Rubalcaba: "si nuestros votos se quedan en casa la izquierda tiene un problema"

nacional

| 04.11.2011 - 21:21 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha afirmado este viernes que le preocupa "muchísimo" la "indiferencia" de los que piensan que votar no vale para nada o "no merece la pena": "Esa indiferencia es muy mala para la izquierda porque la izquierda si tiene algún poder es el poder de la gente, no tiene poder económico o mediático. Si nuestros votos se quedan en casa porque la gente cree que no vale para nada la izquierda tiene un problema", ha avisado.

Rubalcaba ha reconocido que la indiferencia le preocupa desde el punto de vista electoral -admitiendo que, a dos semanas de la cita con las urnas, miente quien diga que no le preocupa el resultado-- pero ha añadido que le inquieta más aún el "ensimismamiento" de parte de la sociedad, que parece afectar más a la izquierda, y las afirmaciones del tipo "nos han ganado" o "el voto no merece la pena".

El candidato se ha expresado así en una reunión con voluntarios de la campaña del PSOE, muchos de ellos "independientes pero no indiferentes" a los que ha llamado precisamente a combatir la indiferencia y a apostar por el poder de los votos, que es el poder de la gente frente a los mercados.

Según Rubalcaba, si la crisis tuviera una solución meramente económica no estarían reunidos los jefes de Estado y de Gobierno del G20 para resolverla. "Es la política la que tiene que cambiar la crisis", ha subrayado, de la misma manera que fue una decisión política la desregulación de los mercados.

LA MANO INVISIBLE ES LA DE LA CODICIA

Así, ha pedido a sus voluntarios que salgan a explicar que la crisis ha tenido una "recaída", y que sean la "mano visible" del PSOE para denunciar que "la mano invisible" del mercado es la de "la codicia, el egoísmo y la irresponsabilidad".Y además les ha emplazado a mirar y a contar las conclusiones de la reunión del G20, puesto que está convencido de que la cumbre de Cannes (Francia) dirá "lo mismo" que el PSOE sobre la necesidad de estimular la economía con dinero público y no limitarse sólo a hacer políticas de ajuste; posición que ha calificado como de una "lógica impecable".

En este sentido, ha defendido que los ajustes "son necesarios pero no suficientes" para salir de la crisis y que "habrá que volver a recurrir a los poderes públicos para fortalecer la inversión y la creación de empleo" y para ello, pedir que echen "una mano" los que menos han sufrido la crisis. "Hay que decir a Europa que se mueva, al BCE que no basta con el esfuerzo de ayer y a Alemania que es el momento de que tire de la economía", ha manifestado.

El candidato ha elogiado a los voluntarios por ser una voz "genuina" y "desinteresada", porque ayudan en la campaña y no aspiran a ser "diputados ni senadores ni nada", y les ha pedido que aprovechen los 15 días de campaña para dirigirse a los "millones de españoles" que están esperando "razones para volver a creer en el PSOE". "Una cosa es entrar en la recta y otra llegar a la meta, os lo dice quien lo ha hecho muchas veces en la realidad deportiva y en la vida política", ha precisado.