Rubalcaba propone subir los impuestos del tabaco y el alcohol para financiar la Sanidad

Una subida del 10%, exceptuando la cerveza y el vino

nacional

| 01.10.2011 - 12:25 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

El candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, se ha comprometido hoy a recoger en el programa electoral de los socialistas una subida del 10 por ciento de los impuestos del tabaco y del alcohol -excepto cerveza y vino- para garantizar la financiación del sistema público de salud.

Rubalcaba ha hecho esta propuesta durante su intervención en un foro sobre el sistema sanitario, dentro de la segunda jornada de la Conferencia Política del PSOE, en la que se sentarán las bases del programa electoral para los comicios del 20N.

Con esta medida, Rubalcaba quiere evitar fórmulas como el copago para que el sistema sanitario español, "la joya de la corona" del estado del bienestar, mantenga sus características fundamentales y siga siendo "universal, bueno y barato".

Rubalcaba ha estimado que el Estado recaudaría 1.000 millones de euros, la mitad del déficit que, según sus estimaciones, tendrá el sistema sanitario en 2012, según ha explicado durante su intervención en un foro sobre sanidad en el marco de la Conferencia Política de la que saldrá la base del programa electoral del PSOE.

Junto a la subida de estos impuestos, el candidato ha propuesto eliminar las exenciones fiscales a las empresas que contratan seguros privados para sus trabajadores, lo que permitiría recaudar otros 300 millones. Rubalcaba ha subrayado que el Gobierno acaba de hacer una reforma por la cual "todo el mundo está ya cubierto" por la sanidad pública, de manera que no tiene sentido incentivar fiscalmente la sanidad privada.

En tercer lugar, ha propuesto mejorar la gestión de cobros por parte de la sanidad pública, por un lado para que las mutuas aseguradoras -de accidentes laborales o de tráfico-- paguen "del todo" las prestaciones que aseguran -y que cobran por ello a sus asegurados-- y por otro para que los sistemas sanitarios de otros países europeos paguen por las prestaciones que reciben en España sus nacionales.

Rubalcaba ha dejado claro que no se refería a los europeos empadronados sino a los que "vienen y van". Según el candidato, "sin un gran esfuerzo" esta mejora en la gestión de los cobros permitiría recaudar 700 millones de euros.