Sánchez anuncia que el PSOE votará no a la investidura y a los presupuestos

Santamaría: Rajoy llamará a Sánchez con carácter inmediato y con posición "constructiva"

Sánchez insiste en su 'no', aunque le cogerá el teléfono a Rajoy, si le llama y se reunirá con él

Sánchez: "No seremos cómplices de la corrupción, ni de la precariedad ni del desempleo"

Sanchez afirma que la fecha para la investidura demuestra "poca talla política" de Rajoy

nacional

| 19.08.2016 - 13:18 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha insistido este viernes en que su partido votará 'no' a la investidura del presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, así como a los presupuestos que presente ante la Cámara Baja: "Que le quede claro", le ha dicho al jefe del Ejecutivo. En declaraciones en Ibiza, el líder de los socialistas ha instado al candidato del PP a que "empiece a negociar y a hablar con sus aliados potenciales" después de que este viernes hayan arrancado oficialmente las negociaciones entre los 'populares' y Ciudadanos de cara a que el partido naranja pueda facilitar una investidura de Rajoy.

Sánchez ha hecho hincapié en que "por fin" y "con ocho meses de retraso" Rajoy se haya animado a presentarse a la investidura, cuya fecha se ha fijado los días 30 y 31 de agosto. Eso sí, ha destacado la "poca talla política" de Rajoy al elegir esa fecha, ya que si se disuelven las Cortes Generales, las nuevas elecciones serían el 25 de diciembre, día de Navidad.

RAJOY "NO NECESITA AL PSOE"

En cualquier caso, ha emplazado al jefe del Ejecutivo a recabar los apoyos que previamente consiguió para que el PP se hiciera con la Presidencia de la Mesa del Congreso de los Diputados, en referencia a las fuerzas nacionalistas y conservadoras, "entre las que no está el PSOE". "Que le quede claro a Rajoy", ha remachado al respecto.

Si entonces el PP "no necesitó" al PSOE, ha explicado Sánchez, "tampoco" necesita a los socialistas para ser investido presidente del Gobierno. Así, ha alegado que el PSOE "no es un aliado potencial" del PP, sino que es su "alternativa".

En este sentido, ha resaltado que en el Congreso hay "una mayoría conservadora" pero también hay "fuerzas parlamentarias que quieren cambiar las políticas del PP. Así, ha instado a Rajoy a "acordar" y lograr un Gobierno "conservador de corte no continuista".

"EXPECTANTE" ANTE LAS NEGOCIACIONES DE RAJOY

Por otro lado, el jefe de la oposición ha negado que Rajoy le haya llamado: "He escuchado que anda quejoso (...) si me llama le cogeré y estaré dispuesto a reunirme con él", ha añadido. En cualquier caso, ha dicho que está "expectante" ante las negociaciones de Rajoy con el resto de partido para intentar superar la investidura: "Vamos a ver hasta donde es capaz de llegar Rajoy para ser investido", ha puntualizado. "¿Con quien quiere aprobar (Rajoy) los Presupuestos Generales del Estado (PGE)?, que responda y a partir de ahí dialogue", ha apostillado, insistiendo en que el PSOE no sólo votará 'no' a la investidura sino que "por coherencia" dirá 'no' a los presupuestos del PP ya que, a su juicio, "seguro traerán más recortes".

"El PSOE tiene una posición clara (...) no se va a abstener ante la corrupción, la desigualdad, el desempleo y la precariedad", ha zanjado. Acompañado por Francina Armengol, secretaria general del PSIB-PSOE y presidenta del Gobierno balear, ha aseverado que los socialistas no votarán lo que "quieren cambiar".

Pero Sánchez no ha aclarado si los socialistas presentarán otra alternativa en el caso de que la de Rajoy fracase, al mismo tiempo que ha subrayado que ahora es tiempo del PP y de su candidato: "Démosle tiempo", ha afirmado, preguntado sobre la posibilidad de que la investidura de Rajoy no salga adelante: "El PSOE está manteniendo un respeto institucional escrupuloso", ha manifestado.

RAJOY LLAMARÁ A PEDRO SÁNCHEZ

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha anunciado hoy que el presidente del Gobierno llamará al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, "con carácter inmediato", ha anunciado que Mariano Rajoy "será constructivo" y ha pedido al dirigente socialista que también lo sea.En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Sáenz de Santamaría ha confiado en que Sánchez no tenga problema para verse con el presidente, ya que la condición que puso fue que hubiera una fecha de investidura y esa condición se cumple ya.

Además, ha asegurado que el líder socialista podía haber opinado sobre la fecha elegida para el debate de investidura (30 y 31 de agosto) si hubiera accedido a hablar con Rajoy sobre este tema, pero Sánchez "no quiso ponerse al teléfono". Con respecto a la fecha elegida para el debate de investidura, que si resulta fallida y no prospera otra alternativa de Gobierno llevaría a los españoles a volver a las urnas el Día de Navidad, la vicepresidenta ha indicado que todavía había una opción peor para celebrar el debate de investidura, como hubiera sido celebrar ese debate al 6 de septiembre, lo que llevaría a que las elecciones, si no se consigue formar Gobierno en el plazo de dos meses que fija la Constitución, cayeran el 1 de enero.

EL PSOE TENDRA QUE EXPLICAR POR QUE SIGUE EN EL "NO"

La vicepresidenta ha advertido a Sánchez de que si la posición de su partido sigue siendo "no" a Rajoy, ése será el primer paso para unas terceras elecciones y el PSOE tendrá que explicarlo a los ciudadanos. Sin embargo, Sáenz de Santamaría no ha detallado qué estaría dispuesto Rajoy a ofrecerle a Sánchez para hacerle cambiar de postura. Sí ha querido recordar que el país está en un momento clave para la economía y cree que la posición del PSOE será más fácil que sea "constructiva" si tiene en cuenta lo que esperan los españoles y sus votantes de este tiempo: "dar una solución a este país, que lo necesita".

En este sentido, ha apuntado que si todos piensan en el interés general cumplirán con su obligación como responsables políticos y darán una "solución" a este país. Y ha advertido de que "si nadie quiere terceras elecciones, el debate de investidura es un buen momento para reflexionar qué ofrece cada uno a los electores". Por ello, ha insistido en que "si el PSOE lo que ofrece es el 'no' tendrá que explicarlo a los ciudadanos porque ese 'no' es el primer paso a las terceras elecciones".

Sáenz de Santamaría ha rehusado anticiparse a los acontecimientos y pronunciarse sobre el escenario que se plantearía si Rajoy no sacase adelante la investidura ni siquiera en segunda votación (por mayoría simple, esto es, más votos a favor que en contra) el próximo 2 de septiembre. La posibilidad de que Rajoy tuviera una segunda oportunidad en un nuevo debate de investidura dependería de que el Rey le volviera a proponer tras consultar con los partidos, y ahí no ha querido entrar la vicepresidenta.

De la negociación recién iniciada con Ciudadanos, Santamaría ha destacado como cuestión principal la posibilidad de poder poner en marcha el debate sobre "cuestiones de arranque" de la Legislatura, como los próximos Presupuestos Generales del Estado.