervención a la situación de España y de Europa, fundamentalmente se ha centrado en el momento por el que pasa su partido, que "debe recuperar su autonomía, su credibilidad y cumplir la palabra dada".

De no ser así, ha advertido, "no podrá recuperar el corazón de millones de votantes de izquierdas, que saben que la única fuerza capaz de ganar al PP es el PSOE".

LÓPEZ ASEGURA QUE LLEGARÁ HASTA EL FINAL

Patxi López, por su parte, ha garantizado que no va a renunciar a competir por el liderazgo del PSOE, convencido de que el suyo es el único proyecto que puede volver a unir a su partido.

Y es que muchos dirigentes socialistas no ocultan su temor estos días a que el PSOE salga todavía más dividido del congreso federal de junio.

"Un partido dividido, un partido que enfrenta a unos militantes contra otros, irá al desastre", ha avisado López, que se ha comprometido a ser secretario general "a jornada completa", en alusión velada a Díaz, que es también presidenta de la Junta de Andalucía.

Tras asegurar que llegará hasta el final con su candidatura a la Secretaría General "sin apaños ni pactos extraños por arriba", López ha insistido en que, si es elegido, llamará al día siguiente al resto y, si no lo es, seguirá en política y ofrecerá su ayuda al nuevo líder porque "la solución de la crisis del socialismo está en el socialismo".