Sexta Conferencia de Presidentes, la primera sin todos los mandatarios autonómicos

nacional

| 15.01.2017 - 16:24 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La sexta Conferencia de Presidentes, la segunda con Mariano Rajoy a los mandos, será la primera cumbre de este tipo a la que no asistan todos los jefes de ejecutivos autonómicos, ya que no estarán ni el catalán, Carles Puigdemont, ni el vasco, Íñigo Urkullu.

Se trata de un foro instaurado por José Luis Rodríguez Zapatero en el año 2004 y que con el PP en el Gobierno sólo se ha reunido en octubre de 2012.

Ahora, cuatro años y pico después, el cambio del sistema de financiación autonómica se prevé que sea la estrella de la cumbre, aunque también se hablará, y mucho, de la ley de dependencia y de los recursos para su sostenimiento.

Una cita que culminará previsiblemente con una decena de acuerdos rubricados, entre ellos los ya citados para impulsar la reforma de la financiación autonómica y sobre dependencia, pero también otros sobre el bono social, la educación y la mayor participación de las comunidades en los asuntos europeos, entre otros.

Considerada el máximo órgano de cooperación entre el Estado y las comunidades, la conferencia se regirá por el formato habitual: desayuno informal a primera hora con el Rey, Rajoy y los presidentes autonómicos, así como los de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, en la biblioteca del Senado, y reunión posterior a puerta cerrada, en la Salón de Pasos Perdidos.

Ésta es la primera cumbre como Rey de Don Felipe, que, como príncipe, acompañó a su padre, Juan Carlos I, en todas las conferencias, excepto en la de 2007.

Si el tiempo acompaña, se prevé que la foto de familia se tome en la fachada de la Puerta del Rey de la Cámara alta, en la Plaza de la Marina Española, y, en caso contrario, se podría recurrir al antiguo salón de plenos.

Ya en la reunión a puerta cerrada, y ante una mesa en forma de U presidida por Rajoy, se sentarán los presidentes autonómicos siguiendo un orden protocolario, que responde al de aprobación de sus estatutos de autonomía.

En ausencia de los dos presidentes cuyos estatutos fueron aprobados antes, el catalán y el vasco (diciembre de 1979), Rajoy compartirá la cabecera de la mesa con el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo; la de Andalucía, Susana Díaz; el de Asturias, Javier Fernández, y el de Cantabria, Miguel Ángel Revilla. Los estatutos de estas cuatro comunidades vieron la luz en diciembre de 1981.

Algo más de doce años han pasado desde la conferencia del 28 de octubre de 2004, la primera de la historia de la democracia, que permitió reunir en el Senado a todos los jefes de los ejecutivos regionales, incluido al entonces lehendakari Juan José Ibarretxe, quien mantuvo la incógnita hasta el último momento.

Fue anunciada por Zapatero en su discurso de investidura y promovida por el entonces ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, y nació con la intención de celebrarse con carácter anual, pero esa idea se fue diluyendo con el tiempo.

De ese modo, aunque hubo una segunda convocatoria el 10 de septiembre de 2005, las posteriores citas se fueron dilatando y aplazando en varias ocasiones. Con Zapatero, se repitió en el 2007 y en el 2009.

Las dos primeras conferencias se centraron en la financiación de la sanidad y, si bien la tercera -enero de 2007- tuvo su eje principal en la investigación, el agua y la inmigración, pasó a la historia por el "lapus linguae" del entonces presidente Zapatero, quien se refirió al atentado terrorista de Barajas como un "trágico accidente".

Tras varios aplazamientos, la cuarta conferencia se celebró el 14 de diciembre de 2009, ya en plena crisis económica y con una agenda centrada en la ley de economía sostenible y el empleo.

Hubo que esperar tres años para que se reuniera la quinta, el 2 de octubre de 2012, con Rajoy en el Gobierno, y giró en torno a la crisis económica y el cumplimiento de los ajustes para reducir el déficit.

Al igual que en ediciones anteriores, esta sexta conferencia concluirá con la rueda de prensa del jefe del Gobierno y posteriormente las de los presidentes autonómicos y de las dos ciudades autónomas.

En las primeras ediciones de la Conferencia, las ruedas de prensa tenían lugar de forma simultánea, hasta 19, contando a Ceuta y Melilla, aunque en esta ocasión sólo se han habilitado cinco salas, por lo que tendrán que celebrarse por turno, para alivio de los informadores.