Sáenz de Santamaría: "Nadie puede burlar la justicia infinitamente"

Rajoy, en contacto con el líder del PSOE y de Cs tras la detención de Puigdemont

También acusa al presidente del Parlament, Roger Torrent, de "extralimitarse en sus funciones"

nacional

| 26.03.2018 - Actualizado: 15:28 h

EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, conversó este domingo con el secretario general del PSOE y con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, tras la detención del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont en Alemania tras cruzar en coche la frontera desde Dinamarca, según han informado fuentes de Moncloa. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha considerado hoy que la detención del expresidente catalán Carles Puigdemont en Alemania es una "buena noticia" y demuestra que todos los españoles son iguales ante la ley y "nadie puede infinitamente seguir burlándose de la justicia".

Rajoy ha seguido todo el fin de semana desde el Palacio de la Moncloa la situación que se vive en Cataluña y, de hecho, el Gobierno canceló el viaje que tenía previsto emprender este pasado sábado a Angola después de el presidente del Parlament, Roger Torrent, anunciara la convocatoria de un pleno del Parlament para tratar de investir al diputado Junts per Cataluña Jordi Turull como próximo presidente de la Generalitat, una primera votación que resultó fallida tras la abstención de la CUP.

En estos días ha habido contactos del jefe del Ejecutivo con PSOE y Ciudadanos, las dos formaciones que apoyaron la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña. Nada más convocarse ese pleno para investir a Turull, Rajoy habló el miércoles con Pedro Sánchez, y también intercambió mensajes de móvil con el presidente de Ciudadanos, según indicaron a Europa Press fuentes del Ejecutivo.

Tras la detención de Puigdemont -que ha pasado la noche en la prisión alemana de Neum~nster, donde permanece a la espera de comparecer ante el juez--, Rajoy contactó de nuevo con el secretario general del PSOE y también habló con el líder del partido naranja, han señalado las fuentes consultadas.

El expresidente catalán fue detenido en virtud de la euroorden emitida por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, que le ha procesado por un delito de rebelión y malversación. El Código Penal alemán, uno de los países con los que España tiene una cooperación judicial más activa, contempla penas que van desde los diez años de prisión a la cadena perpetua para un delito muy similar al de rebelión.

SANTAMARÍA ADVIERTE DE TORRENT

En declaraciones a los medios tras la reunión de la comisión de subsecretarios, la vicepresidenta ha acusado por otra parte al presidente del Parlament, Roger Torrent, de "extralimitarse en sus funciones" -ayer pidió un "frente común" para defender la democracia en Cataluña- y le ha advertido de que su "primera y única función" es buscar un candidato "viable" para presidir la Generalitat.

Además, ha señalado que si Puigdemont no es presidente hoy es porque el Gobierno fue al Tribunal Constitucional para impedir que se celebrara su investidura, y las medidas cautelares que tomó el Tribunal Constitucional entonces están "vigentes" e impiden que "cualquier candidato se pueda saltar la ley".

La vicepresidenta ha respondido así al planteamiento de las formaciones independentistas, que han anunciado que tomarán medidas para permitir que Puigdemont sea investido pese a su detención. "Yo les pediría a Elsa Artadi -portavoz de Junts per Catalunya, que ha lanzado esta propuesta- y a todos sus seguidores que piensen en Cataluña", ha dicho la vicepresidenta, quien ha reiterado su advertencia a Roger Torrent.

A Torrent, ha dicho, "se le olvida que es el presidente del Parlament" y cuál es su primera y única obligación. "Lo demás es aderezo". Le ha recordado además que ejerce una labor institucional en representación del conjunto de los parlamentarios catalanes, y "más de la mitad de los votos de ese Parlament no secundan esas opciones". "Si quiere ser el presidente de determinados frentes antidemocráticos esa no es tarea del presidente del Parlament, espero que sea consciente de que no está ahí para atender a sus seguidores", ha añadido.

EL RESPETO DEMOCRÁTICO SE DEMUESTRA ANDANDO

Soraya Sáenz de Santamaría ha insistido en que la detención de Puigdemont demuestra por un lado que las instituciones en España funcionan y es también una prueba de que Europa es "un espacio de derecho" donde se confía en los procedimientos y la democracia del conjunto de los países miembros y entre todos logran "avanzar" en el respeto a la ley y la democracia.

La vicepresidenta ha subrayado en este sentido que desde Moncloa se han vivido todos estos días con "mucha atención e intensidad" y "confiando" siempre en la labor de los "servidores públicos para que en este país se cumpla la ley y nadie se sienta por encima de ella".

Ha hecho un llamamiento al respeto a la justicia y a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y ha señalado que "el respeto democrático se demuestra andando".

Por eso, ha añadido, "poco pueden hablar de democracia quienes lo primero que hacen es no respetar el poder judicial, el imperio de la ley y la actuación de los cuerpos de seguridad como representantes de esa ley".

Ha insistido por tanto en pedir "a todos que respeten los derechos y las opiniones del conjunto". "Lo demás es sectarismo antidemocrático".

Sobre los pasos que seguirán a la detención de Puigdemont, la vicepresidenta ha recordado que el procedimiento sobre la euroorden está "muy tasado" y la justicia alemana tiene un plazo de sesenta días ampliable a otros treinta para tomar una decisión.

Europa, ha recalcado, es un espacio de seguridad, justicia y confianza democrática, por lo que el Gobierno respeta los procedimientos de la justicia alemana, dentro del pacto de todos los europeos para ayudar entre todos a que se respete la ley.

REFLEXIONAR SOBRE EL SECTARISMO DE TV3

Por otra parte, Soraya Sáenz de Santamaría ha invitado a los grupos parlamentarios en la Cámara catalana a que hagan un debate "en profundidad sobre el sectarismo de TV3".

Al ser preguntada por la forma en que TV3 informó ayer sobre la detención y sobre las protestas -el PP acusa a la televisión catalana de haberlas alentado-, la vicepresidenta ha recordado que el control de este medio público se ejerce desde el Parlamento y no quiere meterse en "casas de nadie".

Pero sí ha señalado que "sería bueno" que Torrent, en esos "plenos sorpresa" que convoca, promoviese este debate, y los grupos parlamentarios "podrían en Cataluña" hacer un control "muy exhaustivo" de la cadena autonómica.

Ha recordado que en el Congreso de los Diputados hay una comisión de control parlamentario de RTVE que se celebra todos los meses y cuando se produce un problema se lleva a ese órgano.

Y en esa línea ha pedido a los grupos del Parlament que hagan lo mismo y ejerzan el control necesario sobre la cadena pública catalana.