Sánchez reclama a Podemos y Ciudadanos "unidad" en esta "hora decisiva"

Dice que el PSOE está dispuesto a ceder y pide a Podemos que "no bloquee el reloj del cambio"

Díaz recuerda a Sánchez que su gobierno debe basarse en el acuerdo con C's

La mayoría de los 'barones' del PSOE, más optimistas sobre la formación de Gobierno

El PSOE aprueba por unanimidad aplazar su congreso hasta formar gobierno

nacional

| 02.04.2016 - 09:44 h
REDACCIÓN

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha asegurado este sábado en el discurso con el que ha abierto la reunión del Comité Federal del partido, que el PSOE acude a la negociación a tres con Podemos y Ciudadanos "dispuesto a ceder" y ha pedido al partido morado que, al contrario de lo que hizo en las votaciones de investidura, "no bloqueé el reloj del cambio" porque España necesita desalojar a Mariano Rajoy de la Moncloa y tener un gobierno "progresista".

Sánchez asume que ha llegado la "hora decisiva" porque resta un mes para el 2 de mayo, día en que se disolverán las Cortes si no hay un presidente, y que, por tanto, ya "no hay margen para el error".

En este contexto, ha llamado a las tres "fuerzas del cambio" que, ha remarcado, suman 15 millones de votos y 199 escaños, a cumplir con el objetivo de "renovar España". "Este es el único objetivo y es una idea mucho más poderosa que cualquier veto, objeción o línea roja que se pueda poner a esta negociación", ha aseverado.

Bajo esta premisa ha garantizado que el PSOE negociará con Podemos y Ciudadanos "sin líneas rojas pero con firmes convicciones". "Estamos dispuestos a ceder y pedimos a las fueras del cambio que también lo estén para que gane el cambio y gane España", ha reclamado, incidiendo en que aunque "difícil y complejo" el cambio es "posible".

NO PARTIDISTA Y PLURAL

Sánchez ha defendido el acuerdo sellado con Ciudadanos y ha reafirmado ante el máximo órgano entre congresos su compromiso de volver a consultar a la militancia y al Comité Federal si éste sufre alguna modificación "sustancial".

"Esperamos que otras fuerzas del cambio se puedan unir a este importante paso que dimos con Ciudadanos", ha dicho, en referencia a Podemos a quien, sin citarles expresamente, también ha pedido que no vuelvan a "bloquear el reloj del cambio". Además, ha insistido en que el Gobierno que ansía presidir tiene que ser "no partidista, plural, parlamentario y progresista".

OPTIMISMO EN LOS BARONES

La mayoría de los 'barones' del PSOE se han mostrado este sábado más optimistas de cara a que su líder, Pedro Sánchez, logre finalmente llegar a un acuerdo para formar el próximo Ejecutivo después de que éste mantuviera un encuentro el pasado miércoles con el líder de Podemos, Pablo Iglesias.

A su llegada a la sede del PSOE en la calle Ferraz, donde se ha celebrado un Comité Federal extraordinario, muchos de los representantes socialistas han dicho que, tras la reunión bilateral que esta semana han mantenido Sánchez e Iglesias, la posibilidad de alcanzar un pacto para formar gobierno está más cerca.

"Soy optimista por naturaleza", ha señalado el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, que ha insistido en que si se convocan nuevas elecciones generales sería un "fracaso" de los partidos".

"OBLIGACION MORAL" DE FORMAR GOBIERNO

Desde Andalucía, Susana Díaz ha dicho confiar en que finalmente se logrará formar Gobierno y ha reivindicado la necesidad de sacar a España de la "interinidad" rechazando de pleno una nueva convocatoria de elecciones.

No obstante, la presidenta andaluza, Susana Díaz, ha recordado al líder del PSOE, Pedro Sánchez, que un gobierno que él presida debe respetar tanto los límites que le marcó el Comité Federal el 28 de diciembre como el acuerdo con C's que respaldaron los militantes socialistas en la consulta del 27 de febrero.

"Yo me siento cómoda con el gobierno que quepa en las resoluciones del 28 de diciembre del Comité y en el acuerdo que se sometió a la consulta de los militantes y que es lo que mayoritariamente votaron los militantes", ha dicho Díaz, preguntada por si se sentiría cómoda con un gobierno de la nación en el que esté Podemos.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, ha elogiado el "ejercicio de práctica democrática" del PSOE durante las negociaciones: "El esfuerzo que hagamos ahora aunque haya elecciones será rentable", ha defendido, recalcando que "la obligación moral con los ciudadanos" es lograr que haya gobierno.

"El PSOE va a hacer todo lo que tenga en sus manos menos vender su alma", ha afirmado, para después reivindicar los principios y valores de la formación políticas. Y ha subrayado que los socialistas tienen "los cimientos" de las negociaciones "muy claros".

Y sobre el encuentro entre Sánchez e Iglesias, ha incidido en que "hablar nunca es un problema" aunque sí ve normal que existan líneas rojas durante las negociaciones.

NO HAY NADA ESCRITO

La presidenta de Baleares, Francina Armengol, no se ha aventurado a pronosticar si finalmente habrá un tripartito --"No hay nada escrito", ha apuntado--, pero sí ha dicho esperar que haya un Gobierno del cambio presidido por Sánchez que garantice el "retorno de derechos".

En este contexto, ha apostado por ampliar el acuerdo suscrito con Ciudadanos y ha mostrado su deseo de que Podemos finalmente se avenga a pactar y facilitar la formación de un Gobierno porque que Mariano Rajoy siga al frente del Ejecutivo es "un drama".

El 'barón' que sí ha mostrado más dudas de cara a lograr un acuerdo ha sido el presidente de Aragón, Javier Lambán, que ha asegurado que "hace diez días" era "más optimista" que ahora: "Pero creo que mi obligación política es ser todavía optimista y espero que la semana que viene se empiece a hablar en serio y se despeje la incógnita del gobierno", ha afirmado.

A su juicio, no hay "señales claras e inequívocas por parte de Podemos" de que esté dispuesto a "hacer las cesiones necesarias" para un "Gobierno transversal". Pero ha incidido en la existencia de "presiones internacionales y problemas domésticos" que impulsan la creación de un Ejecutivo pronto y que las "denominadas fuerzas del cambio" tienen que "impulsar de manera imperativa".

Desde el PSC, su primer secretario, Miquel Iceta, ha recalcado que él, que es "optimista" por naturaleza, considera que tras la reunión del pasado miércoles entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, las cosas están "mejor", fundamentalmente porque el partido morado ha aceptado negociar a tres bandas, también con Ciudadanos.

EL PSOE APRUEBA POR UNANIMIDAD APLAZAR SU CONGRESO

Por otra parte, el Comité Federal del PSOE ha aprobado hoy por unanimidad aplazar la celebración del 39 Congreso Federal, donde se tiene que elegir al secretario general, hasta que haya un nuevo gobierno, por lo que se ha optado por no fijar una nueva fecha.

Todos los barones territoriales han respaldado la propuesta de Pedro Sánchez y de su dirección de posponer el congreso ordinario que se había programado el 20, 21 y 22 de mayo, dos semanas después de las primarias en las que los militantes iban a haber elegido al secretario general.

Al haber consenso, se ha aprobado de forma unánime el texto que deja sin efecto el calendario que el Comité Federal aprobó en su reunión del pasado 30 de enero.

En vísperas de aquella cita, federaciones como Andalucía, Asturias y Comunidad Valenciana reclamaron que el congreso fuera en mayo, en vez de en junio, como propuso Ferraz en un principio.

En esta ocasión, no ha habido voces discrepantes y se ha apoyado la propuesta de posponer la asamblea, que el partido celebra cada cuatro años, debido a la incertidumbre que rodea el proceso de investidura.