Saenz de Santamaría dice que no hay nada que discutir ni negociar sobre la consulta

Cospedal: "El PP no va a permitir que nadie rompa nuestro país"

Susana Díaz dice que estará al lado del Gobierno en defensa de España

Aguirre: "En Cataluña los buenos han estado mucho tiempo cruzados de brazos"

Monago celebra el "jaque" de PP y PSOE y pide actuar sobre los responsables

nacional

| 13.12.2013 - 13:36 h
REDACCIÓN

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saenz de Santamaría, ha insistido hoy en que "no hay nada que discutir ni que negociar" respecto a la consulta soberanista anunciada ayer por el Ejecutivo catalán. Sáenz de Santamaría ha apelado -especialmente al presidente catalán, Artur Mas- al respeto a la ley y ha dicho que el Ejecutivo velará para que los catalanes se vean "lo menos perjudicados" posible por la iniciativa soberanista de la Generalitat.

Respondía así en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros a las preguntas relacionadas con la consulta soberanista de Mas, en la que ha recalcado que el Gobierno lo es de todos los españoles, incluidos los catalanes, por lo que seguirá trabajando para fortalecer los lazos que unen a Cataluña con España.

La vicepresidenta, que no ha contestado sobre la posibilidad de aplicar el artículo de la Constitución que permite la suspensión de una autonomía, ha insistido en que la consulta es inconstitucional, porque corresponde a todos los españoles "decir cómo se organiza España" territorialmente.

Al tratarse de un asunto que compete a todos los españoles, "no es entre este Gobierno y cualquier otro" el que se pueda negociar, "discutir o transigir", ya que es algo que "no forma parte de nuestra capacidad de disposición, ni de negociación".

Ello no quita, ha proseguido la vicepresidenta, que, como "Gobierno de la nación y, por tanto, de los catalanes" siga trabajando para fortalecer "los lazos económicos, sociales, políticos y afectivos de los catalanes y del resto de los españoles". Ha agregado que continuarán con su labor para que los catalanes "se vean lo menos perjudicados posible por un proceso" que va a "fracturar la sociedad, alentar la división y generar en los ciudadanos la sensación de incertidumbre, contraria a la estabilidad que todo el mundo necesita".

Ha apelado al respeto a la ley, especialmente de los políticos y de Artur Mas, "que asumió durante un debate que no haría nada que violentase las leyes a que reflexione sobre el inicio de este proceso si decide emprenderlo".

Saenz de Santamaría ha aludido a la situación financiera por la que atraviesa Cataluña y a las ayudas desde el Ejecutivo central. En su opinión y, "por irresponsabilidades de otros Gobiernos, lo que no va a hacer es perjudicar a los servicios públicos" de esta comunidad o a los proveedores a los que no paga la Generalitat.

Ha agregado que si otras Administraciones "no cumplen con esos ciudadanos, este Gobierno está para que todos los españoles, incluidos los catalanes, puedan seguir recibiendo servicios públicos o cobrar las nóminas", si bien ha recordado que esas ayudas son préstamos que tendrán que devolver, al igual que el resto de autonomías que están en similar situación.

COSPEDAL: NADIE VA A ROMPER NUESTRO PAÍS

La secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, ha dicho hoy que los españoles deben estar tranquilos porque el PP va a defender las leyes y la Constitución, va a trabajar para que se cumplan y "no va a permitir que nadie rompa nuestro país".

Cospedal, en su intervención en la reunión del Comité Ejecutivo regional del PP de Castilla-La Mancha que se celebra hoy en Toledo, se ha referido así en relación a la consulta soberanista planteada por el presidente catalán, Artur Mas, para el 9 de noviembre del próximo año.

La secretaria general del PP y presidenta de Castilla-La Mancha ha afirmado que la unidad de España es "incuestionable" y que tanto el Gobierno como su partido van a defender tanto el pasado común de los españoles como el presente y el futuro como nación.

Ha pedido a todos los partidos, y especialmente al PSOE, que tengan una postura clara y contundente en toda España y ha añadido que es "muy importante la unión de todos los partidos" y que las respuestas sean claras y contundentes, que nadie "se ponga de medio lado".

"Nadie va a poner en peligro la unidad de España mientras esté gobernando el PP", ha asegurado Cospedal, quien ha indicado asimismo que desde su partido no van a permitir que unos "irresponsables", con su "incompetencia y ceguera", generen una ruptura ni pongan a Cataluña "al borde del abismo".

"Nos jugamos mucho", ha dicho la secretaria del PP, que ha recordado que España es un país con muchos siglos de historia, donde hace más de 500 años se empezó a caminar todos juntos y que, además, tiene una enorme pluralidad y riqueza dentro de país, lo que la hace ser una nación fuerte y con posibilidades.

Al mismo tiempo es uno de los países más descentralizados y ha insistido en que "unos irresponsables no pueden tirar por la borda tanto trabajo".

SUSANA DÍAZ DICE QUE ESTARÁ AL LADO DEL GOBIERNO DE ESPAÑA

La presidenta de la Junta de Andalucía, la socialista Susana Díaz, ha dicho hoy que estará "al lado del Gobierno en la defensa de los intereses de España" y que el referéndum que pretende convocar la Generalitat catalana es "ilegal".

En declaraciones a los periodistas en Sevilla, Díaz ha indicado que lo sucedido ayer en Cataluña con el anuncio de la fecha y la pregunta del referéndum es "un ejemplo de política de baja altura" y de "politiqueo" propio de políticos que "estaban pensando en sus propios intereses y no en los intereses de España ni en los de Cataluña".

Lo que se necesita en España y en Cataluña en estos momentos son políticos de altura, según Díaz, que ha pedido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que lidere esta situación porque no basta con decir que no, sino que a continuación hay que decir qué se va a hacer.

"Necesitamos políticos de altura que piensen en España y que piensen en Cataluña; y necesitamos un presidente del Gobierno que lidere y que se ponga al frente, que tienda la mano, que abra el diálogo y que el diálogo tenga como respuesta un proyecto común donde todos nos sintamos cómodos y ese proyecto común no puede tener ni privilegios ni agravios", ha asegurado.

A Rajoy le ha reclamado que, "en un momento histórico" como el de 1978, se ponga al frente para solucionar la crisis territorial que se ha suscitado en Cataluña, y ha recordado que los socialistas son partidarios de una reforma de la Constitución "sin agravios y sin privilegios".

También ha dicho que hay que "desenmascarar" algunas cosas, como que quienes están planteando ese referéndum no le están diciendo a los catalanes qué supone para Cataluña, "que van a tener que renunciar a determinados elementos de los que, gracias a formar parte de España, se benefician, como moneda única, circulación libre, seguridad social..."

Sobre las palabras de Cayo Laya de que, en este caso, no hay que tener miedo a la democracia, ha respondido que "quienes pretenden salirse de la Constitución y del marco democrático de este país no pueden dar lecciones de democracia a nadie".

MONAGO CELEBRA EL JAQUE DEL PP Y PSOE EL NACIONALISMO CATALÁN

El presidente del Gobierno extremeño, José Antonio Monago, ha celebrado el "jaque" de PP y PSOE al nacionalismo catalán y ha pedido que se actúe sobre los responsables de la consulta soberanista, "que no son los catalanes sino el gobierno catalán".

Monago ha asegurado que Cataluña "no puede ser un Estado ni puede ser independiente", durante su intervención este viernes en Badajoz en un desayuno informativo que ha organizado el Diario HOY en colaboración con Banco Santander.

El presidente extremeño se ha mostrado interesado por conocer la opinión de los empresarios catalanes, que, en su opinión, "tienen que levantar su voz" porque "en privado lo dicen todos pero en público lo dicen muy pocos", y se "están jugando la pela", sobre todo --añade-- aquellos que "tienen empresas con domicilio fiscal en Cataluña y etiquetan con productos de España en el resto de España".

Respecto al presidente catalán, Artur Mas, Monago ha asegurado que la situación "le da igual", ya que cuando deje su cargo "le pagarán de por vida su sueldo de presidente".

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha asegurado hoy que los políticos constitucionalistas han pecado de "ingenuidad" en sus relaciones con Cataluña y que "los buenos han estado mucho tiempo cruzados de brazos", en referencia a la consulta para la independencia convocada en Cataluña.

"Pocas veces como en este caso se ha demostrado lo que decía Burke hace más de 200 años: Para que el mal triunfe basta que los hombres de bien se queden cruzados de brazos", ha alertado.

En la presentación del libro "Votaré No a la secesión de Cataluña" del columnista y abogado catalán Juan Carlos Girauta, Aguirre ha avisado que el mayor "problema" de los constitucionalistas ha sido su "silencio" y que una hipotética independencia de Cataluña la convertiría en una "república bananera".