Sánchez dice que dimitirá si el Comité Federal apoya la abstención a Rajoy

Reivindica que el PSOE tenga como "única voz" la de los militantes

Pide que el Comité Federal vote entre gestora y abstención o 'no' a Rajoy y congreso

nacional

| 30.09.2016 - 21:12 h
REDACCIÓN

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha adelantado que no seguiría al frente del partido si el Comité Federal decide abstenerse para que gobierne el PP, porque no podría administrar una decisión que no comparte.

"Si el Comité Federal mañana decidiera cambiar su posición y pasar a la abstención, obviamente, yo no podría administrar una decisión que no comparto. Si algo me enseñaron mis padres es que lo único que tengo y lo único que debo preservar es mi palabra y son mis convicciones", ha asegurado.

En su primera comparecencia pública tras la dimisión de 17 miembros de la Ejecutiva Federal que ha sumido al PSOE en una crisis sin precedentes, Sánchez ha defendido la "hoja de ruta" que decidió el Comité Federal para oponerse a una investidura del líder del PP, Mariano Rajoy.

Ha asegurado que "nunca" ha "creído" que los compañeros que han defendido que el PSOE facilite la gobernabilidad estén "más cerca de la derecha", pero ha advertido de las "consecuencias" que tendría una abstención, y el error que supondría para millones de votantes de socialistas.

"La abstención abriría la legislatura del chantaje y el PSOE no podría bloquear los presupuestos del estado o las leyes mas importantes que presentara el gobierno de Rajoy", ha añadido.

REIVINDICA QUE EL PSOE TENGA COMO "ÚNICA VOZ" LA DE LOS MILITANTES

Por otra parte, Sánchez ha reivindicado que el PSOE tenga como "única voz" la de los militantes, porque son "la base de la organización", un "ejemplo" para todos los dirigentes socialistas y porque, "sin ellos, no existiría el PSOE".

Sánchez ha comenzado su primera intervención publica en la sede de Ferraz, tras la dimisión de 17 miembros de la Ejecutiva, con muestras de agradecimiento a las "múltiples" mensajes de apoyo que ha recibido, y más adelante ha proclamado que una de sus funciones como líder socialista es "reivindicar el debate".

"En una organización de izquierdas el debate es sano, nunca es fractura", ha destacado para, acto seguido, abogar por debatir "hasta la extenuación".