Santamaría pide no "perderse en otros caminos" en la salida de la crisis

"La ley de consultas solo sirve para poner en evidencia Generalitat"

Santamaría y Camacho clausuran este sábado la conferencia política del PP catalán

nacional

| 06.09.2014 - 12:00 h
REDACCIÓN

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha insistido hoy en que "no habrá un referéndum secesionista en Cataluña" y ha advertido de que la futura ley de consultas no puede amparar dicho referéndum y "sólo sirve para poner en evidencia a la Generalitat".

Dicha ley, que el Parlament prevé aprobar este mes, "no puede autorizar lo que no depende de esa ley o de un gobernante", ha advertido Sáenz de Santamaría en su discurso de clausura de la conferencia política del PP de Cataluña (PPC).

"Podéis confiar en la palabra del Gobierno de Rajoy" y en la "completa garantía de que no habrá un referéndum secesionista", ha subrayado la vicepresidenta.

Y ha recalcado que la consulta del 9 de noviembre está "fuera de la ley porque contraviene la ley de leyes" que es la Constitución y que hace a "depositarios" de su futuro a todos los españoles, "y no al que ocupa el sillón de la Generalitat".

Ha asegurado en cualquier caso que "quienes quieran diálogo lo van a tener" y que el Gobierno está dispuesto a este diálogo siempre "dentro de la ley".

Se puede hablar de "21, 23 o 20.000 temas, los que sean necesarios para que Cataluña salga de la crisis, se cree empleo y se consolide la recuperación", ha dicho la vicepresidenta aludiendo así al plan de 23 medidas que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, planteó al jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, en la reunión que mantuvieron en julio.

"Creemos en la Cataluña real y legal. Es la que hemos conocido siempre y la que queremos que siga siendo, con la que hemos compartido historia y futuro. La Cataluña trabajadora, honrada, tenaz, cumplidora, vanguardista, serena y responsable", ha apuntado en su discurso, por otra parte, Soraya Sáenz de Santamaría.

Y ha hecho una llamada a la responsabilidad ahora que España está saliendo de la crisis y ha apuntado que "las malas decisiones", en alusión a este proceso soberanista, "pueden retardar esa salida o dar marcha atrás". "No conviene perderse en otros caminos", ha apostillado.

"Lo digo aquí en Cataluña: España merece la pena; es un país atractivo, que ha demostrado que con buenas políticas los españoles, todos, también los catalanes, somos capaces de salir adelante", ha señalado.

Al hacer balance económico y subrayar que España ya está en la senda de la recuperación, se ha preguntado si "alguien piensa que se habría logrado tanto en tan poco tiempo de no haberlo hecho todos juntos".

En este contexto ha puesto sobre la mesa algunas de las medidas económicas del Ejecutivo con las que Cataluña se va a beneficiar, como la reforma fiscal, gracias a la cual, ha dicho "más de 270.000 catalanes dejarán de pagar el impuesto sobre la renta" a partir del próximo año y los efectos de la rebaja tributaria se notarán en la nómina de todos los catalanes.

Ha recordado asimismo los más de 1.700 millones de euros adicionales que Cataluña tendrá el año que viene como ayer anunció en esta misma conferencia política el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro.

"Seguro que algunos tienen mucho interés en que no se sepa" esta cantidad, como el hecho de que el Gobierno ha "asegurado la liquidez de las administraciones", incluida la catalana, ha señalado la número dos del Ejecutivo. "No lo contaron ayer cuando habló Montoro ni lo contarán hoy", ha ironizado.