Sánchez pide a Rajoy que de "un paso" hacia una "salida política" en Cataluña

Dice que el Rey está "preocupado" por la situación y le propone la reforma de la Constitución

Apuesta por la "unidad de acción" con Podemos y Cs frente al PP

nacional

| 04.07.2017 - 12:07 h
REDACCIÓN

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, reclamó este martes al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que dé "un paso" que conlleve una "salida política" al conflicto en Cataluña y aseguró que "contará con el apoyo del PSOE" frente al desafío independentista.

En rueda de prensa en la sede nacional del PSOE tras haber sido recibido en audiencia por el rey Felipe VI y a dos días de su reunión con Rajoy, el líder de los socialistas remarcó que "lo importante" es que el presidente del Gobierno "no solamente se quede en la legalidad", sino que avance hacia soluciones políticas.

"¿Está dispuesto a dar un paso para dar una salida política en Cataluña, sí o no?", preguntó directamente al jefe del Ejecutivo. Acto seguido aseguró que, "si lo da, el PSOE va a estar a su lado". "Si yo estuviera en su lugar, daría ese paso", insistió Sánchez.

El líder del PSOE afirmó que ha visto al Rey "preocupado" por la situación en Cataluña, por lo que instó, de manera repetida, a que "las partes" se sienten a buscar una "solución dialogada, negociada y pactada". "Los verbos que se tienen que conjugar en Cataluña son dialogar, pactar y no señalar culpables":

En esta línea, dijo que el referéndum del 1 de octubre se celebrará "o no" pero al margen de lo que vaya a ocurrir "no cumple con las ganarías necesarias para poder ser llamado un referéndum". Se refirió a la "ilegalidad de esa convocatoria" al "situar a Cataluña fuera de la legalidad, de la Constitución y del propio Estatuto de Cataluña".

En este sentido, manifestó que el posicionamiento del PSOE es "claro". "Nosotros no sabemos qué es lo que va a ocurrir el 1 de octubre en términos formales, pero instamos a las partes a que sienten a dialogar y", después de tres años de reflexiones por el 9-N, "encontremos espacios donde poder dialogar y encontremos una solución a la crisis en Cataluña".

REUNION CON EL REY

Felipe VI se ha reunido hoy con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en el Palacio de la Zarzuela, adonde no acudía en audiencia desde hace casi un año, cuando lo hizo en la ronda de consultas previa a la investidura fallida de Mariano Rajoy. El Rey ha recibido a Sánchez con motivo de su reelección como líder del PSOE después de ganar las primarias a la presidenta andaluza, Susana Díaz, y ser proclamado por el congreso federal celebrado a mediados de junio.

El líder del PSOE ha trasladado al Rey su "disposición a fortalecer el Estado" y una propuesta de "proyecto de renovación nacional" basada en diez compromisos, entre ellos el de "culminar la estructura federal del Estado" con la reforma de la Constitución.

El líder socialista, que ha dicho que ha sido una reunión "cordial, de reencuentro después de meses de 'interin' en el proceso de primarias y resolución de la crisis de liderazgo del PSOE", ha destacado que han hablado sobre todo de los "desafíos del país", como la desigualdad generacional que sufren los jóvenes y la crisis territorial de Cataluña.

"Vamos a defender al Estado del Gobierno de España, que captura las instituciones, que intentar patrimonializar e instrumentalizar las instituciones de todos los españoles para sus propios fines, y a defender el Estado del bienestar, que está siendo atacado por las políticas públicas planteadas por el actual Gobierno", ha explicado el líder socialista.

REGENERACION DEMOCRATICA

Además de la modificación de la Constitución, Sánchez ha defendido ante el Rey el compromiso de desarrollar una regeneración democrática, basada en la lucha contra la corrupción, la mejora de la calidad democrática, el reforzamiento del Parlamento y una nueva ley electoral.

Otros compromisos que el líder socialista ha expuesto al Rey pasan por una reforma fiscal progresista por la defensa de la estabilidad presupuestaria y el control del déficit y la reindustrialización; la transformación digital.

El decálogo del PSOE plantea igualmente la derogación de la reforma laboral; garantizar el futuro de las pensiones; preservar la independencia del poder judicial y reforzar las políticas educativas.

Por otra parte, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha reconocido que ha visto al Rey Felipe VI "preocupado" por la deriva del desafío independentista en Cataluña y ha avanzado que el jueves instará al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a que dé "un paso al frente" y ofrezca una salida política al conflicto con Cataluña.

Sánchez no ha descartado presentar en el futuro una moción de censura contra Rajoy, pero ha indicado que el PSOE no interferirá en el sentido del voto del diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, que tendrá libertad a la hora de pronunciarse sobre los objetivos de déficit y el techo de gasto para los presupuestos de 2018 propuesto por el Gobierno, y que los socialistas rechazan. "Respetamos la autonomía de cada formación política", ha dicho en relación con Quevedo, que pertenece a un partido socio del PSOE en las islas.

DESTACA LA POSIBILIDAD DE ACUERDOS TRANSVERSALES CON PODEMOS, CS E IU

Por otra parte, Pedro Sánchez realizó un balance "positivo" y "esperanzador" de los encuentros que mantuvo la pasada semana con los líderes de Unidos Podemos, Pablo Iglesias; Cs, Albert Rivera; e IU, Alberto Garzón, y dijo que ha encontrado "puntos de unión transversales" con estas formaciones.

Sánchez se refirió a los posibles puntos de encuentro que encontró con cada uno de estos partidos. Con Ciudadanos dijo que tiene sintonía en el ámbito de la regeneración democrática; con Podemos en el campo de las políticas sociales y de rescate a los jóvenes, y con IU en la reivindicación de "nuevos derechos" y se refirió, en concreto, a la despenalización de la eutanasia.

Sobre la petición que le hacen desde la bancada de Podemos para que el PSOE lidere una moción de censura contra Mariano Rajoy indicó que "el rumbo está claro, que no planteemos la moción de censura no significa que la descartemos", subrayó, para a renglón seguido incidir en que el PSOE "no renuncia a ganar al PP en las urnas".

Con todo, aseguró que esta moción de censura al jefe del Ejecutivo debe de ser "meditada y no improvisada". "Es el ritmo donde diferimos", dijo al referirse a Unidos Podemos a las reclamaciones de Podemos en este asunto.