Rubalcaba propone una oficina antifraude fiscal que coordine las inspecciones

nacional

| 19.09.2011 - 10:26 h
REDACCIÓN

El candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha defendido hoy "ajustar" la legislación para que las comunidades autónomas no cobren "dos veces" por el Impuesto de Patrimonio. En una conferencia organizada por "El Periódico de Cataluña", Rubalcaba ha dado a entender que, una vez reactivado el Impuesto de Patrimonio, se pondrá fin a la compensación a las comunidades autónomas, ya que "no es razonable recibir dos veces por lo mismo", ha remarcado.

Este lunes, el líder del PP, Mariano Rajoy, ha asegurado que la idea de Rubalcaba de generar 300.000 empleos con los ingresos del Impuesto sobre el Patrimonio es "simplemente falsa", porque lo gestionan las comunidades, y ha pedido a los candidatos que no hagan demagogia ni mientan. Rubalcaba le ha replicado que su acusación de mentir era "muy grave", ha defendido la viabilidad de su propuesta y ha opinado que Rajoy está "más preocupado" por los grandes patrimonios que por "echar una mano a los jóvenes".

El dirigente socialista ha lamentado que Rajoy suponga que las comunidades no destinarán a fomentar el empleo los 1.000 millones de euros que calcula que se obtendrán al recuperar Patrimonio. Rubalcaba ha concluido que el Impuesto de Patrimonio no se eliminó, sino que se bonificó al 100%, y ha insistido en que la recaudación corresponde al conjunto de las administraciones públicas.

OFICINA ANTIFRAUDE FISCAL QUE COORDINE LAS INSPECCIONES

Alfredo Pérez Rubalcaba, ha propuesto la creación de una oficina contra el fraude para coordinar la inspección fiscal, la que realiza el Ministerio de Trabajo y la que llevan a cabo las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Rubalcaba ha avanzado su intención de crear esa oficina. El exvicepresidente del Gobierno ha recordado que el año pasado la inspección fiscal detectó 10.000 millones de euros de fraude y este año va por unos 6.000, lo que le ha llevado a concluir que es necesario hacer frente a este problema. Para ello, ha planteado la creación de esa oficina para mejorar la coordinación existente entre los servicios de la inspección fiscal, del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social y de todos los cuerpos policiales, tanto estatales como autonómicos. "Una oficina que permita conectar las bases de datos de Hacienda, de la Seguridad Social y de las policías. Eso va a funcionar y eso es declarar la guerra la fraude", ha recalcado.

Ha añadido que esa decisión se adoptará defendiendo los derechos fundamentales, como no podía ser de otra forma, y ha explicado que descubrir ese fraude no sólo da dinero líquido para el año en curso, sino que aumenta la base impositiva para siempre. En el repaso de sus propuestas económicas ha vuelto a defender un impuesto para las grandes fortunas y otro para que los bancos contribuyan a la creación de empleo juvenil.

En relación con el primero, ha insistido en que no afecta a las clases medias y ha aprovechado para mostrarse totalmente contrario a subir la presión fiscal de este sector de la sociedad porque sería "un error". En ese contexto, ha dicho que no es partidario de tocar el IRPF en su conjunto, porque ya se ha avanzado en su progresividad y volver a modificarlo no tendría sentido. "Otra cosa es que toques las rentas de capital", ha precisado antes de abanderar la necesidad de un plan de ahorro en la estructura de la Administración del Estado, en el que ha enmarcado la revisión del papel de las Diputaciones Provinciales.

Rubalcaba ha repasado el origen de la crisis económica, que ha insistido en que es de carácter global, ha reprochado la actitud que el PP ha mantenido ante ella en España y ha hecho hincapié en que mientras no se resuelva el problema de Grecia no se pondrá fin a la inestabilidad de los mercados. El candidato socialista ha vuelto a defender medidas como los eurobonos, la bajada de tipos por parte del Banco Central Europeo y una armonización fiscal.Para Rubalcaba, España tiene que mejorar su productividad, y se ha mostrado convencido de que es posible hacer frente al problema del desempleo con esfuerzos desde el sector público hasta la recuperación de la economía.