Rubalcaba descarta el referéndum e invita a los compañeros críticos a leerse el acuerdo

Queda en evidencia al saberse que las conversaciones con Rajoy las ha mantendio Zapatero, no él

nacional

| 26.08.2011 - 13:56 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Varios barones y hombres importantes del PSOE son contrarios a la reforma constitucional. Por su parte, Rubalcaba a se ha visto forzado a dar explicaciones después de decir primero que él llevaba las negociaciones y quedar en evidencia al saberse que han sido conversaciones directas entre Zapatero y Rajoy.

El lunes, en Ferraz, el Secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, reúne a todos los barones socialistas para intentar acabar con la rebelión interna que rechaza la reforma constitucional. A pesar de que Alfredo Pérez Rubalcaba se autoproclamó al frente de la reforma, la realidad ha sido otra: Zapatero y Rajoy han sido quienes desde Moncloa han liderado las negociaciones.

El candidato del PSOE para las elecciones del 20-N, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha descartado hoy la celebración de un referéndum para que los ciudadanos ratifiquen la reforma de la Constitución pactada con el PP y ha invitado a sus compañeros socialistas críticos a leerse el texto acordado, del que dice estar satisfecho.

Rubalcaba se ha expresado en estos términos en rueda de prensa, después de que los dos partidos mayoritarios hayan registrado esta mañana una proposición de ley conjunta que podría ser aprobada por el Congreso la próxima semana, que establece una disciplina presupuestaria para las administraciones públicas sin recoger cifras concretas. "Yo mismo tenía reticencias", ha admitido al ser preguntado por las dudas de algunos compañeros suyos de partido, antes de insistir en que el acuerdo finalmente es bueno para el país, porque recoge una imprescindible estabilidad presupuestaria, una cierta flexibilidad para cuando "vienen mal dadas" y una referencia europea.

Además, ha restado importancia a las palabras de la portavoz parlamentaria del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, que ha minimizado el papel de Rubalcaba en la negociación. "He estado en muchos sitios del barco y lo último que me ha importado es quién maneja el timón o quién hecha el carbón", ha señalado, y ha reiterado que él quería un acuerdo que recogiera los principios que finalmente se han incluido.