Sánchez condena la convocatoria de Mas y respalda los recursos del Gobierno

nacional

| 29.09.2014 - 13:57 h
REDACCIÓN

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha condenado la "quiebra de la legalidad" que supone la convocatoria de la consulta soberanista por parte del presidente de la Generalitat, Artur Mas, y ha expresado su respaldo a los recursos de inconstitucionalidad presentados hoy por el Gobierno.

En una rueda de prensa en la sede del PSOE, Sánchez ha tendido "la mano" al Gobierno central y a la Generalitat para abordar con diálogo esta "difícil encrucijada" que, a su juicio, no se soluciona con "trincheras" ni "monólogos", sino con una renovación de la Constitución en la que no pone "condiciones previas".

"La mejor defensa de la Constitución es su renovación, petrificar la Constitución no la va a hacer más fuerte", ha alertado Sánchez, que ha adelantado que presentará su propuesta de reforma constitucional en el Congreso cuando tenga el "suficiente consenso" porque lo importante "no es llegar el primero, sino todos juntos".

El líder del PSOE ha reconocido que es "muy testarudo" y que va a proponer "una y otra vez" la reforma de la Constitución como respuesta al "sentimiento" mayoritario que existe en Cataluña que, en su opinión, no es independentista sino que de deseo de un nuevo marco constitucional.

Tras dejar bien claro que él no busca "colmar las ansias de los independentistas", Sánchez ha apelado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con "todo cariño y respeto", a que haga política y afronte el problema catalán con un "liderazgo político constructivo" y "no solemnizando lo obvio" o limitándose a leer la ley.

Sánchez ha defendido la coherencia del PSOE de respaldar el recurso del Gobierno contra la Ley de Consultas catalana que, sin embargo, fue apoyada por el PSC en el Parlamento de Cataluña. "Creo que la posición del PSC es razonable", ha asegurado.

El líder del PSOE ha reiterado su apoyo decidido a la posición del Gobierno en defensa de la legalidad, porque "no hay democracia sin ley", al tiempo que ha acusado a Artur Mas de ser el "único responsable" de lo que está sucediendo en Cataluña. Una "quiebra" de la ley de una "enorme gravedad" porque, ha advertido, está protagonizada precisamente por quien debería encarnar el orden constitucional en Cataluña.