Santi Vidal deja el Senado tras decir que el Govern tiene datos fiscales ilegalmente

La Fiscalía ordena investigar si el Govern tiene datos fiscales de forma ilegal

El Govern se someterá a una auditoría de la gestión y uso de datos fiscales

El Gobierno ve "necesario" que la fiscalía investigue si lo que dijo Vidal es cierto

nacional

| 27.01.2017 - 12:16 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El senador de ERC Santi Vidal ha presentado este viernes por la mañana su "renuncia voluntaria" al escaño, tras haber dicho que el Govern tiene los datos fiscales de los catalanes ilegalmente. En un comunicado de ERC, Vidal se ha referido a esas declaraciones: "Es evidente que, tomadas en su literalidad, no se ajustan a la realidad".

"Debería haber contrastado mejor las informaciones antes", ha alegado Vidal, ahora suspendido como juez por participar en el borrador de una constitución catalana. "En ningún momento he querido poner en duda" que el actual Govern actúa con absoluto respeto a la legalidad vigente, asegura, y justifica su dimisión como senador para no ser un obstáculo al proceso soberanista.

También ha afirmado que hizo esas declaraciones en "un tono coloquial, intentando ser didáctico sobre el proceso". Ha añadido que las decisiones que se tomen en cada momento tendrán "la cobertura legal del Parlament y de la ley Transitoriedad Jurídica" catalana.

SUSPENDE SU AGENDA PUBLICA

Santi Vidal suspende además su agenda pública, para no generar más polémica, y seguirá "trabajando discretamente" por la independencia de Cataluña. "Lo último que haré es dar excusas al Gobierno del Estado" para impedir que los catalanes puedan votar su futuro político en un referéndum, lo que él considera lo más importante, por lo que no quiere comprometer ese objetivo.

EL FISCAL INVESTIGA

El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, ha ordenado este viernes al fiscal superior de Cataluña, José María Romero de Tejada, que abra una investigación en relación a las declaraciones hechas por el senador de ERC Santiago Vidal en las aseguro que el Govern tenía los datos fiscales de los catalanes de forma ilegal.

Según informa la Fiscalía en una nota, estas declaraciones "supondrían unan grave vulneración de los derechos de los ciudadanos" y por ello ordena abrir una investigación "en defensa de la legalidad, del respeto a las instituciones constitucionales y en tutela de los derechos fundamentales de los ciudadanos".

Vidal, suspendido como juez de la Audiencia de Barcelona por participar en la redacción de una constitución para una Catalana independiente, dijo en un foro en noviembre: "En este momento el Govern de la Generalitat de Catalana tiene todos vuestros datos fiscales. *Eso es legal? Pues no, porque eso está protegido por la Ley de Protección Bases de Datos del Gobierno español".

Se trata de un extracto de una conferencia que Vidal ofreció en el 24 de noviembre en el Museu de Granollers (Barcelona), y que formaba parte de una serie de participaciones del juez en diferentes localidades catalanas para hablar del proceso soberanista.

El juez defendió ante el mismo auditorio que el Gobierno español "utiliza todas las armas, legales e ilegales" y, en este sentido, aludió a las conversaciones salidas a la luz entre el que era ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, y el que exdirector de la Oficina Antifraude de Catalana (OAC) Daniel de Alfonso sobre buscar pruebas contra políticos independentistas.

EL GOVERN SE SOMETERÁ A UNA AUDITORÍA DE LA GESTIÓN Y USO DE DATOS FISCALES

El gobierno de la Generalitat ha anunciado hoy que se pone "a disposición" de la Autoridad Catalana de Protección de Datos para "someterse, a petición propia, a una auditoría de la gestión y uso de los datos de carácter fiscal". En un comunicado, el Departamento de la Vicepresidencia, Economía y Hacienda de la Generalitat, dirigido por Oriol Junqueras, ha recalcado que es "absolutamente falso" que el Govern "tenga todos los datos fiscales de los contribuyentes catalanes".

Así, el Govern ha desmentido nuevamente a Santiago Vidal, que esta mañana ha dimitido como senador de ERC tras haber asegurado que el ejecutivo catalán tiene de forma "ilegal" los datos fiscales de los catalanes.

El secretario de Hacienda de la Generalitat, Lluís Salvadó, se ha ofrecido a comparecer "con carácter de urgencia" ante la comisión de Economía y Hacienda del Parlament "para aclarar todas las dudas que se hayan podido generar". "El ejecutivo catalán sólo dispone de los datos fiscales relacionados con los tributos que gestiona y que ha obtenido en el marco de la más estricta legalidad y en colaboración con el resto de las administraciones tributarias", señala el comunicado.

EL GOBIERNO VE "NECESARIO" QUE LA FISCALÍA INVESTIGUE SI LO QUE DIJO VIDAL ES CIERTO

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, afirmó este viernes que es "necesario" investigar, como ha determinado la Fiscalía General del Estado, si son ciertas las declaraciones del exjuez Santiago Vidal en las que dijo que el Govern obtiene datos fiscales de los catalanes de forma ilegal.

Así lo expresó en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, después de que Vidal presentara hoy ante la dirección de ERC su "renuncia voluntaria" al acta de senador, para "no ser un obstáculo al proceso" soberanista. "He hecho unas declaraciones en un tono coloquial intentando ser coloquial, intentando ser didáctico, pero es evidente que tomadas en su justa literalidad no se ajustan a la realidad", indicó Vidal.

Méndez de Vigo explicó que la Fiscalía ha decidido actuar de oficio en este caso y que no le consta que haya "ninguna otra noticia". "Creo que las declaraciones que hizo ayer son graves. Se empieza por no acatar la sentencia del Tribunal Constitucional y se acaba invadiendo derechos individuales de las personas", razonó. "Es necesario investigarlo y estar preocupando", reconoció, al tiempo que agregó que los que tienen que darse por satisfechos o no con la renuncia de Vidal son los propios catalanes, de quienes dijo que la Hacienda de Cataluña tenía sus datos fiscales.