Sánchez desconcierta a los críticos del PSOE con su consulta a la militancia

Javier Fernández pide información muy clara sobre la consulta

Díaz apoya la consulta a la militancia pero pide que se detallen las condiciones y se ponga "la verdad por delante"

nacional

| 31.01.2016 - 13:59 h
REDACCIÓN

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, anunció en el Comité Federal que someterá a la militancia los acuerdos que pueda alcanzar con otras formaciones para intentar la formación de gobierno, que luego será elevada al máximo órgano entre congresos para su ratificación.

Esa medida provocó, según reconocieron fuentes socialistas afines al secretario general, que las federaciones críticas con la dirección que lidera Sánchez se quedaran "descolocadas" porque acudían a esta reunión del máximo órgano entre congresos del partido con la intención de "tensar una vez más" la situación interna y poner más ataduras al líder socialista a la hora de intentar la formación de Gobierno.

De hecho, consideran dichas fuentes que Sánchez sale "bien" y "reforzado" porque, además, nadie en el seno del debate del Comité Federal le ha dicho que no intente la formación de Gobierno, siempre que reciba ese encargo por parte del Rey.

En esta línea, hay quien ve que los sectores críticos con Sánchez salen de este Comité "más debilitados" porque el secretario general ha dado un golpe de efecto con su medida de consultar con la militancia, la cual señalaron que es "muy del estilo de Pedro en política". El propio Sánchez, en su intervención en abierto, recordó que fue elegido por los militantes y que ya dijo que en los momentos decisivos escucharía a la militancia de base.

El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, ha valorado hoy el apoyo de todos los barones socialistas a la propuesta del secretario general, Pedro Sánchez, de consultar a la militancia cualquier posible acuerdo de Gobierno.

En declaraciones en la sede socialista en Ferraz, Hernando se ha mostrado convencido de que esa propuesta de consulta, que no fue comunicada previamente a los barones, "fortalece" al PSOE y "entronca" en lo hecho antes por otros partidos europeos que también consultaron a sus militantes sobre acuerdos de investidura.

Ha recordado que hace 18 meses, cuando Sánchez accedió al liderazgo del PSOE, ya incluía en su programa las consultas a la militancia en los asuntos de especial trascendencia.

Hernando ha garantizado que, si el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, vuelve a renunciar a la investidura, el PSOE asumirá su responsabilidad hablando "a izquierda y derecha" con Podemos, Ciudadanos y también IU.

"Asumiremos nuestra responsabilidad con un proyecto de cambio para España", ha proclamado el portavoz del PSOE, que ha subrayado que en esa negociación lo importante son las "ideas y los proyectos" y sobre esa base hablará con el resto de partidos.

MALESTAR ENTRE BARONES

La decisión de consultar a las bases provocó cierto malestar entre los presidentes autonómicos porque, pese a que Sánchez se había reunido esta semana con ellos, no les había trasladado esta opción.

Aunque el Comité Federal estaba convocado oficialmente para elegir la fecha del 39 Congreso, las intervenciones se centraron en la posibilidad de que Sánchez explore pactos con otros partidos para la formación de Gobierno.

El presidente de Asturias, Javier Fernández, pidió este sábado que el contenido del posible acuerdo de Gobierno que se consulte a los militantes sea "muy claro" para que se puedan pronunciar con toda la información.

En declaraciones a los medios de comunicación tras la reunión del Comité Federal del PSOE, Fernández aseguró que el anuncio del secretario general, Pedro Sánchez, de consultar a los militantes cualquier posible acuerdo de Gobierno "nos parece bien a todos los socialistas".

"Eso nunca hace daño a la organización", dijo, al ser preguntado por el perjuicio que esa consulta podría tener en las competencias del Comité Federal.

Lo que pretende Sánchez con el respaldo del partido, explicó, es que una vez que Mariano Rajoy no puede ser investido, "que tiene toda la pinta", pueda asumir la responsabilidad de intentarlo. En caso de conseguirlo, ese acuerdo sería sometido a la militancia de forma "muy clara".

Preguntado expresamente por si Sánchez le había avanzado su intención de anunciar esa consulta, respondió que no.

La secretaria general del PSOE-A y presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha apoyado la consulta a la militancia del posible pacto de gobierno con la que se ha comprometido este sábado el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y ha defendido que el documento que deban votar los militantes debe detallar con "claridad y transparencia" todos los aspectos y condiciones de ese pacto.

Así, ha reclamado que se ponga "la verdad siempre por delante" y se especifique "con quién se negocia y cómo se van a llevar a cabo estos acuerdos".

Por un lado, los presidente de Asturias, Javier Fernández, y Andalucía, Susana Díaz, mantuvieron una actitud muy crítica con Podemos. Fernández dijo que los "enemigos" del PSOE no es sólo el PP sino también los "populismos", mientras que Díaz criticó la actitud de "Pablo Manuel Iglesias" que se ha metido en una "avioneta a tirar octavillas a nuestros militantes, que traicionamos a los votantes socialistas, ha tenido el descaro y el desahogo de llevar una semana insultando al presidente que nos metió en la modernidad de España".

Precisamente, en sus palabras ante el Comité, dijo que ha "echado en falta que además de ser respetuosos exigiéramos el respeto hacia Felipe González".

SIN INDEPENDENTISTAS

Por otra parte, las intervenciones también se centraron en las advertencias a Sánchez sobre pactos con los independistas porque no quieren ser "rehenes" de estos partidos. Díaz afirmó que no le vale "el vamos a mirar a izquierda y derecha" porque ella "no admitiría el voto de aquellos independentistas que ponen en cuestión la unidad". En la misma línea se posicionaron los presidentes de Asturias y de Aragón, Javier Lambán.

Sin embargo, Lambán apuntó que si la aritmética de formar gobierno les sale sin necesitad de una abstención de los independentistas, el PSOE no le puede condicionar su voto de estas formaciones y, por tanto, no pondría objeciones. Ello le llevó a Sánchez a recordar que no buscará el apoyo de los independentistas.

CONGRESO

El tema central del Comité Federal era la fecha del Congreso pero este debate quedó eclipsado por el anuncio de Sánchez y, por tanto, la cuestión interna quedó en un segundo plano. Precisamente, en su intervención, el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, reclamó que se intente ya la formación de Gobierno y que se avance en la búsqueda de soluciones para los problemas de la ciudadanía y se dejen de lado las cuestiones partidistas.

Desde sectores próximos a Sánchez, pese a que reconocían cierta cesión ante los críticos en la fecha del Congreso, afirman que los críticos salen debilitados y demostrando "falta de coherencia" en su discurso porque hace un mes querían un congreso para febrero y ahora apostaban por llevarlo a mayo o incluso posponerlo.

En conclusión, como dijo el primer secretario del PSC, "el Comité Federal nos ha vuelto a sorprender. Lo que iba a ser el gran Cafarnaun, no lo ha sido".