El incendio de Ibiza está "mucho más estabilizado" aunque todavía no ha sido controlado

Afecta a unas 1.440 hectáreas

Unos 1.800 abonados se han quedado sin luz esta madrugada por el incendio

El Gobierno balear remarca que su máxima prioridad es proteger los núcleos urbanos porque el viento podría cambiar

nacional

| 27.05.2011 - 10:21 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

El incendio que afecta desde el miércoles a una zona montañosa del noreste de Ibiza se está estabilizando "poco a poco" y su perímetro, de unas 1.440 hectáreas, no ha aumentado durante el día gracias a las labores de extinción y a las beneficiosas condiciones climatológicas.

La consellera balear de Interior en funciones, Pilar Costa, y el presidente del Consell de Ibiza, Xico Tarrès, han informado esta tarde a los periodistas de la evolución del incendio, que comenzó en la Serra de la Morna y que es ya el más grande registrado nunca en la isla. La consejera ha afirmado esta tarde que el incendio de Sant Joan de Labritja (Ibiza) y que ya ha afectado a un perímetro de 1.440 hectáreas, se encuentra "mucho más estabilizado", si bien el fuego todavía no ha podido ser controlado.

Técnicos del Instituto Balear de la Naturaleza (Ibanat) han realizado hoy una primera estimación de 1.230 hectáreas de superficie quemada, en un perímetro que alcanza las 1.440 hectáreas en cuyo interior hay pequeñas zonas que no han ardido.

El área quemada en el incendio que afecta desde el miércoles a esta zona de pinar del municipio de Sant Joan de Labritja supone un 2,5 % de toda la superficie de Ibiza.

Costa ha explicado que son "moderadamente optimistas" respecto a su desarrollo ya que, aunque a las 18:00 horas sigue activo y sin controlar, está "mucho más estabilizado". "Ojalá mañana (por el sábado) podamos decir que se ha estabilizado", ha añadido.

La máxima preocupación de los efectivos encargados de su control es la dispersión del fuego, con varios focos cercanos a dos localidades, Sant Joan de Labritja y Portinatx, así como las viviendas que se encuentran repartidas por el perímetro.

El viento sopla actualmente en dirección noreste con una fuerza de 5 kilómetros por hora y girará esta tarde hacia el este, un cambio que, según ha destacado Costa, favorece las labores de extinción.

Según fuentes de la Aemet, las condiciones meteorológicas en el norte de Ibiza también serán mañana propicias para la extinción del incendio, ya que el viento amainará y las temperaturas bajarán.

Durante el día no ha habido que desalojar nuevas casas y hasta el momento se han registrado daños de diferente consideración en diez viviendas, de las cuales solo una ha quedado afectada de importancia, ha apuntado Tarrès.

Por tanto, el balance de desalojados por las autoridades sigue siendo de entre 220 y 250 personas de unas cien viviendas, sin tener en cuenta los turistas que han abandonado hoteles a instancia de los operadores turísticos o casas de forma voluntaria.

Alrededor de 500 personas, entre militares, bomberos, técnicos, voluntarios, policías y guardias civiles, siguen trabajando esta tarde en las labores de control del fuego, así como 20 dispositivos aéreos, entre aviones y helicópteros, que lo seguirán haciendo hasta que caiga la noche. Además, según ha informado Costa, mañana llegarán a la isla siete vehículos con 20 agentes forestales especializados de la Comunidad Valenciana.

El presidente del Consell ha afirmado que aunque aún no se pueden "lanzar las campanas al vuelo", están satisfechos de la progresión del incendio y, siempre bajo la premisa de la "prudencia", ha opinado que en condiciones normales el perímetro del incendio "no tiene por qué aumentar".

Los momentos más tensos del incendio se han vivido esta madrugada, cuando el fuego ha llegado al núcleo de Sant Joan y efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) han tenido que salvar 'in extremis' quince viviendas amenazadas por las llamas.

El fuego ha afectado al cableado eléctrico y 1.800 abonados de Endesa se han quedado esta madrugada sin luz, de los cuales unos 300 continuaban esta mañana sin suministro eléctrico. También hay otros 300 clientes de Telefónica que no tienen línea y que tardarán un par de días en recuperarla.

El incendio se declaró el miércoles en la Serra de la Morna, una zona de densa vegetación de pinar, y su origen podría haber sido una brasa desprendida de un aparato para crear humo que usaba un apicultor para adormecer a las abejas.

El hombre, que fue detenido acusado de un delito de incendio forestal por imprudencia grave, permanece arrestado hasta que el juez conozca el contenido de un informe de la Guardia Civil sobre el origen del fuego.