Sáenz de Santamaría, a Rubalcaba: "Usted es lo último que necesita España"

El candidato del PSOE dice que dejará "el Gobierno cuando mis responsabilidades sean incompatibles con las del partido"

nacional

| 08.06.2011 - 09:19 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunció este miércoles que piensa renunciar a sus actuales responsabilidades en el Ejecutivo "cuando crea que son incompatibles" con las de candidato del PSOE para las próximas elecciones generales.

Rubalcaba adquirió este compromiso en el Pleno del Congreso de los Diputados en respuesta a una pregunta de la portavoz del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, quien le afeó que utilice sus cargos en el Ejecutivo para hacer campaña como aspirante a las primarias del PSOE.

"Dejaré el Gobierno cuando crea que mis responsabilidades son incompatbles con las del partido, pero lo que no voy a hacer es callarme", sentenció Rubalcaba con tono enfadado.

Sáenz de Santamaría le había recriminado "cuánto le gustan los cargos y qué poco las responsabilidades" y, en un ataque a su futura candidatura por el PSOE a La Moncloa, espetó a Rubalcaba que "usted es lo último que necesita España".

La portavoz del PP aprovechó la crisis del pepino español para reprochar a Rubalcaba que "presume de ser esprinter, pero tardó una semana en ponerse cartas al asunto" para defender a los agricultores afectados por las acusaciones de Alemania.

"Usted sólo da la cara cuando está resuelto el problema". "Las fotos, cuando no hay riesgo, y las candidaturas, cuando se ha eliminado a la competencia", remachó en alusión a la retirada de Carme Chacón de las primarias del PSOE antes de que se convocaran oficialmente.

Saénz de Santamaría atacó también la larga trayectoria de Rubalcaba, primero en los gobiernos socialistas de Felipe González y ahora en los de José Luis Rodríguez Zapatero. "Quien lleva siete años de la mano de Zapatero tiene poco que presumir y mucho de lo que arrepentirse", apostilló.

La portavoz popular cuestionó que Rubalcaba llegase "hace 20 años al Gobierno de Felipe González y ahora en 20 días quiere presentarse como persona ajena al Gobierno de Zapatero" para optar con más posibilidades a las próximas generales.

LA CRISIS DEL PEPINO

Criticó a Rubalcaba por estar "entretenido sin gobernar a ver si a alguien se le olvida que forma parte del Gobierno" de Zapatero, que es lo que cree que "lleva haciendo desde el 26 de mayo", cuando estalló la crisis de los pepinos.

"Cuando una socialista alemana estaba poniendo en peligro al campo español, a usted sólo le preocupaba que una socialista española le despejara el campo de su partido", agregó en referencia otra vez a Carme Chacón y las primarias del PSOE.

Reprochó al vicepresidente que "una semana y 200 millones después" hizo un viaje a Almería a la vez que se desplazaba a Andalucía para celebrar su primer acto del PSOE como candidato propuesto para La Moncloa.

Rubalcaba negó la mayor y defendió que sus prioridades "son las del Gobierno y coinciden con las de los españoles", especialmente en lo que se refiere a la creación de empleo.

El vicepresidente primero del Ejecutivo indicó que el problema del PP es que "no le gusta de mí que les digo las cosas que no quieren oir", porque en estas dos últimas semanas se han dedicado a sacar a sus "educados portavoces" para arremeter contra el Gobierno.

También sacó a relucir el "lapsus freudiano" de Mariano Rajoy al hablar del Estado del Bienestar de los países africanos con el de España, que en su opinión significa que quiere recortar derechos sociales y prestaiones públicas.

Destacó que, tras los comicios del 22-M, el PP se dedica ahora a lanzar acusaciones contra la deuda de las comunidades autónomas en un intento de comparar Castilla-La Mancha con Grecia.

Como conclusión, Rubalcaba pidió a los populares que "piensen alguna vez en el interés general" y ayuden al Gobierno en las reformas necesarias para salir de la crisis económica.