Rubalcaba sondea sobre la elección del secretario general por los militantes

Jáuregui dice que al próximo líder del PSOE lo elegirán delegados, no los militantes

Patxi López cree que Susana Díaz podría compatibilizar la Secretaría General con la Presidencia de la Junta

Chaves replica a Madina que hay que respetar las normas internas del PSOE

Chacón reitera que las primarias son la mejor herramienta para el PSOE

Fernández Vara asegura que no será candidato a la secretaría general del PSOE

nacional

| 28.05.2014 - 10:05 h
REDACCIÓN

El diputado socialista Eduardo Madina ha afirmado que sólo valorará presentar su candidatura a secretario general del PSOE en el congreso extraordinario de julio "si la elección se hace por voto directo" de los militantes.

"Creo que comprendo muy bien cuál es el estado de ánimo que tienen en este momento los militantes del PSOE y por eso quiero anunciarles que sólo valoraré las decisión de presentar mi candidatura a la secretaria general si la elección de secretario general se hace por voto directo", ha dicho.

Madina ha hecho este anuncio en los pasillos del Congreso, donde ha defendido que los socialistas necesitan un congreso federal con "altura de miras" y que "comprenda bien lo que está sucediendo".

Además ha subrayado que la celebración de ese congreso debería abocar después a las primarias abiertas para elegir al candidato a la presidencia del Gobierno y ha recordado que ya lleva tiempo defendiendo la necesidad de que el PSOE "viera en la participación una manera de construir su propio futuro".

RUBALCABA HABLA CON LOS BARONES

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, está hablando con los "barones" territoriales sobre la posibilidad de abrir el congreso extraordinario de julio el máximo a la militancia, según han informado fuentes de la Ejecutiva.

Esta fórmula de un "congreso a la gallega" fue apuntada ayer y hoy ha sido planteada oficialmente por el secretario general del grupo socialista en el Parlamento, Eduardo Madina, uno de los supuestos aspirantes a las primarias, que estudiaría optar a la Secretaría General si se aceptase esa opción.

De acuerdo con las mismas fuentes, el debate es "relevante y pertinente" y, por eso, Rubalcaba está sondeando a los secretarios regionales sobre sus preferencias a la hora de elegir al nuevo líder.

La posibilidad de que el secretario general fuera elegido de forma directa por la militancia se estudió ya en la Conferencia Política del PSOE celebrada el pasado mes de noviembre, a propuesta de la Ejecutiva Federal, aunque se decidió aplazar la decisión definitiva hasta el próximo congreso del partido.

En todo caso, el debate reabierto ahora sobre la forma de elección del futuro secretario general del PSOE se resolverá en los próximos días, antes de la convocatoria oficial del congreso extraordinario de julio, han señalado las fuentes.

MADINA: "NO SIN LOS MILITANTES"

Por eso Madina apuesta por un congreso que "vincule la participación del conjunto de militantes y sus propias decisiones, que demuestre que ha comprendido el mensaje que los ciudadanos nos mandaron el domingo pasado y que elabore un proyecto en sus ponencias y resoluciones que le sirva a este país para salir adelante".

A su juicio, un congreso que "comprenda la participación y la propuesta a la sociedad" hará que el PSOE "crezca desde ese congreso hasta un proceso posterior de primarias y a una victoria electoral en las generales".

JÁUREGUI: "NO HABRÁ VOTO DIRECTO"

El exministro y eurodiputado electo del PSOE Ramón Jáuregui ha asegurado este miércoles que al próximo secretario general del PSOE lo elegirán en el Congreso de julio un millar de delegados, no todos los militantes del partido como reclaman algunos dirigentes. "Nuestros estatutos no contemplan que voten los 250.000 militantes ante el Congreso, no está previsto así y no se va a hacer así", ha zanjado en una entrevista en 'Los Desayunos de TVE.

Jáuregui ha defendido que la elección del secretario general por delegados elegidos a su vez por los militantes es "plenamente democrática" y ha negado que ese mecanismo derive en un control por parte del aparato. De hecho, ha puesto como ejemplo la elección de José Luis Rodríguez Zapatero en el año 2000.

Además, ha explicado que sobre el papel es posible que un presidente regional sea también secretario general del partido, aunque ha añadido que no es la opción que más le gusta personalmente.

El exministro ha defendido la decisión de la dirección de convocar un congreso antes de organizar primarias para elegir candidato y cree que hay que asumir que habrá una "bicefalia" entre secretario general y candidato.

Eso sí, cree que tendrá que ser una "bicefalia pactada" y, además, ha reconocido que es posible que una vez que haya un nuevo secretario general, las primarias se convoquen pero no se presente nadie más. y al empresario Augusto César Tauroni, considerado presunto cabecilla de la trama.

PATXI LÓPEZ SE DESCARTA

El secretario general del PSE-EE, Patxi López, considera que la secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, es "un enorme referente" del partido y puede compatibilizar la Secretaría General del partido en sustitución de Alfredo Pérez Rubalcaba con la Presidencia de la Junta de Andalucía "porque tiene enorme capacidad".

López se ha pronunciado de este modo en una entrevista en la cadena Ser durante la que no ha descartado la posibilidad de presentarse como relevo de Rubalcaba porque "no tiene un guión escrito", ha afirmado que le gusta la fórmula de 'un militante, un voto' y ha destacado que Eduardo Madina es "un gran socialista".

Sobre el hecho de que Madina acabe de confirmar que se presenta a la Secretaría General si hay voto directo de los militantes, es decir, 'un militante, un voto', López ha señalado que, aparte de ser su amigo, es "un gran socialista, con mucho predicamento y mucho peso político".

El líder del PSE-EE ha considerado que Madina no ha dicho que se presenta, sino que "valorará" concurrir como candidato al Congreso de julio, y ha afirmado que a él le gusta esa fórmula de 'un militante un voto', aunque ha reconocido que, a veces, "no es fácil conseguir cambiar un reglamento que ya está cerrado".

CONGRESO Y PRIMARIAS

Sobre el congreso y las primarias, el máximo representante de los socialistas vascos ha afirmado que no entiende el debate en el que parece que "una propuesta anula a la otra", en referencia a las declaraciones de Carme Chacon y Eduardo Madina, que creen que, con el Congreso extraordinario convocado para julio, se pretende hurtar la voz a los ciudadanos en unas primarias.

"Es un debate artificial. Va a haber congreso del PSOE y va a haber primarias. Se va a dar la voz a los militantes y a los ciudadanos. No entiendo a quien pide que se dé la voz a los ciudadanos y que, sin embargo, parece que denosta la voz de los 200.000 militantes de este partido que, luego, son los que soportan nuestra organización", ha añadido.

En este sentido, ha asegurado que se harán "las dos cosas" y lo harán "en el orden lógico" porque "existe un problema más profundo que el de cambiar la foto del cartel y decir cuál es el candidato". "Hay que refortalecer el propio partido", ha añadido. A su juicio, el nuevo secretario general del PSOE que salga de julio pueda presentarse a las primarias.

CHACÓN: LAS PRIMARIAS, LA MEJOR HERRAMIENTA

La exministra Carme Chacón sigue pensando que las primarias abiertas a la ciudadanía son la mejor herramienta para resolver el problema de cómo el PSOE puede volver a conectar con la sociedad, convencida de que ese es el auténtico dilema del partido, y no la forma de organizarse internamente.

Fuentes próximas a la exministra socialista han asegurado que Chacón sigue defendiendo la vía de las primarias abiertas a la ciudadanía, tal y como se acordó en el Comité Federal de comienzos de año, en lugar del congreso extraordinario aprobado por la Ejecutiva el pasado lunes, tras el fiasco del 25M.

Chacón, de acuerdo con las fuentes, está convencida de que la situación es tan "grave" que el dilema no está en cómo se organizan internamente los socialistas, sino en cómo vuelven a conectar con la sociedad que les ha dado la espalda.

En este sentido, su creencia es que la mayoría de los socialistas siguen pensando que las primarias abiertas son la mejor herramienta para hacerlo, y no un congreso federal.