Rubalcaba dice no se marchará el 20N si pierde las elecciones

nacional

| 11.11.2011 - 14:50 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha evitado una vez más precisar qué hará si pierde las elecciones, pero sí ha dejado claro que si decidiese marcharse no sería la misma noche electoral: "Esa noche no me iré", ha dicho en respuesta a preguntas enviadas a través de Twitter, pidiendo a los internautas que vuelvan a preguntárselo el día 21 de noviembre, o mejor el 22 o el 23 porque es una "persona reflexiva".La respuesta la ha propiciado una pregunta sobre si dimitirá en caso de perder las elecciones, como hizo Joaquín Almunia en 2000. Rubalcaba ha respondido de inmediato que no, pero explicando que él sólo es candidato, no secretario general del PSOE como era Almunia, de manera que "difícilmente" puede dimitir. "Pero esa noche no me iré", ha remachado.

Como es su costumbre, no ha respondido a si aspirará a ser secretario general del PSOE sean cuales sean los resultados electorales -ha dejado la pregunta para el día 22 o el 23-- y ha rechazado el término "inhabilitación" cuando se le ha preguntado por debajo de qué resultado se consideraría inhabilitado para aspirar a liderar el PSOE. "El término inhabilitado es muy duro", ha dicho.

Por ahora, ha insistido, sólo está "corriendo la recta final y recortando terreno". De eso, ha asegurado, está seguro --"te lo digo yo"-- porque "los partidos tienen formas de saber lo que está pasando" y porque el candidato nota y siente como está su gente y "la sociedad". "Y yo te digo que estamos recortando", ha remachado.

GONZALEZ Y ZAPATERO, COMO PAPA Y MAMA

El candidato ha esquivado la pregunta de a quién considera mejor presidente del Gobierno, si a Felipe González o a José Luis Rodríguez Zapatero replicando que eso es como cuando a uno le preguntan si quiere más "a papá o a mamá" --sin precisar quien sería quien en este caso pese a la insistencia del moderador, Antonio Gutiérrez Rubí--.Tampoco ha precisado quiénes conformarían su "once político" (como si tuviese que seleccionar una alineación de fútbol entre sus colaboradores) y se ha quedado con los 52 cabezas de lista del PSOE a las generales, con los que "salen casi cinco" equipos.

Además, ha asegurado que tiene "la conciencia tranquila" y ha ironizado con que lo que no le deja dormir son sus colaboradores, que le ponen una "agenda insufrible". Luego ha añadido que también le quita "un poco el sueño" el hecho de que tiene mucha responsabilidad. Según ha dicho, se siente "muy bien" consigo mismo, "muy reponsabilizado" y "agradecido" a su partido. "Sé que el tema es complicado pero he hecho muchos temas complicados en mi vida", ha añadido.

Rubalcaba ha asegurado que tras las elecciones seguirá activo en Twitter, donde cree que hay "muchas ideas y excelentes titulares" y ha insistido en que muchos de sus 'tuits' los escribe personalmente desde su iPad, igual que sus discursos.

RESPUESTAS EN 9 SEGUNDOS

El candidato ha respondido en directo por 'vídeo stream' a preguntas llegadas a través de Twitter y moderadas por el consultor político Antonio Gutiérrez Rubí, que le ha instado a limitarse en sus respuestas 9 segundos, lo que ha considerado equivalente a los 140 caracteres de un tuit. Rubalcaba ha sido en general disciplinado, pero no sin protestar amablemente por esta limitación. "El pensamiento es complejo, hay cosas que no se resuelven en un sí o un no, sintetizar según que cosas en 140 caracteres es tremendamente difícil", ha dicho. De hecho, en algún momento ha dicho estar cansado por el esfuerzo de resumir.

Y le ha llamado la atención haber recibido pocas preguntas sobre la Europa a dos velocidades, aunque el asunto esté "desmentido ya", sobre la difícil situación de Italia y sobre los datos de crecimiento de la UE. "Al final de la crisis o salimos todos o no salimos", ha vuelto a defender.