Sánchez insistirá hoy en que sólo hay cambio con un gobierno "transversal"

El Gobierno llama a la reflexión e insiste en la gran coalición PP-PSOE-Ciudadanos

Podemos estudia tomar la iniciativa para retomar el diálogo con PSOE

Cospedal insiste en que llamará a C's y al PSOE, aunque ya les hayan dado el no

nacional

| 04.03.2016 - 09:27 h
REDACCIÓN

El candidato del PSOE a presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, va a insistir en su discurso de esta tarde en el Congreso en que el cambio "solo es posible con un gobierno transversal" que requiere la participación de fuerzas de distinta ideología, como Ciudadanos y Podemos.

Es uno de los ejes de la intervención de Sánchez en el debate que precederá a la segunda votación, en la que es previsible que el líder del PSOE tampoco sea investido al no tener apoyos suficientes.

Sánchez volverá a subrayar que el gobierno de cambio debe fundamentarse en el pacto firmado con Ciudadanos, según fuentes socialistas. También pondrá en valor que "todos los partidos, menos el PP, quieren un cambio", pero dejando claro que "solo es posible con un gobierno transversal".

El candidato volverá a hacer un llamamiento a los 350 diputados para "aprovechar la oportunidad brindada por las urnas para cambiar el futuro" de España. "Rajoy puede ser pasado esta misma tarde", remarcará Sánchez para intentar atraer el apoyo de partidos como Podemos, IU, Compromís o PNV, que votaron en contra de su investidura el pasado miércoles.

Otro de los puntos en los que Sánchez hará hincapié es que gracias a que aceptó el mandato del Rey de intentar formar gobierno, "las instituciones democráticas vuelven a funcionar, después del bloqueo en el que había sumido España la renuncia de Mariano Rajoy".

El secretario general del PSOE se enfrenta prácticamente sin opciones a la segunda votación de investidura en el Congreso, con la certeza de que no conseguirá la mayoría simple de la Cámara para ser investido presidente del Gobierno.

El pasado miércoles, el Congreso rechazó su investidura en primera vuelta, en la que necesitaba mayoría absoluta, en una votación en la que obtuvo 130 votos a favor, 219 en contra y una abstención, muy lejos de los 176 apoyos requeridos.

Ahora le bastarían más "síes" que "noes" aunque por las posiciones manifestadas en las últimas horas por los diferentes grupos parlamentarios todo indica que se volverán a repetir los mismos números y Sánchez se quedará con los solitarios apoyos de los 90 diputados del PSOE y los 40 de Ciudadanos.

Partido Popular y Podemos, que tienen la llave de la investidura con una improbable abstención, ya han insistido en que no piensa cambiar el sentido de su voto, y repetirán su "no" al candidato socialista. Según marca la Constitución y el Reglamento del Congreso, esta segunda votación debe efectuarse a las 48 horas de la primera, lo que significa que no debería comenzar antes de las siete y media de la tarde aproximadamente.

Para ello, el presidente del Congreso, Patxi López, ha convocado a los diputados a una nueva sesión a las 18.30 horas para dar tiempo a las intervenciones breves del candidato Pedro Sánchez y del resto de portavoces antes de la votación. Sánchez dispondrá hoy de un turno de palabra de diez minutos, y el resto de portavoces, de cinco, tras lo que se producirá la votación, por llamamiento y de viva voz.

Habrá un sorteo para elegir el apellido del diputado por el que comenzará la votación y a partir de ahí se seguirá nombrando a los diputados por orden alfabético. De volver a fracasar Sánchez en su investidura se abre un nuevo periodo transitorio en el que el Rey podría volver a llamar a consultas a los líderes políticos para tratar de proponer un nuevo candidato.

Aunque la Constitución no marca qué ocurre en estos casos ni obliga al Rey, se espera que Felipe VI convoque una tercera ronda de consultas con los grupos parlamentarios, posiblemente antes de la Semana Santa. La primera votación frustrada del pasado miércoles marca ya el calendario electoral en el caso de que ningún candidato logre la mayoría suficiente en los dos próximos meses.

Si antes del próximo 3 de mayo nadie consigue ser investido, se disolverán automáticamente las Cortes y se convocarán nuevas elecciones generales. La ley marca un periodo de 54 días desde la convocatoria hasta la jornada electoral, que coinciden exactamente con el domingo 26 de junio, fecha en la que se celebrarían los nuevos comicios generales.

SANTAMARÍA: AL DEBATE DEBE IRSE CON UN ACUERDO CERRADO Y NO ABRIR LA CAMPAÑA

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha dicho que al debate de investidura se debe ir con un acuerdo cerrado para que salga adelante y no para abrir la campaña electoral, al tiempo que ha llamado a la reflexión a todos los partidos para evitar que se repitan elecciones.

En rueda de prensa para informar de la reunión del Consejo de Ministros, Sáenz de Santamaría ha respondido de esta manera al ser preguntada sobre si el presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, está dispuesto a ser candidato a la investidura después de que previsiblemente el aspirante socialista, Pedro Sánchez, fracase hoy también en la segunda votación.

Sáenz de Santamaría ha subrayado que nunca se había ido a una investidura sin tener los apoyos necesarios, en primera o segunda votación, después de hacer hincapié también en que el PP defiende el gobierno de gran coalición con el PSOE, partido al que ha considerado la "clave" para que haya un ejecutivo estable.

PODEMOS ESTUDIA TOMAR LA INICIATIVA PARA RETOMAR EL DIÁLOGO CON PSOE

La responsable de Análisis de Podemos, Carolina Bescansa, ha asegurado que están "pensando muy seriamente tomar la iniciativa" y ponerse desde hoy mismo en contacto con el PSOE para retomar una negociación que pueda desembocar en la conformación de un gobierno de cambio.

Bescansa, en declaraciones en el Congreso, ha admitido que Podemos está valorando llamar a la puerta del PSOE después de la segunda votación de investidura, ya que aunque "desde el punto de vista institucional" le correspondía a los socialistas dar ese paso, hasta ahora no lo han dado.

çLa diputada de Podemos ha confirmado que su voto en la sesión de hoy será 'no' porque no ha ocurrido nada nuevo, ni se ha modificado "ni una coma" del pacto del PSOE con C's para que la formación morada pueda plantearse modificar su rechazo a la investidura de Pedro Sánchez.

Tampoco tiene muchas esperanzas de que los socialistas vayan a modificar su postura antes de la votación de esta tarde. "Ojalá recibamos una llamada del PSOE y abramos una mesa de negociación, no tiene pinta, ojalá recibamos esa llamada y podamos trabajar ya mismo", ha subrayado.