Santamaría: "Da la impresión de que Sánchez es la secuela de Zapatero"

Hernando ha considerado "indignante" que Rajoy, se niegue a "dar la cara" en el Congreso por los presupuestos

nacional

| 14.10.2015 - 09:40 h
REDACCIÓN

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, "más que el nuevo socialismo, es la secuela" del anterior jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, por defender la misma política económica.

Sáenz de Santamaría ha lanzado esta crítica en la sesión de control en el Congreso al portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, quien le ha preguntado si cree que el Gobierno "cumple de forma transparente con el respeto institucional que le es exigible".

Hernando ha considerado "indignante" que el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, se niegue a "dar la cara" en el Congreso después de que la Comisión Europea haya concluido que los presupuestos de 2016 son "la última mentira del Gobierno, pero sin duda la más gorda, la más grosera y la más cruel por los recortes que suponen".

La vicepresidenta ha recordado que el Gobierno de Zapatero incumplió en tres puntos el déficit fijado por Bruselas, "lo que casi lleva a España al rescate y a la ruina". "Da la impresión de que Sánchez, más que el nuevo socialismo, es la secuela de Zapatero. Siempre se enredan en lo mismo, en discutir el déficit y la nación", le ha reprochado Sáenz de Santamaría.

Según la vicepresidenta, Hernando podía haber escogido otro asunto para preguntar, pero "ha elegido el peor, el que puso de manifiesto como gobierna el PSOE cuando llega al poder". La mejor constatación de este hecho, ha añadido, es que los portavoces económicos del PSOE fueron ministros con Zapatero y los que "llevaron a este país exactamente a la ruina", en referencia a Jordi Sevilla.

"No creo que a los españoles les queda muchas ganas de repetir y hoy les ha recordado como trabajan cuando gobiernan", ha subrayado la vicepresidenta. Ante la ausencia de Rajoy en la sesión de control de hoy, debido a su viaje a la sede de Naciones Unidas, Hernando ha recordado a la vicepresidenta que "la transparencia y el respeto a las instituciones se aplica, no se predica".

El portavoz socialista ha señalado que su grupo aún está esperando que el Gobierno responda por las veces que algunos de sus miembros, entre ellos, la vicepresidenta, se han ausentado de las reuniones de los Consejos de Ministros por conflictos de intereses con sus negocios o de sus familiares.

"Se han erigido en adalides de la transparencia y cuando alguien es doña transparencia, es indignante que el presidente del Gobierno no venga al Congreso a dar la cara", se ha quejado Hernando.

Sáenz de Santamaría ha apuntado que "este Gobierno se ha abstenido en las cosas que pudieran estar relacionadas en la Ley de Incompatibilidades y del Estatuto del Alto Cargo igual que los miembros del Gobierno anterior y la anterior vicepresidenta".

Hernando ha dicho a Sáenz de Santamaría que le debería dar "vergüenza" por "la falta de respeto que supone a los ciudadanos" que un presidente del Gobierno "no sepa ni cómo se pierde la nacionalidad" en caso de que Cataluña se independice.

La vicepresidenta ha replicado que el Gobierno "respeta y respetará a todas las instituciones del Estado y al Parlamento" como lo hizo el PSOE cuando estaba en el poder y ha defendido que Rajoy se ausente del Congreso por su viaje a la ONU.Ha echado en cara a los socialistas que "si tanto respetan las instituciones, por qué han sido incapaces de aprobar una sola ley contra la corrupción en esta legislatura".

También ha recordado que varios exdirigentes socialistas están imputados en el caso de los ERE fraudulentos en Andalucía.

"En este tema, es mucho mejor trabajar para fortalecer la Justicia que echarnos los casos los unos a los otros a la cara, porque, señor Hernando, usted no la puede levantar muy alto", ha asegurado Sáenz de Santamaría.

RIVERA CRITICA EL ESCÁNDALO DE QUE PP Y PSOE "MUEVAN JUECES EN MEDIA ESPAÑA"

Por su part, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha lamentado "la polémica y el escándalo" que supone ver a PP y PSOE "moviendo a jueces en la Gürtel, en los ERE y en media España", por lo que ha propuesto una "reforma profunda" del poder judicial para "recuperar la separación de poderes".

Durante una rueda de prensa en el Parlamento andaluz, Rivera ha explicado que esta reforma estará incluida en el documento de reforma institucional y democrática de España que está elaborando un grupo de expertos juristas y que, según ha anunciado, será presentado el próximo 7 de noviembre en Cádiz, lugar elegido por "motivos simbólicos e históricos".

"Los españoles estamos hartos de ver cómo los partidos políticos ponen y quitan jueces en función de sus intereses", ha dicho Rivera, quien ha añadido que "lo que ha pasado con la juez Alaya en Andalucía y lo que pasa con los jueces de la Gürtel que quiere poner el PP para vigilar a su propio partido es incompatible con la separación de poderes". "Llámenme malpensado, pero en España la política se ha metido en la justicia", ha sentenciado.