Si gana Susana Díaz integrará a quienes quieran "arrimar el hombro"

"No comparto estos presupuestos", asegura y advierte a Nueva Canarias que quienes concurren en una coalición electoral tienen que "compartir las posiciones"

Susana Díaz

nacional

| 03.04.2017 - 11:50 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

La presidenta andaluza y candidata a las primarias del PSOE, Susana Díaz, ha asegurado hoy que en su partido "cabe todo el mundo" y si es elegida secretaria general no le importará "a quién haya apoyado cada uno" e intentará contar "con los mejores" y lo que estén dispuestos a "arrimar el hombro"."Yo siempre he aplicado la cohesión, la convivencia; lo hice cuando estuve al frente del PSOE de Sevilla y como secretaria general del PSOE de Andalucía, y lo haré porque quiero ser la secretaria general de todo el partido, de todos los sectores y sensibilidades", ha asegurado en una entrevista en la Cadena Ser.

Díaz se ha mostrado convencida de que el PSOE puede volver a ganar las elecciones y, tras defender que los candidatos a las primarias son "compañeros de viaje", ha indicado que si todos tienen claras las "reglas de juego", al día siguiente de este proceso su partido estará "en mejores condiciones" de lograr la victoria.

Sobre un posible apoyo de Nueva Canarias, socio electoral del PSOE, a los presupuestos del Estado, ha recalcado que quienes concurren en una coalición electoral tienen que "compartir las posiciones" y ha señalado que no tiene datos de que dicha formación vaya a apoyar las cuentas del Estado. "No comparto estos presupuestos porque si estamos en la senda de la recuperación económica no pueden seguir siendo otra vez de austeridad y sufrimiento, y además estos presupuestos falsean la realidad", ha sostenido la presidenta andaluza, que ha apostillado: "Evidentemente, estos presupuestos no los podemos aprobar".

No obstante, ha recordado que "todavía" no es secretaria general, pero en su momento trasladará su opinión a su socio electoral.

Tras esbozar algunas propuestas de su proyecto, ha asegurado que si es la nueva líder del PSOE hará suyas las propuestas y enmiendas que salgan de la ponencia del Congreso.

Respecto a si se arrepiente de algo del proceso que provocó la caída de Pedro Sánchez como secretario general, ha dicho que en aquel Comité Federal hubo "muchos excesos de toda índole, sobre todo verbales" y el PSOE no debe volver a cometer esos "errores". "Fueron unos días muy dolorosos y lo más doloroso es que el PSOE discutía sobre la celebración de un congreso en veinte días cuando íbamos camino de unas terceras elecciones", ha recalcado, tras lo que ha señalado que fue todo "muy desafortunado".

Preguntada si consultará a los militantes los eventuales pactos poselectorales si es secretaria general, ha dicho que eso ya se hace en las asambleas y también se consulta a la ejecutiva y el comité director, pero lo que nunca hará es "poner sobre los hombros de los compañeros la responsabilidad" si tiene una "derrota electoral". "El PSOE lo tiene que regular igual que lo tiene regulado este país; el artículo 92 de la Constitución dice con claridad lo que se puede consultar y el PSOE no es un partido asambleario", ha recalcado, tras lo que ha asegurado que los militantes socialistas tienen "el mayor nivel de decisión" de un partido en este país, en referencia a las primarias.