Rubalcaba pide "humildad" a Rajoy y Olli Rhen antes de desdeñar su propuesta

La Comisión Europea recuerda que el dinero de ayuda bancaria no puede ser usado para otro fin

nacional

| 07.05.2013 - 10:45 h
REDACCIÓN

El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha reclamado este martes al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y al comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rhen, un "poquito de humildad" y que no desdeñen "por principio" su idea de destinar 30.000 millones de euros del MEDE (Mecanismo Europeo de Estabilidad) a reactivar la economía española.

En una entrevista en la Ser, Rubalcaba ha vuelto a arremeter contra "esos señores de Bruselas que no tienen nombre ni apellidos y que parece que han hecho todo bien, pero que por su culpa estamos así", y ha dicho que le "sorprende la reacción esa de 'por principio, no", con la que han despachado su propuesta.

"Oiga, si estuviéramos bien, nos podríamos permitir el lujo de desdeñar todas las ideas, pero por eso ¡un poquitito más de humildad, señor Rajoy! ¡un poquito más de humildad, señor Olli Rhen! Vamos a admitir que esto va mal; el señor Rubalcaba está haciendo un ejercicio de humildad, pido que los demás lo hagan", ha clamado.

PRESENTARÁ SU PLAN ESTE JUEVES

Rubalcaba ha explicado que su Plan de Reactivación Económica se presentará oficialmente el próximo jueves, tras el debate de mañana con el presidente del Gobierno en el Congreso, en el que espera que Rajoy le aclare algunas cuestiones del Plan Nacional de Reformas 2013 que ha enviado a Bruselas.

Ha señalado que mañana va a "escuchar" a Rajoy, a "procurar analizar las reformas que él propone" y a "tratar de buscar los puntos de acuerdo". "Espero que, a partir de ahí, él me escuche", ha agregado.

Tras defender la necesidad de "encontrar soluciones entre todos" a la "dramática" situación que vive España, el líder socialista ha destacado que mantiene con IU un "punto de entendimiento" en la "reforma fiscal en profundidad" que ambos propugnan para obtener más ingresos y "combatir el fraude, enquistado en tantos vericuetos del sistema".

No obstante, ha advertido a Cayo Lara de que "esa reforma va a tardar dos años en entrar en vigor y mientras necesitamos dinero".

Además de los 30.000 millones del MEDE, Rubalcaba ha apuntado que su plan propone obtener dinero del Banco Central Europeo y del Banco de Crédito Europeo y ha hecho hincapié en que no está proponiendo dedicar lo concedido a la banca española "para cosa distinta de la que se pensó, sino hacerlo antes".

Ha dicho que le parece "bien" la reunión que ha convocado Rajoy para el 16 de mayo con los sindicatos y empresarios, y que eso es una parte de lo que él propone, ya que después vendrían reuniones con los grupos políticos y con las comunidades autónomas para buscar un "acuerdo de rentas" que reparta los costes de la salida de la crisis sin perder de vista la cohesión social.

LA COMISIÓN EUROPEA RECUERDA

Mientras, la Comisión Europea (CE) reiteró hoy que la ayuda financiera de hasta 100.000 millones de euros concedida a España por sus socios europeos para sanear su sistema bancario, solo puede ser empleada para este fin y no para otros propósitos.

"Sobre el uso de los fondos concedidos por el Eurogrupo a España, estos fondos son para la recapitalización de los costes ligados a la reestructuración del sector bancario en el marco del memorando de entendimiento" negociado con el Gobierno español, señaló el portavoz de Asuntos Económicos y Monetarios de la CE, Simon O'Connor.

En la rueda de prensa diaria de la CE, el portavoz comunitario declinó valorar la propuesta del líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, de destinar 30.000 millones de euros del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) a reactivar la economía real del país."No tenemos comentarios sobre las propuestas del señor Rubalcaba", aseguró."

No quiero entrar en una especulación inútil sobre esta cuestión, el memorando es muy claro y la declaración del Eurogrupo del 20 de julio del año pasado también es muy clara sobre el uso de este dinero", agregó.

O'Connor recalcó que los fondos que eran necesarios para la recapitalización de los bancos españoles han sido desembolsados (unos 40.000 millones de euros) y que "por el momento no hay otras exigencias en vista para las entidades", si bien se trata de un proceso de continua evaluación.

"No hay otros usos previstos por la decisión del Eurogrupo, y el resto son especulaciones en las que no voy a entrar", zanjó el portavoz del vicepresidente de la CE y comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn.