Susana Díaz hace suyas las medidas anticorrupción de Ciudadanos

Propone un pacto anticorrupción y que los delitos corrupción no prescriban

Promete bajar los impuestos y un plan para aflorar la economía sumergida

nacional

| 04.05.2015 - Actualizado: 18:51 h
REDACCIÓN

La candidata socialista a la Presidencia de la Junta, Susana Díaz, ha proclamado que "un nuevo tiempo" se "avecina" en España y Andalucía se ha "adelantado" a lo que, con "toda probabilidad" va a suceder en las próximas semanas en los ayuntamientos y meses después en España.

Díaz ha hecho esta reflexión al inicio de su discurso en la sesión de investidura del Parlamento de Andalucía, en la que ha recalcado que los ciudadanos se expresaron de forma "concluyente" en las elecciones autonómicas del 22 de marzo aunque también señalaron "cómo quieren que se les gobierne desde el diálogo", por lo que ha hecho un llamamiento "para transformar esa pluralidad en una herramienta útil".

PACTO ANTICORRUPCION

Díaz, en este sentido, ha ofrecido un "gran acuerdo de todos" contra la corrupción que incluye más de 20 medidas y que aunque sea de "ámbito andaluz" tenga vocación de "servir de modelo" al resto de España. Ha propuesto un acuerdo "riguroso, autoexigente y que demuestra que la unidad de todos los grupos por combatir la corrupción en todos los ámbitos de la vida pública hasta exterminarla".

Entre las medidas que Díaz ha propuesto se encuentran la creación de una Oficina de Prevención del Fraude y la Corrupción en Andalucía, la aprobación de una Ley de Buen Gobierno y Estatuto de Altos Cargos o que separar de inmediato a cualquier cargo público, electo o designado que resulte imputado por corrupción política.

En lo que hace referencia a las competencias estatales, la presidenta de la Junta prometió que pedirá que se cree un registro público estatal donde se centralice toda la información relativa a los partidos políticos y al que todas las administraciones tendrán obligación de enviar toda la información que atesoren; que los cargos políticos tengan que responder con su patrimonio a los fraudes de corrupción que cometan, y que esto sea imprescriptible, que se prohíba por ley conceder un indulto a los responsables que cometan este tipo de delitos y que se tipifique el delito de financiación ilegal de los partidos y sindicatos (otra reclamación de Ciudadanos).

REGENERACION POLITICA

Por último, en lo que se refiere a la regeneración política, Díaz anunció que pedirá al Congreso de los Diputados que se apruebe una reforma electoral por la que los presidentes autonómicos y los alcaldes sean elegidos por sufragio universal, con segunda vuelta si ningún candidato obtiene mayoría absoluta en la primera, y con votación de listas desbloqueadas.

En otros ámbitos, Díaz prometió reducir un 10% los altos cargos y personal eventual contratado por la Junta, aprobar una ley de emprendedores, reducir entre dos y cinco puntos el IRPF a las clases medias, fijar en 175.000 euros el mínimo exento para el Impuesto de Sucesiones y en 250.000 si los herederos tienen menos de 21 años; aumentar un 20% el presupuesto en I+D+i y que las empresas puedan crearse con un solo trámite, en dos días y sin coste de tasas administrativas.

En materia social, se comprometió a incrementar en 12.000 las plazas de atención infantil, a aprobar una ley que blinde el carácter público de la sanidad, a limitar a 90 días el tiempo de espera para operaciones cardíacas y a extender a toda la región la realización de pruebas de detección precoz del cáncer de mama y el colonorrectal.

También anunció que pondrá ascensores en las viviendas donde vivan personas mayores o con discapacidad, que prohibirá por ley vender viviendas públicas a fondos de inversión, que aprobará una ley de servicios sociales con una carta de derechos y deberes de sus usuarios y otra para conceder una renta básica social a los ciudadanos, como reivindica Podemos.

Díaz ha abierto pasadas las 12,00 horas el debate de investidura como presidenta de la Junta en el Parlamento andaluz recordando a los grupos políticos que "para que pueda haber oposición es imprescindible como condición previa que haya gobierno".

En un debate marcado por la falta de un acuerdo político que garantice su investidura, Díaz ha señalado al inicio de su intervención que "quien quiere ejercer la oposición ha de tener claro que para ejercer con tal cometido debe de permitir que haya gobierno" porque "de lo contrario ni unos ni otros podremos dar cumplimiento al mandato de los ciudadanos y haríamos un flaco favor a nuestra tierra".

La candidata socialista ha hecho un llamamiento a los cinco grupos políticos a "transformar la pluralidad" existente de la Cámara fruto del resultado electoral del 22 de marzo en una "herramienta útil" que sirva para solucionar los problemas de la gente y afrontar retos de futuro de Andalucía y ha advertido de que "muchos ojos están depositados en Andalucía porque se ha adelantado al nuevo tiempo político que se va a abrir en España".

Susana Díaz será investida presidenta de la Junta si el martes consigue en la votación mayoría absoluta. Si no es así, se volverá convocar una nueva sesión, transcurridas 48 horas (que se empezarán a contabilizar una vez finalizado el pleno el martes) para que se produzca una nueva votación, y la confianza se entenderá otorgada si obtuviera mayoría simple en la segunda o sucesivas votaciones.