Sigue activo fuego de los Arribes de Duero

nacional

| 02.08.2010 - 15:00 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Continúa activo el fuego forestal declarado el pasado 30 de julio en el Parque Natural Arribes del Duero en el que trabajan medios terrestres y aéreos para que las llamas no vuelvan a reavivarse.

Según ha informado el alcalde de Villarino de los Aires (Salamanca), José Martín, "la situación está ya más o menos controlada" y, según sus cálculos, desde que comenzó el incendio la madrugada del pasado 30 de julio, "se habrán quemado alrededor de mil hectáreas".

SE REPRODUCEN FOCOS

Durante la mañana de este lunes ni se han reproducido fuegos ni se han localizado focos, salvo algunos robles que aún se encuentran ardiendo en el paraje denominado "La Jareta", en el término de Cabeza de Framontanos, junto con Pereña de la Ribera y Villarino de los Aieres.

Fuentes de la Junta de Castilla y León han aclarado en un comunicado que el incendio permanece activo, sin que por el momento hayan podido aportar cifras sobre número de hectáreas totales calcinadas y han precisado que los primeros indicios indican que el incendio pudo haber sido intencionado.

El primer día las llamas afectaron sobre todo al término de Pereña de la Ribera y quedaron a 500 metros del casco urbano.

Después de diez horas de trabajo ese día el incendio se reprodujo, cuando parecía que ya estaba controlado, y se quemaron alrededor de 350 hectáreas.

El sábado 31 de julio las llamas se volvieron a reavivar y la situación se agravó ya que el fuego estuvo muy cerca de algunas viviendas del barrio de Santa Catalina del municipio de Villarino de los Aires.

En esa fecha, según el consistorio de Villarino de los Aires, se quemaron más de cien hectáreas.

Ayer por la tarde el incendio se reprodujo por tercera vez entre los términos de Pereña de la Ribera y Cabeza de Framontanos, y el fuerte viento originó que en unas cinco horas se calcinaran alrededor de 500 hectáreas, según fuentes municipales.