Decenas de miles de personas marchan en Bilbao porque "no aceptan un no" ni "cuarentenas"

A la petición de legalización de Sortu

nacional

| 19.02.2011 - 20:21 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La marcha convocada este sábado en Bilbao bajo el lema 'Bakerantz. Legalizazioa' (Hacia la paz. Legalización) ha contado con la participación de varias decenas de miles de personas y ha finalizado con un comunicado en el que se ha hecho una advertencia al Gobierno y a la Justicia española de que "no se aceptará un no por respuesta" ni "cuarentenas" a la petición de legalización de Sortu.

La manifestación, que ha partido desde la zona de La Casilla pasadas las cinco y media de la tarde, y ha finalizado una hora y media después en el Ayuntamiento de la capital vizcaína, ha contado con la presencia de miembros del PNV, EA, Aralar, EB-Berdeak, Alternatiba, ERC y la izquierda abertzale.

El manifiesto final, leído por dos de los convocantes (la andereño de las ikastolas del franquismo Kontxita Beitia y el miembro de la diáspora vasca César Arrondo), ha recordado que el objetivo de esta convocatoria era "adoptar una disposición activa, decidida, resuelta" porque "la Paz y la Democracia con mayúsculas requieren del compromiso de todas y de todos".

"El eco de nuestro silencio, el silencio plural y activo de las miles de personas que nos hemos dado cita aquí, el de las miles de conciencias más que sintonizan de pleno con el objetivo contenido en esta manifestación. El eco ensordecedor de este silencio activo, decidido, resuelto, ha de retumbar allá donde corresponda. De momento en el Gobierno de España, en su Fiscalía General, en el Tribunal Supremo", han explicado.

Asimismo, han añadido que, después de la presentación de los estatutos de Sortu el pasado 7 de febrero, "no sólo no aceptamos un no por respuesta", sino que "no son de recibo cuarentenas sobrevenidas o consideraciones antijurídicas influenciadas por intereses políticos".

En este sentido, han señalado que "la esperanza comienza a entrar de nuevo en la sociedad vasca" y desean que "esta vez venga para quedarse".

En concreto, han precisado que la esperanza se refiere a que "el alto el fuego de ETA se convierta en definitivo", al fin de "cualquier actividad violenta, de cualquier imposición antidemocrática", al respeto a los derechos humanos, civiles y políticos, individuales y colectivos, a la instauración de una democracia "integradora que nunca antes hemos conocido en Euskal Herria". "En definitiva, la esperanza de la Paz", han insistido.

Por este motivo, desde la convicción de que no se puede "tolerar que nadie vuelva a truncar esa esperanza", han apostado porque "la conciencia crítica acumulada" en la marcha de este sábado "se abra paso cada día, se haga notar en nuestro ámbito personal y social".

"Lo que defendemos con esta manifestación representa sólo un paso. Un paso importante, eso sí. El paso necesario a día de hoy. Pero lo que está en juego es mucho más. Es demasiado lo que podría estar tan cerca. Que el grito silencioso y plural de hoy estalle en un efecto multiplicador, convierta en clamor social el pregón de nuestra pancarta: Bakerantz. Legalizazioa", han concluido.

SILENCIOSA

La marcha ha transcurrido silenciosa, salvo por los numerosos 'irrintzis' que se han lanzado durante la misma, sin ningún lema ni pancarta al margen de la que abría la comitiva y con varias ikurriñas en manos de algunos manifestantes.

La pancarta ha sido portada por los convocantes de la manifestación, entre los que se encontraban Jesús Uzkudun (CC.OO.), el ex alcalde de Getxo Iñaki Zarroa (PNV) o los responsables de la lectura del manifiesto. Tras ellos, han marchado varios responsables de Sortu, entre los que se encontraba Iñaki Zabaleta.

La convocatoria también ha contado con la presencia de miembros del PNV como sus parlamentarios Nerea Antia, Inigo Iturrate, Maribel Bakero, Bakartxo Tejeria, Mikel Martínez, Unai Rementeria y María Eugenia Arrizabalaga, así como el candidato a la Alcaldía de San Sebastián, Eneko Goia.

Por parte de Aralar, su delegación contaba con su vicecoordinador, Jon Abril, mientras que la representación de Euskoa Alkartasuna estaba encabezada por su secretario general, Peio Urizar, y la de Ezker Batua-Berdeak por el coordinador general de esta formación, Mikel Arana.

También han acudido el secretario general de ELA, Adolfo Muñoz, Oskar Matute (Alternatiba), Joan Ridau (ERC), el ex presidente del Athletic Club José María Arrate o el abogado Iñigo Iruin.