Sortu es el "enésimo intento" de ETA de entrar en las instituciones, según el abogado del Estado

La Fiscalía, sobre Sortu: "El hábito no hace al monje"

nacional

| 22.03.2011 - 12:44 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El abogado del Estado Manuel Rivero ha defendido ante la Sala del 61 del Tribunal Supremo que Sortu es "el enésimo intento" del complejo ETA/EKIN para entrar en las instituciones democráticas y ha tratado de aparentar una confrontación entre el sector militar y político de la organización que nunca ha existido. Por ello, su inscripción en el Registro de partidos del Ministerio del Interior debe prohibirse. Durante su alegato en el Tribunal Supremo, el representante de los servicios jurídicos del Estado ha señalado que los informes policiales contra Sortu contienen pruebas y documentos que sirven para constatar que no se ha dado un debate real que haya tenido como resultado el rechazo de la violencia por parte de la nueva formación política.

Ha recordado que ningún miembro de la izquierda abertzale ha condenado jamás los 676 asesinatos que ETA ha cometido en el tiempo en que Batasuna ha estado en las instituciones. "Se pretende aparentar en medios de comunicación y otros foros que existe una confrontación entre el sector político y el militar -dijo-. Pero no es creíble que esas discrepancias hayan madurado en unos pocos meses y que la izquierda abertzale, sin dejarse un solo pelo en la patena, apoye en bloque a Sortu", ha manifestado ante el alto tribunal.

En una primera parte de su intervención, el abogado del Estado se dedicó a contextualizar el momento de la aparición de Sortu al considerar que la realidad social debe ser tenida en cuenta con la Sala. Así, distinguió entre izquierda abertzale "con minúsculas", que es una palabra utilizada en la jerga política para describir una determinada orientación política, y la Izquierda Abertzale (IA), como conglomerado de organizaciones, que persiguen la independencia del País Vasco, el socialismo y el feminismo, pero bajo el paraguas de ETA.

La IA, guiada por ETA

Esta IA ha estado guiada por ETA desde su principio, según Rivero, que ha añadido que siempre que ha habido escisiones han sido tratadas de forma hostil por parte de la organización terrorista. "Pretenden decirnos que ha habido un debate en la izquierda abertzale (*), pero paara cualquier observador, no ha habido ruptura, sino una tolerancia mutua", ha añadido, justificando esta afirmación en el hecho de que ETA, "está más debil, no está en condiciones de imponer sus condiciones políticas y no tiene más remedio que 'tragar'", aunque sigue dando sus directrices.

Tras ello, el abogado del Estado ha pasado a analizar el contraindicio presentado por Sortu, su rechazo a la violencia, que pretende ser un giro copernicano, que por primera vez en 50 años, la izquierda abertzale decide separarse de ETA. Según el abogado del Estado, esto no es cierto, porque la ponencia debatida en el seno de la IA (Zutik Euskal Herria) aparece en apenas algunas ocasiones la palabra "armada".

Las conclusiones de esa ponencia, por el contrario, son la necesidad de reconstruir Batasuna "no hay referencias a este cambio tan sustancial e histórico", ha insistido. Sobre los estatutos de Sortu, el abogado del Estado ha dicho que contienen "críticas a la violencia inusitadas, repiten lo mismo decenas de veces", pero no hay una condena expresa a ETA. Es decir, realizan rechazo genérico, ""que lo mismo serviría para condenar el boxeo que un terremoto."

Pruebas

Entre las pruebas para refrendar su tesis, el abogado del Estado citó la aparición del nombre de Sonia Respaldiza, representante de Sortu, en los papeles de Ibón Ferández Iradi, "Susper" con el mismo "nivel de encriptación" que el del resto de apuntes; así como la entrevista en el diario Gara en el que miembros de la organización señalan que el documento " Zutik Euskal Herria" fija la posición política de la izquierda abertazle. "Es decir, demuestra la apuesta de ETA por Sortu ", según Rivero.

Una de las pruebas más contundentes de la conexión directa de Sortu con ETA es el auto de septiembre de 2010 del juez Fernando Grande-Marlaska, sobre EKIN, donde señalaba a sus miembros como comisarios políticos de la izquierda abertzale.

La Fiscalía, sobre Sortu: "El hábito no hace al monje"

Por su parte, la Fiscalía ha sostenido que Sortu no debe ser inscrito como partido político porque "no ha roto amarras con ETA" y sólo cumple "aparentemente" la legalidad para poder volver a las instituciones, y ha concluido diciendo: "El hábito no hace al monje".Así lo ha explicado el fiscal jefe de la sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Supremo (TS), Antonio Narváez, durante la segunda jornada de la vista oral que celebra la Sala del 61 para estudiar las demandas interpuestas por la Fiscalía y la Abogacía del Estado para impedir la inscripción de Sortu por considerarlo continuidad de Batasuna.

Narváez ha dicho que Sortu está cumpliendo "aparentemente" con la legalidad ante las próximas elecciones del 22 de mayo, pero que el rechazo de la violencia que figura en sus estatutos es un "paso insuficiente".Ha asegurado también que "no se ha producido una ruptura de Batasuna con el resto del entorno de la izquierda abertzale, ni tampoco con ETA" y ha hecho hincapié en que en este proceso lo importante son los documentos de los que se dispone, mientras que lo que han dicho los testigos vale de complemento de estos.

Los miembros de la Policía y de la Guardia Civil que elaboraron los informes sobre Sortu incorporados a las demandas testificaron ayer y dijeron que esta formación forma parte de la estrategia de ETA y cuenta con su beneplácito. Además, ha indicado que aunque actualmente se está en un contexto diferente, ya que ETA mantiene un alto el fuego, la banda no ha cesado su actividad y la prueba de que sigue activa es que ayer mismo fue detenida en Francia una presunta terrorista. "Es fácil decir que rechazan los actos violentos, pero lo importante que tiene que analizar la Sala es si Sortu ha roto con la formación ilegalizada de la que ha nacido", ha argumentado.

Para el fiscal el problema no es que Sortu tenga una determinada ideología, sino que lo importante es que se desligue de ETA, cuya actitud hasta el momento de silencio "es importante", ya que "los silencios a veces hablan más que las palabras".El representante del Ministerio Público ha recordado que hasta que ETA no emitió su comunicado de alto el fuego el pasado mes de enero Sortu no fue presentado, por lo que "no hablamos de un nuevo escenario, sino de algo que todavía está sujeto a ETA-Batasuna".

Fraude de ley

En opinión de la Fiscalía, según Narváez, existe un verdadero fraude de Ley y existe un paralelismo entre las iniciativas de la izquierda abertzale, Batasuna y ETA. La Sala especial también tendrá que valorar, según el fiscal, la razón por la que los promotores de Sortu no estuvieron en la presentación de esta formación. "Si lo que se pretende formalmente es cumplir el canon de legalidad y decir que son otra formación, lo único que se está cumplimentando es un ropaje formal de una aparente ruptura", ha añadido Narváez, para quien Sortu se ha rodeado de un hábito para tratar de desvincular de Batasuna a los promotores, "cuatro personas sin ningún pasado político".

También ha destacado que no estamos en el mismo supuesto que otros porque no se trata de anular una candidatura o una coalición electoral, sino de evitar la inscripción de un partido. El fiscal ha concluido que la Fiscalía pretende ser lo más objetiva posible, por lo que ayer mismo "no tuvo reparo" en retirar uno de los indicios de conexión directa entre Sortu y ETA que aportaba en su demanda, el referido a una cuenta bancaria del promotor de Sortu José Javier Artola.