Sánchez certificará la paz interna del PSOE con una dirección de total confianza

Los socialistas culminan este fin de semana el proceso de renovación de su proyecto estratégico

El PSOE llega al 39 Congreso con ganas de unidad bajo el liderazgo de Sánchez

nacional

| 17.06.2017 - 10:01 h
REDACCIÓN

El millar de delegados del PSOE que asisten al 39 Congreso Federal, 80 de ellos procedentes de la federación de Madrid, han recibido hoy al nuevo secretario general, Pedro Sánchez, con una larga ovación y gritos de "¡presidente, presidente!".

Tras su llegada al plenario del Palacio de Congresos de Madrid, los compromisarios han brindado a Sánchez un aplauso cerrado mientras bajaba por las escaleras junto a la que va a ser vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, el secretario de Organización, José Luis Ábalos, y la presidenta del partido, Cristina Narbona.

Sánchez y sus colaboradores han subido al escenario para saludar con el brazo en alto a los delegados, que le han gritado "¡presidente, presidente!".

A continuación, Sánchez ha ocupado su sitio en primera fila, en la que también están sentados los ex secretarios generales del PSOE José Luis Rodríguez, Alfredo Pérez Rubalcaba y Joaquín Almunia.

El 39 Congreso Federal del PSOE, cuyo lema es "Somos la izquierda", ha quedado formalmente constituido con la presencia de 941 de los 1.035 delegados inscritos.

El primer trámite ha sido la elección de la mesa del congreso, presidida por el líder de los socialistas de Castilla y León, Luis Tudanca, y con la secretaria general del PSE, Idoia Mendia, como vicepresidenta.

Tudanca ha abierto el turno de intervenciones con palabras de reconocimiento para Zapatero, Almunia y Rubalcaba, que no ha ocultado su rostro serio después de que durante la campaña apoyara a la presidenta andaluza, Susana Díaz.

En la primera jornada del congreso, se van a poner en marcha las tres comisiones -política, económica y modelo de partido- que van a debatir las ponencias sobre el ideario que se va a aprobar en el congreso.

También se va a terminar de perfilar la Comisión Ejecutiva Federal, cuya votación tendrá lugar mañana, domingo, llamada a certificar la paz interna y las ganas de los socialistas de recuperar la unidad.

A falta de que Sánchez dé a conocer la ejecutiva al completo, los nombres ya confirmados son todos personas de su confianza, que le fueron leales en su anterior mandato o que formaron parte de su candidatura a las primarias, más algunas incorporaciones de perfil profesional.

Es el caso de Cristina Narbona (presidenta), Adriana Lastra (vicesecretaria general), Óscar Puente (portavoz), Alfonso Rodríguez Gómez de Celis (Política Institucional y Administraciones Públicas), Carmen Calvo (Igualdad), Toni Ferrer (Empleo), Luz Martínez Seijo (Educación), Iratxe García (Relaciones Internacionales), Nuria Parlon (Cohesión Social e Integración) y Odón Elorza (Transparencia y Democracia Participativa).

Todos ellos formarán el núcleo duro de la nueva dirección, junto a otros 'fichajes' de Sánchez como el exdirector de Change.org Francisco Polo (Emprendimiento, Ciencia e Innovación) y el propio lehendakari y adversario suyo en las primarias, Patxi López (Política Federal).

Está por ver si finalmente incorpora a algún miembro de la candidatura de Susana Díaz, sobre todo después de que ayer el portavoz provisional en el Congreso y próximo secretario de Organización, José Luis Ábalos, explicara en Radio Nacional que la ejecutiva de Sánchez no está diseñada desde la "perspectiva de la integración", sino que lo que busca es un "equipo en quien confiar y que le resulte efectivo".