Salgado: la reforma laboral "no va a cambiar" pese a las manifestaciones

Anima a empresarios y trabajadores a aplicar la reforma laboral

Valeriano Gómez: "Nos gustaría volver a ser un referente del diálogo social"

nacional

| 28.10.2010 - 11:21 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, animó hoy a empresarios y trabajadores a aplicar la reforma laboral y realizar contratos de fomento del empleo con indemnizaciones de 33 días por año trabajado, así como hacer uso de las reducciones de jornada. Salgado aseguro que la reforma laboral "no va a cambiar" pese a las manifestaciones.

Así lo aseguró durante su intervención en el Foro Cinco Días, donde señaló que los elementos centrales de la reforma laboral, que dan mayor flexibilidad en la contratación, "no van a cambiar" pese a las manifestaciones anunciadas por los sindicatos UGT y CCOO.

Salgado apuntó que "evidentemente" un clima de paz social y consenso es favorable para la economía y en este sentido dijo que el Gobierno buscará el máximo apoyo para reformar otro aspecto del ámbito laboral que es el sistema de negociación colectiva.

Destacó que el objetivo es mejorar la competitividad de las empresas que "pasa por una disminución de los costes laborales unitarios y una moderación salarial", al tiempo que añadió que "la negociación colectiva debe facilitar la aplicación de la reforma laboral".

Al respecto urgió a los empresarios a aplicar "todos los elementos importantes de flexibilidad" que incluye la nueva norma para que las empresas se adapten al contexto económico, como la facilidad para reducir la jornada laboral "lo más posible" o la puesta en práctica de los contratos de fomento del Empleo.

El ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, insitía en la misma idea: "Si se pretende poner patas arriba la reforma será difícil encontrar huecos para el diálogo". Valeriano Gómez que la próxima semana comenzará la ronda de diálogo con sindicatos y empresarios,ha insistido en que las tres partes (Gobierno, empresarios y sindicatos) tienen la obligación y la necesidad de encontrar formas para encauzar el diálogo pero "sin alterar el núcleo esencial de la reforma laboral".

El ministro ha señalado que el Gobierno tiene una actitud abierta a los cambios y a las reformas, pero ha insistido en que la reforma laboral "es ya una ley vigente" y que el Ejecutivo "no puede estar cambiando de posición de un día para otro".

La vicepresidenta Salgado ha recordado que los primeros datos sobre contratación en los meses de agosto y septiembre "son alentadores", ya que la conversión de contratos temporales en fomento del empleo pasó del 17% al 26%. No obstante, recalcó que los resultados de la reforma laboral no son inmediatos sino que se verán a medio y largo plazo.

Al respecto la vicepresidenta económica señaló que esta nueva norma ayudará a que el mercado laboral se recupere en 2011, donde el incremento del 0,3% previsto en creación de empleo supondrá 43.000 empleos más a tiempo completo y 100.000 ocupados más en términos de la Encuesta de Población Activa (EPA). Sin embargo, precisó que la tasa de paro prevista para 2011 del 19,3% sigue siendo alta, aunque coincide con la estimada por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

PENSIONES

El nuevo ministro de Trabajo ha defendido la necesidad de que los países europeos, entre ellos España, vayan desplazando la edad media de retirada del mercado laboral, porque cada vez hay más personas de 65 años y menos personas para contribuir a pagar sus pensiones. Para conseguir este objetivo, Gómez ha apuntado que existen varios mecanismos. El más sencillo, ha dicho, es el de alargar la edad de jubilación, pero hay otros, como el de ampliar el periodo de cálculo de la pensión más allá de los quince años actuales. Con ello, se conseguirían más ingresos y un mayor compromiso de empresarios y trabajadores con la financiación de la Seguridad Social.

"Si somos capaces de concebir todo un conjunto de medidas a la vez, progresivamente, ordenadas, y razonablemente bien, podremos soportar la más bella construcción del siglo XX, que es el Estado de Bienestar", ha señalado Gómez, que ha negado que el Pacto de Toledo se vaya a romper por la decisión del Gobierno de congelar las pensiones en 2011.