Sánchez exige "decencia" a Rajoy y le acusa de "amparar la corrupción"

El secretario general del PSOE asegura que llamará a Iglesias y Rivera para reunirse y "caminar juntos"

Rivera contesta a Sánchez y le advierte que no entrará en su "bucle" ni mirará al pasado

nacional

| 20.06.2017 - 12:58 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha exigido este martes "decencia y ejemplaridad" al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al que ha acusado de "amparar la corrupción". En su discurso en la reunión de diputados, senadores y europarlamentarios socialistas en el Congreso, Sánchez ha calificado de "curioso" que Rajoy le pidiera el lunes "moderación" al jefe de la oposición, cuando es "la cúpula del PP" la que está siendo investigada por la justicia por corrupción.

Sánchez ha reiterado que el único adversario del PSOE es el PP, al que hay que ganar para llegar a La Moncloa con el objetivo de gobernar para "la justicia social" y ha anunciado que convocará la próxima semana a los líderes de Podemos, Pablo Iglesias, y Ciudadanos, Albert Rivera, para concertar una reunión con ellos, con los que quiere "empezar a caminar" sin descartar que puedan "llegar hasta la Moncloa juntos".

"Yo les pregunto ¿cuánto podemos avanzar juntos? ¿cinco, diez, veinte metros, cien metros? ¿Podemos llegar hasta la Moncloa juntos? No lo sé, pero lo importante es que hagamos ese camino juntos, que empecemos a caminar y ese camino se hace andando", ha propuesto Sánchez a Iglesias y Rivera, en el discurso que ha dirigido a los parlamentarios socialistas con los que hoy se ha reunido.

REUNIONES CON PODEMOS Y CIUDADANOS POR SEPARADO

Sánchez, que ha dicho que "imagina" que las reuniones serán "por separado", ha explicado que lo primero que quiere tratar con ellos es una iniciativa parlamentaria conjunta dirigida a "rescatar a los jóvenes". Tras incidir ante los suyos en que la realidad de los jóvenes españoles es "muy dura", empezando por su edad media de emancipación, que está en los treinta años, o por el hecho de que el 75 por ciento de ellos sufra desempleo, precariedad o se vea obligado a emigrar, el líder socialista ha abogado por llevar este asunto a la "mesa del cambio" que quiere promover con Unidos Podemos y Ciudadanos.

En ese marco ha mencionado la necesidad "fundamental" de "acabar con el becariado" y con los "trabajos no remunerados", de abordar políticas públicas que ayuden a la emancipación y de rebajar las tasas universitarias y aumentar las becas. Sánchez no ha olvidado al 30 por ciento de menores -por debajo de los 16 años- que está en riesgo de exclusión y pobreza, aunque ha asegurado que los socialistas están abiertos a "todas las opciones y políticas que quieran plantear el resto de las formaciones del cambio".

RECIBIDO CON APLAUSOS

A ese respecto ha apuntado que los socialistas no pretenden "patrimonializar" los asuntos de esa mesa de coordinación parlamentaria. Recibido con un aplauso de la mayoría de los parlamentarios socialistas puestos en pie, a los que él ha saludado uno por uno, Sánchez ha aprovechado para decirles que los socialistas "sólo" compiten con el PP y que su objetivo es llegar a La Moncloa.

"Nuestra prioridad es cambiar a este gobierno y sus políticas", ha recalcado, al tiempo que ha llamado a sus parlamentarios a ejercer una "oposición de Estado". "Vamos a aliarnos con el Estado y a oponernos a este gobierno, a defender no solo el Estado de Derecho, sino también los derechos conculcados por la acción de gobierno de Mariano Rajoy", ha dicho.

A Rajoy además le ha exigido "decencia" y "ejemplaridad" después de que éste le pidiera a él "moderación" al mismo tiempo que la "cúpula del PP está siendo investigada y que él tiene que declarar" ante la Audiencia Nacional por el caso Gürtel. Sánchez ha acusado al Gobierno de Rajoy de "permitir y facilitar la corrupción" y de hacer también posible "la impunidad y la falta de ejemplaridad en la política".

EL PSOE DE SIEMPRE

En clave interna, dos días después de la clausura del 39 Congreso Federal, el líder del PSOE ha defendido la posición de "credibilidad", "coherencia" y de "ser de izquierdas" y socialdemócratas en que, a su juicio, se ha colocado su partido en este proceso congresual.

Sánchez ha dicho que el "nuevo PSOE" es "el de siempre", el que "apostó por el cambio y nunca tuvo miedo al cambio" y ha llamado a los suyos a "hacer realidad esa ansia de cambio que tienen millones de progresistas". "Nuestro destino es la Moncloa, porque somos la izquierda de gobierno que aspira a transformar el futuro", ha proclamado.

RIVERA NO ENTRARÁ EN SU "BUCLE"

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha advertido al secretario general socialista, Pedro Sánchez, que no entrará en su "bucle" ni va a volver al pasado, aunque sí está abierto, por ejemplo a abrir un diálogo sobre medidas para regenerar el país. Rivera, en su intervención en abierto ante su grupo parlamentario, ha respondido así a la intención expresada por Sánchez de emplazarle a una reunión la semana que viene, también al líder de Podemos, Pablo Iglesias, para "empezar a caminar" y sin descartar que puedan llegar además "juntos" hasta la Moncloa.

Ha sido muy tajante al cerrarse a la posibilidad de intentar armar una mayoría parlamentaria con PSOE y Podemos que acabe con el PP al subrayar en que quiere ganar a Mariano Rajoy en las urnas, pero mientras llega ese momento, su objetivo es trabajar en el Parlamento y "no perder el tiempo" en debates de divisiones. En Ciudadanos, ha dicho, nadie ha renunciado a su escaño por "tácticas internas", insistiendo en pedir al PSOE que se ponga a trabajar y se deje de "bloqueos" que no se merecen los españoles, aunque no ha dicho en ningún momento que no se reunirá con Sánchez.

Según Rivera, "el no es no ya pasó" y ahora lo que toca es el "sí es sí" a las reformas y a la legislatura."Lo digo porque el movimiento se demuestra andando y no con el puño en alto", ha subrayado Rivera al afirmar que los cambios del siglo XXI no llegan por "gritar, dar el espectáculo o pactar con partidos que quieren "dinamitar" la convivencia sino forzándolos con una mayoría parlamentaria.

DIRECCIONES APROBADAS POR ASENTIMIENTO

El plenario del grupo parlamentario socialista, reunido hoy en el Congreso, ha aprobado por asentimiento la composición de las nuevas direcciones de los grupos socialistas en la Cámara Baja, en el Senado y el Parlamento Europeo que ayer fueron propuestas por la Ejecutiva salida del congreso del PSOE.

La reunión, celebrada a puerta cerrada en la Sala Ernest Lluch del Congreso, ha ratificado así los cargos que a partir de ahora se responsabilizarán de las direcciones del grupo en la Cámara Baja, la cual encabezará Margarita Robles, en el Senado, con Ander Gil al frente, y en el Parlamento Europeo, con Iratxe García.

La nueva portavoz del grupo socialista en el Congreso, Margarita Robles, ha visto hoy todo su partido "absolutamente en la misma línea" y con el mismo objetivo: "Ser la próxima alternativa de gobierno, el próximo gobierno en España".

Robles lo ha dicho a un grupo de periodistas antes de comenzar la Comisión de Justicia que ella misma preside -hoy por última vez- y poco antes de que su grupo parlamentario ratifique el nombramiento como portavoz socialista en la Cámara Baja.