Sánchez: "Llevaremos hasta el final el proceso para lograr un gobierno del cambio"

Rivera pide al PSOE que elija entre "sumar con los nacionalistas" o "llegar a acuerdos" con C's y PP

Podemos al PSOE: "Nuestros 5 millones de votos no caben en un cheque en blanco"

Levy (PP): "El voto al PP en Euskadi es un voto para desbloquear España"

nacional

| 11.09.2016 - 13:57 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha asegurado hoy que su partido va a llevar "hasta el final" el proceso para que España tenga un gobierno "regeneracionista" del cambio, que va a exigir el entendimiento con Podemos y Ciudadanos, a los que ha pedido abandonar sus vetos.

Durante un acto electoral en Vitoria para respaldar a los candidatos socialistas vascos, Sánchez ha reconocido que el camino de la regeneración "es difícil" y ha emplazado al partido de Pablo Iglesias y al de Albert Rivera a entenderse para poner fin "al mal gobierno de Mariano Rajoy".

"Nos votasteis para que cambiáramos a la política y pusiéramos fin al Gobierno de Rajoy y eso lo vamos a llevar hasta el final", ha incidido entre aplausos del público que ha asistido al mitin.

Sánchez se ha referido a las palabras de ayer de Iglesias en Barakaldo (Bizkaia), donde se preguntó si alguien cree que es serio plantear a la ciudadanía que se puede llegar a un acuerdo de PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos cuando está formación "acaba de votar la investidura del PP".

"¿Ustedes se creen que la gente es idiota?", preguntó Iglesias, a quien hoy Sánchez ha contestado que lo "realmente malo" es que entre la regeneración o Rajoy "algunos optaron por Rajoy, y con su intransigencia parece que están volviendo a querer lo mismo".

El líder socialista ha insistido en que el pasado 26 de julio el PSOE se presentó para un cambio y para un no a la corrupción, a la reforma laboral y al desmantelamiento del Estado de bienestar.

La responsabilidad del PSOE, ha añadido, fue respetar los tiempos de Mariano Rajoy y "dejarle hacer" durante su proceso de investidura.

Pero ha criticado que el PP, el primer partido del país, haya sido "incapaz" de articular un diálogo que construya una alternativa para constituir un Gobierno. La responsabilidad "es única y exclusiva de Mariano Rajoy, no del PSOE", ha insistido.

A su juicio, también Podemos y Ciudadanos "tienen su responsabilidad", y el PNV también.

Ha recordado que tanto Podemos como Ciudadanos se presentaron a las elecciones para regenerar la política y resulta que ahora, ha criticado, son incapaces de hablar entre ellos y con sus "bloqueos" están imposibilitando esa regeneración democrática y el cambio político".

"Les pido que levanten los vetos y empecemos a trabajar y dialogar para lograr un gobierno regeneracionista en nuestro país", ha reiterado.

RIVERA QUIERE QUE SE SUME A LOS ACUERDOS CON EL PP

Por su parte, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha pedido al PSdeG que elija entre "volver a cometer el error de sumar con los nacionalistas" --en alusión al Bipartito-- o "llegar a acuerdos" con Ciudadanos y con el Partido Popular.

Es un acto celebrado en Vigo, ha asegurado estar "convencidísimo" de que hay "muchos socialistas" que no entienden cómo, en el ámbito estatal, el PSOE está "tramando" un Gobierno con Podemos y los nacionalistas.

Por ello, ha solicitado a los votantes socialistas que ofrezcan a Ciudadanos la oportunidad de entrar en el Parlamento gallego con su voto.

El líder de Ciudadanos ha reivindicado la capacidad de negociar y llegar a acuerdos con diferentes partidos en distintos escenarios y ha considerado que en España existe "una minoría creciente" que pide "desbloqueo, generosidad, ponernos de acuerdo con quien piensa distinto", que "algún día será mayoría".

Ha subrayado que España precisa de "grandes dosis de sentido común" para afrontar los retos que tiene por delante, como el cumplimiento del déficit o más reformas, y en este escenario necesita un partido "que modere la vida pública" para que "se dé la mano y no se le digan mentiras a los ciudadanos".

PODEMOS AL PSOE: NUESTROS 5 MILLONES DE VOTOS BO CABEN EN UN CHEQUE EN BLANCO

Por su parte, la portavoz adjunta de Unidos Podemos, Irene Montero, anima al PSOE a intentar un acuerdo de gobierno y desechar la idea de hacerlo en solitario, aunque avisa a los socialistas de que deben mirarse "de igual a igual" y de que sus cinco millones de votos "no caben en un cheque en blanco".

La jefa del gabinete de Pablo Iglesias, que ya formó parte del equipo negociador que la pasada legislatura intentó sin éxito un acuerdo con los socialistas, sostiene en una entrevista con Efe que el PSOE está ante una decisión "histórica" y que un gobierno monocolor con 85 escaños es una opción "imposible".

Levy (PP): CRITICA LA INDEFINICION ACOMPLEJADA DE SANCHEZ

Mientras, la vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, ha pedido hoy el apoyo de los vascos a su partido en las urnas el próximo 25 de septiembre porque, a su juicio, "el voto al PP en el País Vasco es un voto para desbloquear España".

Levy ha participado en un mitin en la localidad alavesa de Nanclares de Oca junto al candidato popular a lehendakari, Alfonso Alonso, y al número dos por Álava, Javier de Andrés, en el que ha advertido de que "el bloqueo en España hace fuertes a los radicales y a los independentistas".

Ha pedido al líder del PSOE, Pedro Sánchez, que hoy ha acudido a un mitin en Vitoria, que "revise lo que es ser generoso", ya que el PP en Euskadi fue ejemplo de esa generosidad política cuando ETA seguía matando y supo tener "sentido de Estado".

Sin embargo, ahora practica una "indefinición acomplejada", va "donde sopla el viento y "se pone al lado de los que reivindican el nacionalismo para no quedar mal".

También el candidato a lehendakari, Alfonso Alonso, se ha referido a la presencia de Pedro Sánchez hoy en Euskadi y le ha acusado de plegarse al PNV en el País Vasco, al que "ha traído al no" y al bloqueo en la política nacional.