Rubalcaba pide retirar unos Presupuestos "injustos, ineficaces" y de país intervenido

Montoro: "No vamos a aplicar ningún tipo de IPC extraño a nadie"

Rubalcaba en el Congreso

nacional

| 23.10.2012 - 18:15 h
REDACCIÓN

El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha reclamado la retirada de los presupuestos para 2013 porque son "increíbles, ineficaces e injustos" y porque en contra de lo defendido por el ministro de Hacienda son "los menos sociales de toda la crisis" y propios de un país "intervenido".

En su réplica al ministro durante el debate sobre las enmiendas a la totalidad al proyecto de presupuestos para 2012, Rubalcaba ha subrayado que son unas cuentas que llegan "muertas" a la Cámara, y ha reclamado al ministro Cristóbal Montoro que aclare si vendrán sucedidos de importantes recortes, como pasó con los de 2012. En una intervención jalonada de aplausos por parte de la bancada socialista, Rubalcaba ha reclamado al Gobierno que busque aliados en Europa y les convenza de que la senda de déficit marcada "es sencillamente imposible de cumplir".

"Hagan valer en Europa los esfuerzos de ajuste que nuestro país está haciendo. Porque este que hoy discutimos es el Presupuesto de un país intervenido". Rubalcaba se ha mostrado sorprendido de que Montoro haya basado la defensa del presupuesto para 2013 en el "buen hacer" del de 2012, cuando éste fue a su entender una "chapuza".

"Traen un proyecto de presupuesto que no cree nadie, absolutamente nadie, y que para mayor escarnio toma como punto de partida para su elaboración el de 2012, derogado de facto en julio", cuando se aprobaron recortes para ahorrar antes de que finalice 2014 un total de 65.000 millones de euros.

MONTORO "OCULTA DATOS" QUE DESCUBRE BRUSELAS

Además le ha preguntado a Montoro si no le da "vergüenza" subir a la tribuna tras haber "ocultado datos" que se han conocido a través de Bruselas, como que este año habrá un desfase de 10.500 millones de euros en gasto en pensiones y desempleo. Por eso, ha considerado que se trata de un presupuesto "increíble", en cuyos fundamentos (una recesión del 0,5 % en 2013) no cree ninguna institución nacional o internacional, como tampoco son "creíbles" sus previsiones de ingresos.

Según Rubalcaba, al igual que en 2012, además de "increíbles", los presupuestos serán "ineficaces", porque no harán otra cosa que "profundizar en la crisis", sin por ello conseguir cumplir con el déficit, "y para un gobierno que todo lo fía a la reducción del déficit, el incumplimiento del objetivo no es un contratiempo, es un fracaso en toda regla".

Para el líder de la oposición -que además ha reclamado en dos ocasiones al ministro que aclare si van a actualizar las pensiones este año- el problema "adicional" de los presupuestos es que su estrategia de salida de la crisis está basada en "grandes dosis de austeridad para los que menos tienen y una intensa devaluación de los salarios, no los beneficios".

NINGÚN TIPO DE IPC EXTRAÑO

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, aseguró este martes que "no vamos a aplicar ningún tipo de IPC extraño a nadie en España", y agregó que "el IPC es el que es". Así lo indicó desde la tribuna del Congreso de los Diputados, durante el debate de totalidad del proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2013 en su respuesta al portavoz de CiU, Josep Antoni Durán i Lleida.

El responsable de CiU preguntó al ministro si el Gobierno se estaba planteando referenciar la revalorización de las pensiones con un IPC diferente al general, como podría ser el IPC a Impuestos Constantes, que en septiembre se situó dos puntos por debajo del general.

"No hay ningún proyecto del Gobierno de referir ningún gran grupo social a ningún IPC fuera del que está homologado en Europa y en el mundo", aseguró Montoro. El responsable de Hacienda indicó que "lo que sí tenemos que hacer y estamos haciendo como Gobierno es combatir la elevada inflación". "Es una tarea que tenemos pendiente y que es muy importante para ganar bienestar y para fortalecer las bases del crecimiento económico", sentenció.