Se mantiene el estado de alerta 4, tras la operación antiyihadista en España y Marruecos

nacional

| 26.08.2015 - 15:07 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Sigue abierta la operación contra el yihadismo que ayer dejó 14 detenidos entre España y Marruecos. Pretendían reeditar en nuestro país las masacres perpetradas por los integrantes del DAESH con la intención, informa interior, de establecer un clima de psicosis e inestabilidad.

En San Martin de la Vega, los vecinos del detenido aún hoy no dan crédito. Le veían como una persona discreta, normal. Nadie sospechaba que en sus planes estuviera cometer grandes atentados en España. Aissha no sale de su asombro. Cuando hace dos meses contrató al presunto yihadista, nada le hacía imaginar que saldría esposado de su locutorio.

Dice que nunca vio nada extraño en su comportamiento. La policía ha requisado todo ese material para estudiarlo, ya que el detenido podría haber tratado de ocultar sus conexiones yihadistas, tras el intenso tráfico de datos que generan los clientes en el locutorio.

Tendrán mucho que analizar, ya que hay que demostrar, primero, que el presunto yidahista utilizaba sus conexiones para captar y adiestrar personas para que luchasen en Siria e Irak, y segundo su relación con los 13 detenidos en la operación yihadista de este martes. Una célula que, según el ministerio, pretendía llevar a cabo masacres tanto en España como en Marruecos.

En España, con esta operación, son ya 54 los detenidos por terrorismo islamista. Los servicios de inteligencia aseguran que, aun así, 125 personas han partido desde nuestro país para unirse al Estado Islámico.

OPERACIONES

Más de una operación policial al mes, es lo que llevamos en España este 2015. Un ritmo alarmante que ha ascendido desde que las redes sociales son su principal herramienta de captación. En febrero, la primera del año, cuatro fueron los detenidos en Melilla y Cataluña. Utilizaban Internet para hacer proselitismo de actividades terroristas. En Marzo, ocho nuevos arrestos. Integraban una misma célula encargada de enviar combatientes a Siria e Irak. Y ellos los combatientes retornados a España, radicalizados y con experiencia militar, es la principal preocupación de las fuerzas de seguridad. De hecho en Abril, "la operación Caronte" consigue desarticular un grupo preparado para atentar en España.

Las últimas detenciones este verano. La mujer en Canarias, de nacionalidad española, acusada de reclutar niñas para enviar a zonas controladas por DAESH después de lo que los expertos antiyihadistas llaman, adoctrinamiento express. Chicos que después de una vida aparentemente normal están dipuestos a enrolarse a la yihad tras apenas unas semanas de adoctrinamiento. Como el joven de San Martín de la Vega.

EEUU ya habla de España como vivero de terrorismo yihadista. Y el caso del joven del tren de Francia, no ayuda después de sus 7 años en Algeciras. El Ministro de Interior francés asegura que recibía consignas directas del Estado Islámico. Van ocho meses, y ya son 67 los detenidos en 7 operaciones. España está en nivel 4 de alerta.