Sánchez ve a Rajoy causante del bloqueo por su indefinición y reafirma el no

El líder del PSOE considera "una tomadura de pelo a los españoles" la comparecencia de Rajoy y le exige que ponga fecha a la investidura

nacional

| 17.08.2016 - 17:45 h
REDACCIÓN

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha acusado hoy al candidato del PP, Mariano Rajoy, de ser el causante del bloqueo de la democracia y de las instituciones debido a su "indefinición" sobre la fecha de investidura, y por ello, ha reafirmado el "no" de su partido.

Ante ello, ha exigido a Rajoy que fije fecha y hora de esta sesión antes de que acabe la semana, y si no lo hace, el grupo socialista registrará una propuesta en el Congreso para instar a la presidenta de la Cámara, Ana Pastor, a que acuerde con el candidato del PP día y hora.

La iniciativa, según sus palabras, podría contar con el apoyo del PP porque en gran parte usa argumentos que los populares esgrimieron a raíz del encargo del Rey a Sánchez para formar gobierno, en febrero pasado.

En rueda de prensa en el Congreso, convocada de urgencia tras la de Rajoy en la sede del PP y después de la reunión de la dirección socialista, Sánchez ha subrayado, además, que dos meses después de las elecciones y pasados veinte días del encargo del Rey al líder de los populares, "Rajoy exige la sumisión de todos los grupos parlamentarios para seguir siendo presidente".

Según sus palabras, lo que pretende el máximo responsable del PP es "gobernar sin oposición". Pero el secretario general del PSOE ha hecho hincapié en apuntar a Rajoy como causante del bloqueo actual, como prueba a su juicio la comparecencia ante la prensa efectuada una vez ha concluido el Comité Ejecutivo Nacional del PP.

De esas declaraciones ha dicho que son "una tomadura de pelo a los españoles" e "impropias" de un candidato a la Presidencia del Gobierno, porque no ha aclarado ni concretado nada: ni la fecha de investidura, ni si se va a presentar, ni si acepta las condiciones de Ciudadanos, ni con qué programa de gobierno tiene pensado lograr mayoría parlamentaria.

Ha destacado que su "obligación moral" es acudir al Congreso para intentar ser investido, aparte de que se trata de un "imperativo" constitucional, y por ello ha exigido a Rajoy que dé fecha y hora, abandone la "indefinición" que está causando el bloqueo actual y deje de tener "cautivas" a la democracia y a las instituciones.

Sánchez: "Con su actitud Rajoy está manteniendo 'cautivas' a la democracia y a sus instituciones..."

Con todo, y a pesar de que con su actitud Rajoy está manteniendo "cautivas" a la democracia y a sus instituciones, el líder del PSOE se ha mostrado dispuesto a reunirse con el candidato si éste se lo solicita.

Por estas razones, Sánchez ha dejado claro que el Partido Socialista no se moverá del "no" a Rajoy en el posible debate de investidura, pues hay dos razones que le mueven: convicción ideológica y una cuestión ética, ya que el PP debe asumir sus responsabilidades por los casos de corrupción con los que está relacionado.

En este sentido, ha enfatizado que esta posición del PSOE fue ratificada en el Comité Federal de julio pasado, y por tanto, se trata de "una posición colegiada, y democráticamente aceptada y debatida". Además, ha dicho, es una decisión que comparte una amplia mayoría de votantes progresistas.

Por tal motivo, ha pedido respeto a la resolución socialista y ha incidido en que, a diferencia de otros, él no cambia de parecer.

Según ha explicado, "el dilema del PP" en estos momentos tiene que ver con su capacidad, o no capacidad, para articular una mayoría parlamentaria suficiente, algo que, ha indicado, no se consigue ni con "chantajes ni con desdenes".

Como ocurre esto último, Sánchez ha manifestado que a Rajoy "le falta capacidad de diálogo y le sobran casos de corrupción".

Preguntado por el planteamiento del primer secretario del PSC, Miquel Iceta, quien abrió la puerta a que se presente otro candidato del PP, o incluso uno independiente, el líder de los socialistas se ha mostrado de acuerdo con un aspecto: "desmontar la falacia de que si Rajoy no es presidente, habrá terceras elecciones".

Ha añadido, sin pronunciarse explícitamente sobre las palabras de Iceta, que la regeneración que necesita España "pasa por que el PP se renueve y cambie de liderazgo", pues se trata de un partido "corroído por la corrupción".