Sánchez no se cierra a un Gobierno con miembros de Podemos y Ciudadanos

Iglesias pedirá a Sánchez que abra una negociación "a dos" con Podemos

El líder del PSOE defiende que, al aplazar el Congreso, está "haciendo un favor" a quien quiera presentarse

Pedro Sánchez

nacional

| 29.03.2016 - 09:15 h
REDACCIÓN

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se ha reunido con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, un día antes de su encuentro previsto con el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, con quien quiere retomar las negociaciones para la formación de gobierno.

Según ha informado el partido naranja en un comunicado, al encuentro, que tendrá lugar a las 18.30 horas en el Congreso de los Diputados, asistirán los equipos negociadores de PSOE y Ciudadanos. Se trata, han señalado fuentes de esta formación, de "una reunión de seguimiento" del acuerdo que firmaron el pasado mes de febrero.

La cita, de la que se ha informado con poco más de seis horas de antelación, tendrá lugar en vísperas del primer encuentro entre Sánchez e Iglesias después de que Podemos se levantara de la mesa de negociaciones como consecuencia del acuerdo que firmó el PSOE con Ciudadanos.

SANCHEZ QUIERE SUMAR A PODEMOS AL PACTO CON C'S

El líder del PSOE insiste en que el pacto con Rivera es "condición necesaria" para pactar un gobierno de cambio, pero quiere que se sume Podemos. A su juicio, estos tres partidos son los que tienen que liderar la alternativa al PP.

En una entrevista en la Cadena Ser, Sánchez ha explicado que no descarta "ninguna formulación" a la hora de poner en marcha ese gobierno y ha apuntado que no se cierra a que haya "representantes" de Podemos y Ciudadanos en ese Ejecutivo. Eso sí, no ha aclarado si incluiría a Iglesias y al líder del partido naranja, Albert Rivera, en ese hipotético gobierno.

Sánchez ha asegurado que no ha hablado de esta cuestión con ellos y ha insistido en que está dispuesto a incluir a "representantes" de estos partidos. Además, Sánchez ha defendido el acuerdo con Ciudadanos y ha explicado que se puede mejorar con las aportaciones que han recibido en las reuniones que han mantenido en las últimas semanas con agentes sociales.

Después del fracaso de la primera investidura de Sánchez, el PSOE y Ciudadanos acordaron que seguirían negociando con otros partidos, sobre la base del pacto que cerraron. En un principio aseguraron que sólo hablarían con terceros de manera conjunta, pero finalmente cedieron en ese requisito.

Así, antes de Semana Santa, el PSOE se mostró dispuesto a sentarse con Podemos sin la presencia de Ciudadanos, que tampoco puso objeciones a ese cambio en el guión. Mientras que los de Rivera insisten en que es el PP el que tiene que sumarse a su pacto con el PSOE, los socialistas insisten en que el socio debe ser Podemos, que rechaza llegar a acuerdos con el partido de Ciudadanos.

PODEMOS NO VE FACTIBLE UN PACTO CON CIUDADANOS

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, defenderá ante el del PSOE, Pedro Sánchez, que la única posibilidad que tiene para formar gobierno es que sume a la formación morada, y le pedirá que abra una negociación "a dos" al margen del pacto de los socialistas con Ciudadanos.

Con el afán de defender la conformación de un "gobierno a la valenciana", Podemos mira a la reunión de mañana con optimismo y a ello ha contribuido las conversaciones que los representantes de ambos partidos han mantenido en las últimas semanas y en las que, según el número dos del partido, Íñigo Errejón, han percibido "buena sintonía".

En vísperas de la reunión de Iglesias y Sánchez, Errejón ha ofrecido hoy un talante conciliador y ha llegado a admitir que ha visto en el PSOE una "voluntad sincera" de abrir el camino y de explorar hasta el final las vías para lograr un gobierno de cambio.

Disposición que también ha mostrado el portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, que ha reiterado su apuesta por el diálogo y espera encontrarse "en frente" por parte de Iglesias "exactamente lo mismo" en la reunión a la que Sánchez acude con "actitud positiva".

Podemos mantiene que debe trabajarse en la búsqueda de un gobierno de coalición que debería "inspirarse en el modelo valenciano" y con esa premisa expresada por Errejón, Iglesias, según fuentes de Podemos, intentará que Sánchez abra un proceso "a dos" con la formación morada.

Errejón ha admitido hoy también que asumen que en ese proceso de negociación "hay que ceder" e incluso que tendrá que haber "mestizaje", lo que no es lo mismo que "hacer una cosa y la contraria", ha dicho sobre la posibilidad de entrar en un gobierno en el que también esté el partido de Albert Rivera.

Aunque el portavoz de Podemos no ha querido evaluar la posibilidad de entrar en ese gobierno a tres hasta que reciba la propuesta del PSOE, si ha insistido en que el próximo gobierno tendrá que ser "coherente" y "sin posiciones antagónicas" como las que mantienen con C's en materia de fiscalidad o laboral.

"No se puede contentar a los dos", ha añadido tras aclarar que en el caso de alcanzar un acuerdo con PSOE será Ciudadanos quien tenga que decidir si da su apoyo o se abstiene.

En todo caso, tanto los socialistas como Podemos esperan que la reunión de mañana sirva para dar un paso adelante en esa negociación.

ESTÁ "HACIENDO UN FAVOR" A QUIEN QUIERA PRESENTARSE

Por otra parte, Pedro Sánchez ha defendido que, al aplazar el 39 Congreso del partido, convocado inicialmente para mayo, está "haciendo un favor" a quien quiera presentarse, porque está separando los tiempos del partido de la agenda política española. Sánchez ha asegurado que este retraso "en absoluto" se va a proponer al Comité Federal porque tema enfrentarse a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, por el liderazgo del partido.

Es más, ha recalcado que si lo planeara "en términos personales", a él le "convenía mucho más" que este cónclave se celebrara ya, después de la consulta que se hizo a la militancia sobre su acuerdo con Ciudadanos, en la que obtuvo "un 80% de apoyo a las tesis de la dirección federal", en lugar de dejarlo para el "futuro".

Pero lo hace, ha recalcado, porque es "coherente" con lo que dice y desde el primer momento ha defendido que "lo primero es el Gobierno de España". "Soy un político que hace lo que dice y siempre dije que los tiempos del PSOE se tienen que acompasar a los de España", ha remachado.

REUNIÓN DE LA EJECUTIVA FEDERAL

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, reúne a la comisión permanente de la Ejecutiva Federal del partido con el fin de convocar el próximo sábado un Comité Federal que aplace el 39 Congreso del partido.

Según ha informado el PSOE, la dirección propondrá el sábado a ese órgano -el de máximo poder entre congresos- la pertinencia de retrasar el cónclave, que estaba previsto para los días 21 y 22 de mayo, "hasta la formación de Gobierno en España".

Después de semanas de incertidumbre sobre el mantenimiento del congreso, Ferraz ha consultado este lunes a las federaciones y ha constatado "el amplio consenso existente en el conjunto del partido" en torno a la conveniencia de retrasarlo.

Si se hubiera mantenido según lo aprobado el pasado 30 de enero, las candidaturas a la Secretaría General debían haberse presentado entre los días 11 y 14 de abril, en plenas negociaciones para la formación de Gobierno y con la posibilidad de que haya que volver a las urnas.

"PRIMERO LOS TIEMPOS DE ESPAÑA"

Ahora, con esta decisión, Ferraz sostiene que el PSOE pone "primero los tiempos de España y luego, los del partido". En este momento, recalcan, lo importante es continuar con los esfuerzos para que el país tenga un gobierno estable. El objetivo, asegura en el comunicado, es "contribuir a facilitar el proceso de formación de un gobierno de cambio que lidera el PSOE, primando el calendario político e institucional por encima del orgánico".

Además, fuentes de la dirección consultadas por Europa Press han recalcado que este aplazamiento se ajusta a lo que ha defendido Ferraz "desde el principio". Un día después de las elecciones del 20 de diciembre, la dirección ya apuntó que el congreso --que debía haberse celebrado en febrero, cuatro años después del último-- tendría que retrasarse hasta que se resolviera la gobernabilidad de España.

La fecha de este cónclave elevó a máximos la tensión entre Ferraz y las federaciones críticas, que querían mantener los plazos previstos estatutariamente. Después, cuando la dirección propuso hacerlo en junio, pidieron su adelanto y finalmente se fijó para los días 21 y 22 de mayo, con una consulta previa a la militancia, en el caso de que hubiera más de un candidato a la Secretaría General, el 8 de mayo.