Rubalcaba ofrece pactos y asegura que no le cuadran las cuentas

Rubalcaba se ofrece para pactar la política europea, la fiscal y un gran acuerdo por el Empleo

Sólo con ajuste social no llegamos a la consolidación fiscal y al crecimiento económico

Rubalcaba: alargar el bachillerato es poner "patas arriba" la educación

Rajoy mantendrá la edad de jubilación a los 67 años

nacional

| 19.12.2011 - 16:46 h
REDACCIÓN

El presidente del grupo socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha ofrecido pactos al líder del PP, Mariano Rajoy, en materia económica, política exterior o sanidad, pero le ha pedido mayor concreción en su programa de gobierno y que aclare cuándo dará las "malas noticias" como la subida del IVA. El portavoz socialista ha advertido al nuevo presidente que sólo con un ajuste social "no llegamos" a la consolidación fiscal y a recuperar el crecimiento de la economía, ya que una política de consolidación fiscal excesiva conduce al "estrangulamiento".

Durante su discurso de réplica, Rubalcaba ha adelantado el voto contrario del PSOE a la investidura de Rajoy, pero ha prometido que los socialistas practicarán una oposición leal y constructiva. "Si nuestro voto va a ser negativo, que lo va a ser, nuestro espíritu va a ser positivo", ha remachado.

Aunque ha dicho compartir con Rajoy algunas de las propuestas de su discurso, le ha emplazado no obstante a desvelar cuanto antes las "malas noticias" y a aclarar si va a subir el IVA o no o si tiene pensado modificar la edad de jubilación legal o el cálculo de años trabajados para cobrar la pensión.

Y es que, a su juicio, hay algunas cuentas que no le cuadran tras escuchar a Rajoy, habida cuenta de que ha anunciado exenciones y bonificaciones y ha garantizado una reducción del déficit de 15.600 millones sin decir de dónde va a sacar los recursos para compensarlo.

En este sentido, Rubalcaba se ha mostrado partidario de subir algunos impuestos, sólo a quien pueda pagarlos, y ha expresado su seguridad en que Rajoy acabará subiendo el IVA.

Para el portavoz socialista, España tiene que afrontar la crisis desde su vertiente mundial, europea y nacional, por lo que ha instado a Rajoy a detallar su postura en torno a la implantación de eurobonos o al papel que debe tener el Banco Central Europeo (BCE).

Además, ha insistido en la necesidad de compatibilizar las políticas de austeridad y consolidación del déficit con otras de estímulo de la economía, convencido de que el ajuste está asfixiando el crecimiento.

En este punto, ha formulado a Rajoy una propuesta "sincera" para pactar con el PSOE la política económica.

ASEGURAR LA IGUALDAD SIN DESMANTELAR EL ESTADO DEL BIENESTAR

Otro pacto lanzado por Rubalcaba ha sido para garantizar la igualdad en la prestación de los servicios básicos como la sanidad, temeroso de que con el pretexto de la austeridad se estén restringiendo derechos en esta materia. Así las cosas, ha garantizado que el PSOE estará al lado del Gobierno si es necesario cambiar leyes para asegurar esa igualdad, incluso si es necesario modificar la ley de financiación autonómica.

Rubalcaba también ha marcado las "líneas rojas" que los socialistas no están dispuestos a permitir que se traspasen y que ha resumido en que no van a consentir que el PP utilice la crisis económica como excusa para desmantelar el Estado del bienestar.

Ha convenido en la necesidad de reducir duplicidades administrativas y caminar en pro de la simplificación, así como en bajar gastos para la creación y consolidación de empresas y en acelerar la reforma del sistema financiero.

No obstante, ha advertido de que no le parece bien comprar los activos tóxicos de los bancos con dinero público y ha sugerido otras vías para que el crédito llegue a las empresas y a las familias, por ejemplo a través del ICO o forzando a las cajas de ahorro.

También le ha pedido a Rajoy tiempo para ver si funciona la reforma laboral antes de llevar a cabo una nueva y le ha recordado que con el mismo sistema de relaciones laborales hay comunidades autónomas con un 12 por ciento de paro y otras con un 30 por ciento. Ahora bien, "si se quiere meter" en otra reforma laboral, le ha realizado dos acotaciones para dejarle claro que la negociación colectiva es sobre todo un instrumento de paz social y, por lo tanto, "extraordinariamente competitiva", y para decirle que ya existen en España numerosas fórmulas de contratación, pese a que en la práctica sólo se utilizan cuatro.

Los socialistas, ha dicho su portavoz, se van a oponer al contrato único si Rajoy pretende establecerlo.

Sobre la estabilidad presupuestaria, ha subrayado que ya existe una ley, además de la reforma de la Constitución acordada el pasado verano entre el PSOE y el PP. Ha ido más allá en este punto al proponer a Rajoy aumentar el porcentaje de déficit estructural pactado del 0,4 al 0,5 por ciento que ha recogido la UE. "Igual conviene que nos demos un segundo pensamiento en este acuerdo", ha dicho Rubalcaba, quien ha contrarrestado las quejas de la bancada popular sobre la duración de su discurso asegurando que en su primer debate de investidura Rajoy empleó 50 minutos.

ALARGAR EL BACHILLERATO ES PONER "PATAS ARRIBA" LA EDUCACIÓN

La propuesta de Rajoy de aumentar el Bachillerato le parece a Rubalcaba que va a poner "patas arriba" la enseñanza en una parte tan sensible como la secundaria.

En materia energética, ha sugerido a Rajoy que copie la política alemana de cierre de nucleares en vez de "importar" los "minitrabajos".

Una de sus últimas referencias ha sido para la lucha antiterrorista, en la que ha reconocido la potestad del presidente del Gobierno y de su ministro del Interior para marcar la pauta.

Después de reiterar la lealtad del PSOE en esta materia, Rubalcaba ha hecho hincapié en que "las pocas cosas" que escuchará de su boca estarán relacionadas con la paz, la justicia, la dignidad y la memoria, porque los socialistas no van a consentir que la historia la escriben los verdugos en contra de las víctimas.

RAJOY RESPONDE QUE NO TIENE INTENCIÓN DE SUBIR LOS IMPUESTOS

En su réplica, Rajoy aseguró que no tiene intención de subir los impuestos y que mantendrá la edad de jubilación a los 67 años de acuerdo con el compromiso asumido por España con Bruselas.

El candidato a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que no tiene intención de subir los impuestos, ya que considera que "no es lo más razonable" dadas las dificultades que están atravesando las empresas y ciudadanos españoles. Rajoy ha respondido así al líder del grupo socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, que durante su intervención en el debate de investidura le ha pedido que aclarara si pensaba subir el IVA u otros impuestos dentro de su plan para reducir el déficit en 16.500 millones de euros en 2012.

El líder del PP ha insistido en que el cumplimiento del objetivo de déficit público del 4,4 % del PIB será la directriz principal que seguirán los Presupuestos Generales del Estado que tiene previsto presentar antes de que finalice el primer trimestre. No obstante, ha dicho que antes de concretar los planes presupuestarios, esperará a conocer las previsiones macroeconómicas que la Comisión Europea publicará en enero. En línea con esas previsiones, su Gobierno elaborará el cuadro macroeconómico para el próximo año y a continuación fijará el techo de gasto presupuestario, la base de los presupuestos generales. Según ha dicho, hasta que no se sepa cómo van a quedar los ingresos y gastos de 2011, será difícil hacer planes concretos.

Rubalcaba también le ha pedido que explique lo que significa que la pensión sea mas proporcional a las cotizaciones y le ha recriminado que se opusiera a la reforma del sistema de la Seguridad Social y ahora pretenda acercar la edad real de jubilación a la edad legal. "No sé si dice la legal que ya son 67 años u otra o si usted va a cambiarla y retroceder a los 65 años", ha aseverado, tras preguntarle "cuándo va a dar las malas noticias".

Por su parte, Mariano Rajoy aseguró que mantendrá la edad de jubilación a los 67 años, porque es un compromiso asumido por España ante la Unión Europea. "No voy a cambiar la ley porque una de las obligaciones que tengo como gobernante responsable es asumir los compromisos que fuera ha asumido el gobierno de la nación y en el programa de estabilidad del Reino de España está este compromiso", ha aseverado.