Santamaría alerta del populismo y del "miedo" de algún partido a consensuar

Cospedal defiende que sea alcalde quien logre una clara ventaja sobre el segundo

Soraya Sáenz de Santamaría

nacional

| 10.07.2014 - 19:31 h
REDACCIÓN

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha advertido hoy del populismo de los políticos que sólo dicen lo que los ciudadanos quieren oír porque su actitud puede debilitar la democracia y ha alertado del "miedo" de algún gran partido a lograr consensos en temas de Estado con el PP.

Sáenz de Santamaría ha hecho estas advertencias en su intervención en la Escuela de Verano del PP, en la que ha instado a todos los políticos a la "ejemplaridad" y ha defendido las medidas de regeneración democrática que pretenden impulsar el Gobierno y el Partido Popular.

Sin citar expresamente a Podemos o a algún otro partido, la vicepresidenta ha confesado que le da "miedo" que en muchos programas se estén viendo intervenciones políticas en las que no se está hablando de democracia, sino "de otra cosa".

RESPONSABILIDAD FRENTE AL POPULISMO

"Hay que diferenciar entre los que hablamos de cómo mejorar el sistema y los que no hablan del sistema, sino de otra cosa", ha insistido Sáenz de Santamaría, quien ha reiterado su advertencia ante los populismos y ha dicho que le "asusta mucho" la diferencia entre conectar con la gente y decir a la gente lo que quiere oír. Los que hacen esto último cree que detectan donde está la sensibilidad de los ciudadanos y la utilizan para debilitar la democracia.

Ha prevenido, por ejemplo, de los que dicen que es posible jubilarse a los sesenta años, subir las pensiones e incrementar las prestaciones de todo tipo.

Frente al populismo, Sáenz de Santammaría ha defendido decir a la gente la verdad y explicar por qué se toman las decisiones de gobierno.

"Si en la España de 2011 sólo hubiéramos dicho lo que la gente quería escuchar, España, probablemente, habría sufrido un rescate", ha asegurado.

DIÁLOGO, MODERACIÓN Y CONSENSO

Sáenz de Santamaría ha destacado la importancia de que los grandes partidos políticos logren ponerse de acuerdo en asuntos de Estado como la organización territorial, la lucha contra el terrorismo o el mantenimiento de las pensiones.

"Para eso es importante la moderación, el diálogo y saber construir consensos", ha recalcado la vicepresidenta, quien ha alertado: "A ver si por miedo a los que pueden venir, perdemos algo esencial, que los grandes partidos, que lo somos porque son en los que más confían los ciudadanos, podamos ponernos de acuerdo".

Sáenz de Santamaría ha hecho también una cerrada defensa de la transparencia y la responsabilidad en la política y en las instituciones y ha defendido que a ellas vayan los mejores y actúen en todo momento con "ejemplaridad".

En esa reflexión ha recalcado que los políticos son unos ciudadanos más, con sus mismos problemas y con sus mismos derechos y sin tantos privilegios como se puede pretender hacer creer.

Sáenz de Santamaría ha instado a los representantes de su partido a no tener miedo al debate.

"A los debates hay que ir bien preparados. No hay que 'acochinarse', porque podemos estar satisfechos de verdad de que hemos hecho lo difícil", ha señalado la vicepresidenta.

COSPEDAL: LOS CIUDADANOS QUIEREN ELEGIR SU ALCALDE

Por su parte, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha reprochado hoy al PSOE que haya dicho no a la elección directa de alcaldes sin haber escuchado propuestas concretas y ha defendido que sea designado quien logre una clara ventaja en porcentaje de sufragios sobre el segundo más votado.

Cospedal ha inaugurado la Escuela de Verano que el PP celebrará hasta el sábado en la localidad madrileña de El Escorial y en la que el eje de los debates van a ser las propuestas de regeneración democrática que pretende impulsar este partido.

Entre ellas está la elección directa de alcaldes, una cuestión ante la que Cospedal ha lamentado que el PSOE haya respondido ya con un no sin escuchar propuestas. "Deberían plantearse los que dicen no por qué no quieren la elección directa de una persona con un porcentaje muy alto de votos que signifique claramente una apuesta mayoritaria de los ciudadanos y que tenga una diferencia sustancial con el segundo más votado", ha señalado.

En esa línea, ha subrayado que lo que no le gusta a los ciudadanos es que con unos altos porcentajes de voto y con una notable diferencia sobre el segundo, los alcaldes se decidan luego en los despachos "en negociaciones internas, con oscuridad y sin transparencia".

"Sólo les hemos oído decir que no. Nosotros vamos a decir que sí", ha subrayado Cospedal, quien ha defendido agilizar el funcionamiento de las instituciones y de la administración de Justicia para mejorar la calidad democrática.

Ha defendido también analizar en profundidad todo lo relativo al aforamiento y la reducción de diputados autonómicos.

La presidenta de Castilla-La Mancha ha defendido también en referencia al debate sobre el futuro de Cataluña que la decisión sobre la soberanía española le corresponde a todos los españoles y no sólo a una parte.