Se entrega un día después de matar a su pareja y al hijo de ésta a golpes

nacional

| 05.02.2011 - 13:47 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Un hombre de 36 años y nacionalidad marroquí se ha entregado en una comisaría de la Policía Nacional en Cornellá (Barcelona), donde ha admitido ser el autor de la muerte de su pareja, de 46 años, y el hijo de ésta, de 22, ambos españoles, en la localidad almeriense de Roquetas de Mar.

Según han informado este sábado fuentes de la Subdelegación del Gobierno, el hombre se entregó este viernes por la tarde a la Policía, mientras que la muerte de la mujer y su hijo se produjo el jueves.

Ambos cuerpos presentaban fuertes golpes, al parecer provocados con un objeto contundente, como un martillo, que les causó la muerte, han añadido fuentes policiales.

La mujer, que tenía el hijo de un anterior matrimonio, no había presentado ninguna denuncia por malos tratos, y el presunto asesino tampoco tenía antecedentes penales.

El presunto asesino ha sido identificado como M.S., mientras que los nombres de la mujer y su hijo corresponden con las iniciales C.C.T. y A.M.C., respectivamente.

Se entregó tras varias horas deambulando

La mujer asesinada en Roquetas de Mar, según han informado fuentes policiales, había residido en Cataluña con el autor del crimen hasta hace aproximadamente un año, cuando decidieron trasladarse a Andalucía en busca de trabajo.

Concretamente, según las fuentes, la pareja había iniciado su relación en Cataluña, y convivió durante algún tiempo en una población del Área Metropolitana de Barcelona, hasta que tomaron la decisión de trasladarse a Roquetas de Mar con el hijo de ella en busca de trabajo.

Tras cometer el crimen, el hombre huyó en dirección a Cataluña, aunque al llegar a esta comunidad, y tras unas horas deambulando, decidió entregarse en la comisaría de Cornellà.