Sala sobre Cataluña: El Constitucional “no podía hacer otra cosa”

El Gobierno advierte al ejecutivo catalán que si no cumple la ley recurrirá al Constitucional

nacional

| 10.05.2013 - 14:59 h
REDACCIÓN

El presidente del Tribunal Constitucional (TC), Pascual Sala, ha manifestado este viernes con motivo de la suspensión de la declaración soberanista del Parlamento catalán, que esta decisión se ha tomado "de forma meditada y estudiada" y teniendo en cuenta lo establecido en la Constitución española.

En declaraciones a Europa Press Televisión antes de participar en la clausura de unas jornadas universitarias de la UNED, Sala ha aseverado que, desde el punto de vista del Alto Tribunal, "todos los argumentos son admisibles", y que, tras admitir a trámite la impugnación de la Abogacía del Estado contra la resolución del Parlamento catalán, se abre un proceso que se ultimará cuando se dicte sentencia.

"El tribunal (se ha pronunciado) de forma meditada y estudiada después de cerciorarse absolutamente de todos los aspectos, lo que con arreglo a la Constitución tenía que hacer y no podía hacer otra cosa", ha manifestado el magistrado, quien ha agregado que "no se puede hacer una valoración específica" sobre el auto del TC.

Así, ha defendido al Alto Tribunal de las críticas que apuntaban a que el proceso se estaba dilatando en el tiempo --la resolución catalana fue aprobada el 23 de enero de 2013-- y al respecto ha señalado que el TC "no actúa improvisadamente sino que con confianza en el estudio, conocimiento y meditación".

Respecto a la aprobación por parte del Parlamento catalán de una comisión soberanista tras conocerse el auto del TC, Sala se ha limitado a declarar que "no puede adelantar nada" y se ha remitido al proceso abierto mediante el cual el tribunal dará traslado a la resolución del Gobierno y al Parlamento catalán para que presenten las alegaciones que consideren oportunas.

EL GOBIERNO ADVIERTE AL EJECUTIVO CATALÁN QUE SI NO CUMPLE LA LEY RECURRIRÁ AL CONSTITUCIONAL

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha advertido hoy a la Generalitat de Cataluña de que el Ejecutivo acudirá al Tribunal Constitucional (TC) "siempre que no se cumplan las reglas del juego" y de que recurrirá todas aquellas decisiones contrarias al Estado de derecho.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta ha respondido a varias preguntas relacionadas con la decisión del Tribunal Constitucional de admitir a trámite el recurso del Gobierno contra el acuerdo del Parlamento catalán en el que defendía que Cataluña es "sujeto jurídico y político soberano".

"Cuando no se cumplen las reglas del juego uno acude al Tribunal Constitucional para que se restablezca la supremacía de la Constitución que es la garantía de que ninguna institución se sale del marco que le corresponde y ningún español se ve afectado en los derechos que la Carta Magna establece", ha subrayado.

Estas es la "manera de actuar" de un Gobierno que, ha dicho, "lo es también de los catalanes" porque "lo es de todos los españoles" y su obligación es "velar por el principio de igualdad".

Al ser preguntada por la aprobación por el Parlamento catalán de la comisión parlamentaria por el derecho a decidir, ha insistido en que se procederá como hasta ahora, de manera que "algunos supuestos" se incorporarán al recurso inicial.

Sobre las declaraciones hechas por la presidenta del Parlamento catalán, Núria de Gispert, afirmando que la declaración de soberanía sigue "vigente", Sáenz de Santamaría ha dicho que cualquier acto de la Generalitat de Cataluña, más allá de las declaraciones políticas, que suponga un incumplimiento de la suspensión se "incorporará" al recurso del Constitucional.

Ante la insistencia de los medios de comunicación sobre si el Gobierno va a actuar contra los dirigentes políticos que animan a la desobediencia, ha precisado que "la ley es bien clara y en cada caso la fiscalía procederá según la marca la propia Constitución y las leyes". Ha recordado que en este momento hay un recurso admitido que ha permitido "lanzar un mensaje muy claro" y es que "hay un asunto que va contra la Constitución y que puede tener efectos jurídicos".

La vicepresidenta ha recordado que el Ejecutivo llevó al alto tribunal un recurso "muy fundamentado" y "muy trabajado", "con rigor y seriedad", lo que ha permitido "dar al Constitucional argumentos para que lo admita y ha producido su suspensión".