Sánchez plantea a Mas una salida con "primero el acuerdo, luego la votación"

Pedro Sánchez: "Ningún gobierno tiene derecho a quebrantar la ley"

El Govern valora propuesta del PSOE, pero le sorprende "negativa a poder votar"

nacional

| 03.09.2014 - 15:01 h
REDACCIÓN

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha ofrecido hoy al presidente Artur Mas una solución "constructiva, abierta y viable" para el encaje de Cataluña y evitar la "fractura", consistente en una reforma federal en la que "primero haya acuerdo y luego votación", oponiéndose así a la consulta soberanista "ilegal".

Sánchez ha expuesto esta "salida dialogada" durante su reunión con Artur Mas en la Generalitat, la primera entre ambos dirigentes, desde que fuera elegido líder del PSOE en julio, y que ha arrancado pasados diez minutos del mediodía, extendiéndose durante dos horas.

Sánchez le ha planteado, como alternativa a la consulta soberanista que el Gobierno catalán pretende celebrar el próximo 9 de noviembre, una reforma constitucional que pueda ser refrendada después en votación por el conjunto de los ciudadanos españoles.

Así lo ha relatado el líder socialista en la rueda de prensa posterior, que ha empezado con un saludo en catalán de Sánchez a los periodistas presentes, y en la que ha admitido que la "encrucijada" actual solo "puede superarse con voluntad, arrojo y liderazgo político constructivo, capaz de aportar soluciones novedosas".

"Propongo abandonar las trincheras y monólogos cruzados en los que viven instalados el Gobierno central y el catalán, que solo han conseguido enquistar el problema. Ningún responsable puede permitirse quedarse cruzado de brazos ni tirar la toalla", ha dicho, más aún ante el "desgarro que puede llegar a producirse".

Ante este panorama, Sánchez ha transmitido a Mas que siempre estará a favor de soluciones que faciliten la "concordia y el entendimiento", y en contra de "todo lo que rompa la convivencia".

"Le he presentado una solución constructiva, abierta y viable, que es una solución para el acuerdo. Nuestra propuesta pasa por renovar el marco de convivencia común que nos dimos los españoles en el 78 y reformar la Constitución en una dirección federal, que reconozca la singularidad de Cataluña y al mismo tiempo clarifique y fortalezca los lazos que nos hacen más fuertes", ha relatado.

Pero, ha dejado claro, "primero el acuerdo y luego la votación. Sí a la votación para el acuerdo y no a una votación que haga fracturar", ha insistido Sánchez. "No negamos la votación, sino que decimos que se debe producir en los cauces de la Constitución".

SÓLO EXISTE LA DEMOCRACIA DENTRO DE LA DEMOCRACIA

Sánchez ha recordado que el "derecho a decidir, en los países democráticos, es la ley", porque "solo existe democracia dentro de la ley democrática", y se ha mostrado tajante ante la posible consulta soberanista: "Ningún Gobierno tiene derecho a quebrantar la ley ni obligar a elegir a los catalanes entre dos identidades".

"No somos equidistantes. No vamos a aceptar una consulta ilegal que no entre en el marco de la Constitución. Le he dicho que hay una solución alternativa, que vamos a trabajar por la convivencia y no la fractura, por la cohesión y no el enfrentamiento", ha recalcado.

Ha "tendido la mano" así a Mas para "alcanzar ese entendimiento" y dejar a un lado "votaciones que ahonden en la división y la fractura social", y ha invitado a los presidentes del Gobierno y de la Generalitat a "liderar" el proceso de reforma constitucional.

El secretario general del PSOE ha reconocido que, en la reunión, tanto Mas como él han sido "muy transparentes y muy claros": "Salgo con la misma percepción con la que entré. Creo que Mas tiene claros sus objetivos. Y puedo decir que sabe perfectamente cuál es la posición del PSOE, que no aceptamos consulta del 9N y esperamos que cumpla con su palabra y no cometa un acto ilegal. Debe abandonar sus intenciones de convocar la consulta ilegal".

Preguntado sobre si apoyaría que en esa reforma se reconociera a Cataluña como nación, ha insistido en no entrar en un "debate sobre términos". "La Constitución dice claramente que España la componen nacionalidades y a esos términos me ajusto. Reconozco la singularidad del pueblo catalán y eso debe verse en la reforma", ha dicho.

LA GENERALITAT SE DICE SORPRENDIDA POR LA NEGATIVA A QUE SE PUEDA VOTAR

El conseller de la Presidencia y portavoz del Govern, Francesc Homs, ha "valorado" la voluntad del PSOE de plantear una solución alternativa frente al "inmovilismo" del PP, pero se ha mostrado sorprendido de la "negativa" a que se pueda votar en la consulta, argumento "insostenible en el tiempo".

En rueda de prensa, Homs ha destacado la "cordialidad" del encuentro, que ha considerado "bueno", dado que Mas "no conocía" a Sánchez y han tenido la posibilidad de tener una "conversación larga" durante dos horas.

Homs ha constatado en todo caso que no ha habido "novedad" alguna entre las posiciones de ambos: "Este intercambio de impresiones siempre son buenos, aunque la conclusión sea quedarse en el mismo lugar".

Aún así, ha "valorado" el "diagnóstico compartido" sobre que la "cuestión catalana es un reto al que hay que hacer frente".

"El PSOE tiene la propuesta de promover una reforma constitucional, y en este sentido valoramos la idea, aunque no esté precisada, y lo ponemos en contraste con el inmovilismo absoluto y total del PP, que dice 'no' a lo que se plantea desde Cataluña, y dice 'no' también a lo que plantea el PSOE. El PP tiene el 'no' como programa", ha asegurado.

Pero ha lamentado que, a pesar de esa diferencia, ambos estén en contra" de la consulta: "La sorpresa, desde ambos puntos de vista, es la negativa a poder votar. En un contexto democrático es chocante por definición, pensar que este tipo de debates no se resuelvan con una votación; es un argumento que no es sostenible en el tiempo, porque votar se votará".

Sobre la propuesta de que primero haya acuerdo sobre la reforma federal y después se someta ésta a votación, Homs ha recordado que Cataluña "no esperará a que PSOE y PP se pongan de acuerdo a ver si un día nos toca la lotería y han pensado en nosotros. Con todo el respeto, pero Cataluña debe hacer su propio camino, no esperar sentada a que le resuelvan los problemas desde fuera".

El conseller ha advertido de que los catalanes "lo han intentado", pero vienen de "una historia larga en la que la constante de los gobiernos españoles ha sido engañar a Cataluña".

Homs ha reconocido que Sánchez supone una "dirección y estilo diferente", pero "en cuestiones sustanciales no hay diferencias" y "el tronco central de la propuesta es la misma" que la que expresaba Alfredo Pérez Rubalcaba.