El Gobierno legislará a partir de este lunes una nueva reforma laboral

Sindicatos y CEOE desoyen al ejecutivo y no retoman el diálogo ante el fin del plazo

nacional

| 15.01.2012 - Actualizado: 18:56 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Gobierno comenzará a elaborar a partir de mañana una nueva reforma laboral tras concluir hoy el plazo para que los agentes sociales pacten asuntos "troncales" como la contratación, los despidos o los salarios, y sin que las partes se hayan reunido este fin de semana.

El Ministerio de Empleo y Seguridad Social trabajará a partir del lunes en el anteproyecto de Ley de una nueva reforma del mercado de trabajo con el fin de aumentar la flexibilidad interna de las empresas y de la contratación y poder frenar el paro.

Fuentes sindicales han confirmado a EFE que no ha habido contactos entre los agentes sociales este fin de semana y que tampoco "estaban previstos", por lo que no han tratado ningún aspecto de la reforma laboral.

De esta forma, UGT, CCOO, CEOE y CEPYME se remiten al documento de 67 páginas firmado por las dos partes el pasado martes y enviado al Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Este acuerdo contemplaba pactos en materias de resolución extrajudicial de conflictos, de formación profesional, de mutuas y sobre la racionalización del calendario de festivos, y fue calificado de "insuficiente" el pasado viernes por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Durante todo el fin de semana tanto el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, como la vicepresidenta y la ministra de Empleo, Fátima Báñez, han urgido a los agentes sociales a que agotaran el plazo marcado y aportaran soluciones sobre temas "troncales" como la flexibilidad interna de las empresas o el absentismo laboral.

Sáenz de Santamaría ha reiterado hoy mismo que debían "apurar las horas y los minutos" porque la reforma laboral es necesaria para crear empleo.

Por su parte, Báñez les advirtió ayer de la necesidad de hacer una reforma "decidida y equilibrada".

Lo cierto es que los secretarios generales de UGT, Cándido Méndez y de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, están dispuestos a seguir negociando fuera de plazo y han asegurado que es cuestión de "voluntad" y no de cumplir unos tiempos marcados por el Ejecutivo.

Toxo y Méndez reconocen hoy en una entrevista al diario Público que las posturas en materia salarial y de contratación están muy alejadas, aunque el dirigente de CCOO tampoco ve imposible un acuerdo.

Sin embargo, en lo que sí coinciden tanto empresarios como sindicatos es en que la negociación colectiva y los asuntos relativos a la contratación y despidos son "bilaterales" y así lo hacen constar en el texto del documento enviado a Empleo.

Toxo y Méndez califican de "maximalistas" las propuestas de la patronal en la última recta final de la negociación, ante la iniciativa de congelar los salarios y critican que un sector empresarial quiera "dinamitar" el proceso pensando que se beneficiarían más con una reforma laboral elaborada unilateralmente por el Ejecutivo.

El dirigente de CCOO recuerda hoy que los sindicatos no son los que han cerrado las negociaciones.

Y es que el presidente de CEPYME, Jesús Terciado, pedía al Gobierno hace unos días que tomara de inmediato las decisiones que considerara oportunas porque "volver a negociar sería perder el tiempo" y consideraba que la negociación ya no tenía recorrido.

Tanto Toxo como Méndez también coinciden en que el Gobierno debería convocar una Mesa tripartita para tratar otros asuntos como el empleo juvenil o el absentismo.

El Ejecutivo se ha comprometido a que una nueva reforma laboral esté cerrada en el primer trimestre del año, después de que el anterior Gobierno socialista aprobara otra reforma del mercado de trabajo por decreto ley tras meses de negociación de los agentes sociales y que también terminaron en fracaso.

LA VICEPRESIDENTA URGE A LOS AGENTES SOCIALES A QUE CIERREN UN ACUERDO

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha pedido este domingo a las organizaciones empresariales y sindicales que "apuren las horas y los minutos" para llegar a un acuerdo sobre la reforma laboral, ya que "de esa base debe salir una reforma para crear empleo". "Entre todos es necesario sacar ese acuerdo", ha apostillado.

La reforma laboral está pensada para "crear empleo porque a todos nos incumbe crear empleo", ha declarado Sáenz de Santamaría en la clausura de la Convención Autonómica que el PP-A celebra este fin de semana en la ciudad de Málaga.

La también portavoz del Ejecutivo de Mariano Rajoy ha reconocido que el Gobierno tienen responsabilidad, "pero también los agentes sociales y empresariales", porque "todos tenemos que ser capaces de mirar de frente a los más de cinco millones de desempleados" y decirles que "no hay ninguna organización que sea ajena a esa realidad tan dura".

DÉFICIT DE LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS: "LA LEY CAERÁ SOBRE EL QUE SE COMPROMETA SIN FONDOS"

La vicepresidenta y portavoz del Gobierno, Soraya Saenz de Santamaría, ha destacado hoy sobre la futura ley de estabilidad presupuestaria que "el peso de la ley" caerá sobre aquel que se comprometa sin tener fondos porque la "primera obligación" de un político es "saber gestionar con lo que tiene".

Durante la clausura de la Convención Autonómica del PP celebrada este fin de semana en Málaga, Saenz de Santamaría ha recalcado que el "mayor riesgo" del Estado de Bienestar son los malos gestores, porque "gasta mal el dinero y después no tiene dinero para lo esencial".

"Por eso -ha dicho- es tan importante" la ley de estabilidad de presupuestaria que prepara el Gobierno, y la que quiere aprobar el presidente del PP-A, Javier Arenas, si accede a la presidencia de la Junta tras los comicios del próximo 25 de marzo.

En su intervención, ha indicado que uno de los "objetivos claros" del Gobierno central es controlar el déficit, porque si no se logra "tapar la herida que desangra el déficit público", no es posible sostener el estado de bienestar.

Además, la portavoz del Gobierno ha hecho hincapié en la necesidad de reformas "para el crecimiento y el empleo", y ha aludido a la falta de crédito como uno de los principales problemas que tiene este país.

Según Saenz de Santamaría, al emprendedor "hay que ponerle la alfombra roja, y lo tienen que hacer las administraciones, sin lastres, sin burocracia", pero también es necesario contribuir a que bancos y cajas puedan cumplir su "principal objetivo", que es conceder crédito, y "hoy no pueden hacerlo".

Ha argumentado que es necesario un sistema financiero fuerte integrado por entidades "solventes, quizás menos, pero mucho más eficaces y dinámicas", así como sanear su balance, para que lo que figure en los libros sea "lo que realmente tienen".

De la reestructuración del sector financiero deben salir entidades solventes que concedan crédito y que sean "el mejor apoyo" de emprendedores y familias para generar empleo y salir de la crisis, ha señalado.

Durante la clausura de la Convención, Saenz de Santamaría ha arropado al presidente del PP-A, Javier Arenas, y ha subrayado la necesidad de que éste gobierne para que cambie la política y las formas de hacer política en esta comunidad.