Rubalcaba dejará el cargo en un congreso extraordinario del PSOE en julio

afirma que que debe ser otro equipo el que gestione el futuro del partido

"Hace ya tiempo que tenía decidido no presentarme a las primarias"

No revela si se retirará y dice que su proyecto debe ser continuado

Navarro seguirá al frente del PSC y convoca un Consell para impulsar cambios

López Aguilar cree que hacen falta "todos los cambios del mundo" en el PSOE

nacional

| 26.05.2014 - 13:09 h
REDACCIÓN

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, no terminará su mandato; los malos resultados electorales "sin paliativos" en las europeas le han llevado a asumir su fracaso y a anunciar la convocatoria de un Congreso Extraordinario para dar paso a una nueva dirección.

Con la solemnidad de las grandes ocasiones y la serenidad de una decisión reflexionada, Rubalcaba ha asegurado que ha escogido esa opción porque le parece la "forma ideal de combinar responsabilidad política inmediata y una nueva dirección que organice las primarias abiertas".

Tras calificar él mismo de "atronador" el silencio que ha mantenido durante meses cada vez que se resistía "como gato panza arriba" a decir si optaría a las primarias para candidato a presidente del Gobierno, Rubalcaba ha desvelado que la decisión de no presentarse "ya la tenía tomada hace tiempo" y que al menos tres personas la conocían: Elena Valenciano, Óscar López y Felipe González.

La convocatoria del Congreso Extraordinario, que se celebrará el 19 y 20 de julio, ha sido respaldada de forma unánime por la Ejecutiva Federal: "No me siento solo, me siento perfectamente acompañado", ha dicho quizá por eso el veterano socialista.

Convencido de que el PSOE necesita una nueva dirección, pero no un cambio radical en su proyecto político, el que ha sido su líder durante los dos peores años de la historia reciente del partido ha confiado en que se complete la tarea que él y su equipo dejan a medias, incluida la celebración de las primarias abiertas.

RECHAZA DESVELAR SI ABANDONARÁ LA POLÍTICA

Por eso Rubalcaba, que no ha querido desvelar si se retirará de la política cuando sea relevado, ha defendido que, aunque él se vaya, el proyecto político que ha capitaneado durante dos años "debe ser continuado".

"Tenemos un proyecto a medias que espero que la nueva dirección del partido continúe al completo", ha dicho, tras remarcar sobre todo de la utilidad y vigencia de ese proyecto en lo que se refiere al "problema serio" de Cataluña.

A su juicio, ese problema "sólo se arregla iniciando un proceso de diálogo y de reforma de la Constitución", ha dicho, y aunque ha admitido el mal resultado "sin paliativos" también del PSC ha llamado a socialistas catalanes y españoles a "perseverar en ese proyecto".

"Estoy convencido de que esa será la opción que se abrirá paso y prefiero no pensar qué pasaría si no es así", ha alertado.

Aunque desde anoche se barajaba la posibilidad de que Rubalcaba anunciara su marcha, la salida más probable parecía la de un adelanto de las primarias abiertas de noviembre.

Finalmente se ha impuesto la tesis que parecía tener menos adeptos y que, según fuentes socialistas, no satisface a casi ninguno de los aspirantes a esas primarias, salvo al exlehendakari Patxi López, mientras que otros ven detrás la mano de la presidenta andaluza, Susana Díaz, para hacerse con las riendas.

Aunque la nueva dirección del partido podrá modificar el calendario previsto, Rubalcaba ha confiado en que éste se mantenga, lo que supondría abrir el proceso en septiembre y culminarlo con la votación a finales de noviembre.

"Sigo creyendo en las primeras abiertas como parte fundamental del proceso de renovación del PSOE y que lo acabará siendo del conjunto del sistema español", ha pronosticado.

Solo ante el atril, y ante la atenta mirada de Valenciano, el secretario general ha afirmado que en cada momento han hecho lo que creían que era mejor para el PSOE con independencia de sus "intereses personales" y ha argumentado que, si anunciaba que no se presentaría a las primarias, el ruido de ese mensaje hubiera sido "contradictorio" con su llamamiento al trabajo diseñado.

Cuando apenas quedan dos meses para el adiós, Rubalcaba ha garantizado que, mientras secretario general ejercerá como tal: "Seré secretario general, líder de la oposición, preguntaré al presidente y ejerceré todas mis funciones hasta el mismo momento en que el partido decida qué persona me sustituye".

NAVARRO SEGUIRÁ AL FRENTE DEL PSC Y CONVOCA UN CONSELL PARA IMPULSAR CAMBIOS

Por su parte, el líder del PSC, Pere Navarro, ha asegurado que se siente con "mucha fuerza y ánimo" para seguir "pilotando" el partido, aunque ha anunciado la convocatoria de un Consell Nacional en junio para impulsar cambios en la dirección y hacerla "cohesionada y capaz de afrontar los nuevos retos".

Después de que la Ejecutiva Federal del PSOE haya acordado convocar un congreso extraordinario el próximo julio para elegir a un nuevo secretario general, Navarro ha explicado que "respeta mucho" la decisión de Alfredo Pérez Rubalcaba y que, en todo caso, deberá ser el Consell Nacional del PSC el que decida si también se debe impulsar un congreso similar en el socialismo catalán.

LÓPEZ AGUILAR CREE QUE HACEN FALTA "TODOS LOS CAMBIOS DEL MUNDO" EN EL PSOE

El "número cuatro" del PSOE a las elecciones europeas, Juan Fernando López Aguilar, ha afirmado hoy que en el partido hacen falta "todos los cambios del mundo", tras haber perdido nueve eurodiputados y 15,4 puntos en los comicios. En declaraciones a los periodistas antes de participar en la Ejecutiva Federal de los socialistas en Ferraz, López Aguilar ha asegurado que el PSOE vive la situación "más dolorosa desde la Transición", y que para superarla hace falta un partido "diferente".

Ha admitido que, tras los resultados de ayer, están "muy preocupados" por la baja participación, pero sobre todo porque el PSOE no ha sabido "catalizar la subida de la izquierda, esa enormidad de votos de cabreo, de protesta, de malestar".Lo que hay que "debatir hasta la extenuación", ha dicho, es por qué esos votos que "han actuado contra el PP", que se "derrumba", no "han apostado" por el PSOE."Esto interpela seriamente la responsabilidad del PSOE", ha señalado, al tiempo que ha insistido en pedir "todos los cambios y toda la apertura del mundo".